Pedro Barato propone al Gobierno de España que aporte un presupuesto extraordinario para hacer frente al impacto de la crisis del Covid en el sector, en el caso de que Europa no conceda fondos extraordinarios

ASAJA valora estas ayudas como la única salida que le queda al viticultor de Rioja tras la caída inadmisible del precio de la uva esta pasada campaña

ASAJA ha vuelto hoy a reclamar fondos extraordinarios para ayudar al sector vitivinícola a salir de una crisis que está afectando de forma inadmisible al precio de la uva.

Así lo ha traslado el presidente de ASAJA, Pedro Barato, en su visita a La Rioja para pedir el apoyo de los viticultores en la renovación del Consejo Regulador al trabajo que está realizando ARAG-ASAJA “como un valor seguro en la defensa de sus intereses, sus viñedos y sus uvas”. 

Durante su comparecencia, Barato ha admitido que “ojalá se equivoque, pero cree Europa no aportará fondos extraordinarios para el sector del vino en España”.

“La realidad es que en estos momentos lo único que hay encima de la mesa es que no solo no habrá más dinero, sino menos dinero para aplicar las medidas de apoyo al sector vitivinícola (PASVE) durante 2021”.  En concreto, señala, España sufrirá un recorte del 3,9%, es decir, dispondrá de casi 8,2 millones menos.

Por este motivo, el presidente de ASAJA ha propuesto al Gobierno que habilite, en el caso de que Europa no conceda más fondos, una partida presupuestaria para hacer frente al impacto de la crisis del Covid en el sector, como están haciendo en otros países del entorno. Además, ha sugerido la necesidad de que el Gobierno también se plantee destinar más recursos de los fondos Next Generation para la recuperación del sector.

Por su parte, Eduardo Pérez Hoces ha puesto el acento en los precios de la uva y ha anunciado que ASAJA está trabajando para logar “mayores garantías en el cumplimiento de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria”. Para ello, ha explicado, pedirán que se habilite un “registro de contratos público” con los que el viticultor pueda reclamar unos precios justos de las uvas con los que, al menos, se cubran los costes de producción. 

Para el presidente de ARAG-ASAJA, lo más importante en estos momentos es recuperar el precio de la uva y que las bodegas cumplan la Ley de la Mejora de la Cadena Alimentaria. “Es inadmisible que Rioja haya conseguido cerrar 2020 con una caída de ventas y sin embargo, la caída que han sufrido los precios de la uva en esta pasada campaña podrían acercarse a casi a un 30%.”, ha señalado.

Propuestas ASAJA

Entre las medidas propuestas, Eduardo Pérez ha recordado que ASAJA defenderá que no haya plantaciones mientras no se recupere el precio de la uva, propondrá un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en época de crisis, y pedirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Calidad Alimentaria.

Además, exigirá una reducción de la burocracia y que los controles no lastren ni perjudiquen las labores de los viticultores.

Proceso de acreditación

Las OPA se disputarán hasta el próximo 30 de abril la representación de algo más de 8.000 viticultores que cultivan 35.971 hectáreas de viñedo. Los cien votos de la rama productora se repartirán entre las cooperativas y organizaciones agrarias que conforman la DOCa Rioja.

ASAJA acude a este proceso tras haber crecido en representatividad en cada renovación de la Interprofesional del Vino de Rioja, hasta el punto de que hoy es la organización que suma más de la mitad de la representatividad de todas las OPA. En concreto, cuenta con 29 votos y 4 vocales en la composición de la Interprofesional del Vino de Rioja.   La información de la campaña puede consultarse en la web www.eligeASAJA.com