Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas, ARAG-ASAJA, UPA y UAGR-COAG, han lamentado hoy que el ministro de Agricultura, Luis Planas, haya rechazado su petición de mantener una reunión con el sector para trasladarle sus reivindicaciones, aprovechando su visita a La Rioja.

 Una visita planificada precisamente para abordar el reto demográfico y el despoblamiento rural, problemas que atañen especialmente a los agricultores y ganaderos, cuya actividad económica es el principal sustento del mundo rural.

Por este motivo, las organizaciones agrarias creen que el encuentro era oportuno, máxime cuando esta semana el Gobierno de España ha aprobado el Real Decreto Ley con medidas urgentes para el campo, y las OPAS quieren que se concreten los mecanismos para poder aplicarlas.  

Cabe recordar que las OPAS riojanas, en sintonía con las protestas celebradas en el resto del país, se han unido para trasladar un mensaje de unidad en defensa del sector. En concreto, sus peticiones se basan en reclamar rentabilidad y futuro para los agricultores y los ganaderos riojanos, frente a la desalentadora coyuntura de precios por debajo de los costes en varias producciones y en denunciar situaciones especialmente críticas, como por ejemplo las que se sufre en fruta de hueso, hortaliza, remolacha u ovino extensivo.