La organización reclama un plan de actuación urgente para revertir la decisión del Ministerio y adoptar un modelo compatible entre la actividad ganadera y el control de las poblaciones de lobo

ARAG-ASAJA rechaza utilizar las ayudas de la PAC y los ecoesquemas como apoyo a los ganaderos porque “el sector no quiere paguitas, quiere desarrollar su actividad y para eso es preciso controlar la población del lobo”. 

ARAG-ASAJA ha pedido hoy al Gobierno de La Rioja que “defienda de una vez por todas a la ganadería extensiva tras facilitar la Comunidad Autónoma con su voto la prohibición de la caza del lobo”.

Para ello, en una reunión mantenida para abordar la situación de la ganadería extensiva y el lobo, el presidente de la organización, Eduardo Pérez Hoces, ha pedido a la presidenta del Ejecutivo regional y a la consejera de Agricultura que “se posicionen» y expliquen el modelo de ganadería que quieren para la región, «si el que defienden los ecologistas o el que garantiza la supervivencia de los ganaderos de La Rioja y por tanto del mundo rural”.

En este sentido, ha reclamado un “plan de actuación urgente para revertir la decisión del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la necesidad de adoptar un modelo compatible entre la actividad ganadera y el control de las poblaciones de lobo”.

Asimismo, el presidente de ARAG-ASAJA ha criticado la “política de hechos consumados” que está practicando el Gobierno de La Rioja en relación al sector. “Lo que no puede ser es que exista la Mesa Ganadera y la Mesa de la Ganadería Extensiva y el Lobo y solo se nos informe a posteriori de una decisión que es fundamental”

Por eso, ha exigido al Ejecutivo que rectifique y “no adopte decisiones sin contar con los afectados, sin analizar y cuantificar las consecuencias de las mismas, al mismo tiempo que ha apuntado que todas las medidas que limiten la actividad agraria o ganadera «deben ir acompañadas de ayudas para la prevención y la reparación de los daños ocasionados”.

No obstante, y en relación con los anuncios que está haciendo el Ministerio, Pérez Hoces ha rechazado utilizar las ayudas de la PAC y los ecoesquemas como apoyo a los ganaderos porque “el sector no quiere paguitas, quiere desarrollar su actividad y para eso es preciso controlar la población del lobo”.