Hasta el próximo 30 de abril, los agricultores y ganaderos de La Rioja podrán solicitar las ayudas directas de la Política Agrícola Común (PAC), con un montante global de 34,5 millones de euros.

Entre las novedades de esta campaña, se ampliará el sistema de monitorización para todas las ayudas, lo que permitirá a agricultores y ganaderos, a través de un sistema de alertas, corregir sin penalización los recintos de su solicitud en los que haya discrepancias.

Sin embargo, el cambio más importante es el que afectarán a los ganaderos de vacuno de cebo que declaran pastos comunales ya que las modificaciones introducidas a última hora en el real decreto que regula esta normativa, ha establecido que solo serán admisibles si la actividad de pastoreo se realiza con animales de la propia explotación.

Un cambio de reglas con el que ARAG-ASAJA no está de acuerdo ya que lo que debería haber tenido una transición real y moderada durante estos dos años antes de que entre en vigor la nueva PAC en 2023, se ha convertido en un salto hacia un nuevo modelo de PAC que ya tiene menos presupuesto y del que todavía se desconoce su aplicación en España.