La organización ha solicitado una reunión urgente a la Consejería de Agricultura para tratar de impedir que se materialice esta proposición

La organización agraria ARAG-ASAJA reprocha la propuesta que Agroseguro presentó ayer en Enesa (Entidad Estatal de Seguros Agrarios) de incrementar el precio, entre otras, de la línea 312 del seguro de uva de vinificación en Península y Baleares, justificándose en “la alta siniestralidad registrada en las últimas dos campañas” y considera que esta proposición debe reprobarse por atentar directamente contra los intereses de los viticultores.

La entidad aseguradora facilitó ayer al Grupo de Trabajo de Normativa, en la reunión mantenida en Enesa, un documento donde analizaba la siniestralidad de esta línea de seguro a nivel nacional y en algunas comunidades autónomas. La propuesta del citado documento consistía en aplicar un importante incremento de las tasas en La Rioja, País Vasco y Castilla y León, sin especificar la tarifa resultante, que se conocerá una vez que la presente a la Dirección General de Seguros.

ARAG-ASAJA ha solicitado una reunión urgente con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, en el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de La Rioja, para tratar este asunto con las diferentes entidades participantes en este grupo de trabajo y trasladen al Ministerio de Agricultura y Agroseguro, su rechazo a esta propuesta de subida del precio para el viticultor. .

La organización considera contraproducente esta decisión porque pone en riesgo el nivel de contratación actual, que ha registrado un aumento de un 10% en el último año y supondría desandar el camino de concienciación y convencimiento de los agricultores con el seguro de sus cosechas. Además, provocaría un efecto antiselección que consiste en que, poco a poco, sólo se suscribiría por aquellas explotaciones con mayor siniestralidad, con lo que se elevaría drásticamente el precio y acabaría siendo inasumible. Esto rompería, además, la solidaridad territorial del seguro agrario en nuestro país, creando agravios comparativos.

En La Rioja, en 2018, la contratación del seguro de uva se incrementó pasando de 1.691 pólizas a 2.274 con 25.965,96 hectáreas aseguradas, lo que supone una superficie total cubierta del 52 %.