La organización agraria considera inaceptable que todavía se desconozca si habrá medidas para salvar la rentabilidad de los viticultores de Rioja y cuál será su presupuesto final

ARAG-ASAJA pide al Ministerio de Agricultura que asuma “su responsabilidad y falta de previsión” para aplicar medidas de apoyo al sector del vino, independientemente de los fondos comunitarios

ARAG-ASAJA ha criticado hoy que Bruselas haya aplazado la decisión de conceder fondos adicionales con los que poder hacer frente a las dificultades del sector vitivinícola, hasta el próximo 26 de abril.

Una decisión “absolutamente decepcionante” para el sector que tenía puesta la vista en el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) que se ha celebrado esta semana y en el que figuraba en el orden del día la propuesta de medidas adicionales.

ARAG-ASAJA ha advertido además de las consecuencias que supone este aplazamiento para las posibles medidas que tendrían que poner en marcha la Consejería de Agricultura en La Rioja y que están relacionadas con la cosecha en verde y almacenamiento privado.

“La realidad es que en estos momentos lo único que hay encima de la mesa es que no solo no habrá más dinero, sino menos dinero para aplicar las medidas de apoyo al sector vitivinícola (PASVE) durante 2021”.  En concreto, señala, España sufrirá un recorte del 3,9%, es decir, dispondrá de casi 8,2 millones menos.

En este sentido, la organización ha calificado de “inaceptable” que todavía a estas alturas se desconozca si “habrá medidas para salvar la rentabilidad de los viticultores de Rioja y cuál será su presupuesto final”.

Por este motivo, ARAG-ASAJA ha pedido al Ministerio de Agricultura que asuma “su responsabilidad y falta de previsión” para adoptar medidas extraordinarias en el sector del vino para hacer frente a la crisis causada por la pandemia de COVID-19,  independientemente de los fondos comunitarios.