En las próximas semanas se renueva la representatividad del Consejo Regulador, y ASAJA ha pedido el apoyo de los viticultores como un valor seguro para la defensa de sus intereses y, sobre todo, de los precios de la uva.

Para ello, ha presentado un programa que puede consultarse en la web www.eligeasaja.com y con el que espera obtener la confianza del sector productor para seguir siendo una organización con peso y capacidad para proteger la rentabilidad de los viticultores en un momento muy complicado debido al impacto de la pandemia.

Entre las medidas propuestas, ASAJA defenderá que no haya plantaciones mientras no se recupere el precio de la uva, propondrá un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en época de crisis, y pedirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Calidad Alimentaria. Además, exigirá una reducción de la burocracia y que los controles no lastren ni perjudiquen las labores de los viticultores.

Por otro lado, ASAJA continuará exigiendo fondos extraordinarios europeos y nacionales para hacer frente a la crisis por Covid-19 que especialmente ha afectado a los viticultores de las zonas productoras de vinos de calidad.