Esta propuesta, rehusada por ASAJA, afectaría en La Rioja en torno al 95% de los agricultores y ganaderos

11-- ARAG-ASAJA suscribe el llamamiento de ASAJA que considera inasumible para el sector agrario la propuesta recogida en el documento de consenso suscrito entre el Partido Socialista y Ciudadanos que contempla una reforma del sistema de módulos. Por su parte, Podemos propone eliminar el régimen de estimación objetiva en materia de actividades económicas, lo que supone la eliminación de los módulos del IRPF en el sector agrario. Un claro ataque frontal a los agricultores y ganaderos.

La propuesta conjunta del PSOE y Ciudadanos de realizar una reforma del sistema de módulos, haciendo que éste se encuentre menos vinculado al tipo o sector de actividad y más a los niveles máximos de ingresos y ventas, carece de sentido, máxime cuando los módulos están confeccionados para los niveles de ingresos medios y bajos, ya que para niveles de ingreso altos ya está el régimen de estimación directa del IRPF.

Desde ARAG-ASAJA  pensamos, igualmente, que aquellos que proponen este tipo de medidas desconocen absolutamente la situación fiscal de los sectores económicos y productivos de nuestro país. Concretamente, en el sector agrario riojano, el régimen de estimación objetiva del IRPF resulta ser el régimen mayoritario elegido por, aproximadamente, el 95 % de las explotaciones agrarias riojanas para tributar. Esto supone un 5% más que a nivel nacional, que se estima en un 90%.

El sistema, que es cómodo y sencillo de aplicar, está además fuertemente arraigado en el sector. Prueba de ello es que la cifra de declarantes ha permanecido constante desde su implantación en el año 95. Y desde el punto de vista de la lucha contra el fraude, el régimen de módulos de la agricultura resulta más transparente que cualquier otro, puesto que se obliga a los contribuyentes a declarar directamente los ingresos obtenidos en el ejercicio de la actividad.

Además, deberían conocer que el régimen de estimación objetiva del IRPF en agricultura está ligado al régimen especial agrario de IVA por el cual el agricultor no se deduce las cuotas de IVA soportadas en las adquisiciones de bienes o servicios empleados en la actividad y a cambio reciben una compensación a tanto alzado por la entrega y ventas de sus producciones de un 12 % en agricultura y de un 10,5 % en ganadería del precio de la venta. Por lo tanto también desaparecería este régimen de IVA con la eliminación de los módulos del IRPF.