La organización agraria exige al Gobierno de La Rioja que reaccione cuanto antes a las políticas adoptadas por el País Vasco y atienda a un sector damnificado con el reparto de las ayudas del Ministerio de Agricultura por el Covid-19

ARAG-ASAJA ha reclamado hoy al Gobierno de La Rioja que atienda los intereses del sector vitivinícola riojano con, al menos, “el mismo esfuerzo presupuestario” que el que otras administraciones están adoptando en regiones vecinas, como el País Vasco. Teniendo en cuenta, ha añadido, que el grueso de las ayudas del Ministerio al sector por la crisis del COVID-19 han dejado fuera a la viticultura de calidad.

La organización agraria ha defendido así los intereses de los viticultores riojanos para los que sigue reclamando más apoyo para el modelo de Rioja. En este sentido, ha advertido al Ejecutivo regional que es necesario pasar ya a la “acción” con más financiación que alivie al sector más afectado por el cierre forzoso del canal de hostelería durante los últimos casi tres meses. “Máxime, ha añadido, cuando las administraciones regionales de otras regiones vecinas que están en la misma situación ya están apoyando al sector con todos los instrumentos que tienen a su alcance, como la financiación o la promoción de sus vinos”.

En esta línea, ha reivindicado, una vez más, impulsar medidas más ambiciosas para La Rioja y su sector más emblemático ya que para la organización las propuestas aprobadas hasta ahora, básicamente exención de tasas para 2021 y la bonificación de intereses por la ampliación de los pequeños préstamos concedidos por la sequía y la helada de 2017, son “manifiestamente insuficientes”.

Por último, ARAG-ASAJA ha criticado nuevamente el plan del Ministerio de Agricultura de apoyo al sector del vino “por haber excluido a la viticultura de calidad del grueso de las ayudas planteadas a través de un presupuesto insuficiente y con una partida con las cartas marcadas”.