La Consejería de Agricultura ha anunciado la puesta en marcha de una ayuda para el sector remolachero, en régimen de minimis, de hasta 500 euros por hectárea para compensar la progresiva caída de precios que sufre el sector desde el fin de las cuotas de producción. De esta manera se pretende paliar el importante desequilibrio del mercado que vive el sector derivada de la prolongada bajada de los precios. 

Esta medida de apoyo, que supone una cierta garantía para el mantenimiento de este cultivo estratégico en la comarca de La Rioja Alta, se concederá de forma directa, sin necesidad de solicitud y se tomará como referencia el precio medio del azúcar fijado en el mes de enero próximo. Además, supone un respiro para los remolacheros riojanos que han disminuido la superficie dedicada a este cultivo en el marco de la incertidumbre generada por Azucarera tras  la reducción de precios, incumpliendo así el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) vigente. En este sentido, ARAG-ASAJA, junto con sus homólogas de otras comunidades, va a acudir a la Corte de Arbitraje de Madrid, para dirimir las diferencias planteadas por Azucarera.

Por otro lado, la evolución de la campaña se encuentra en buenas condiciones sanitarias y con unos síntomas de cercospora, dentro de la normalidad. Para ampliar la información sobre estas ayudas y sobre la campaña, puedes acercarte a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.