El próximo  1 de noviembre comienza el plazo para solicitar las ayudas para reestructuración y reconversión de viñedo, durante el que se podrán presentar solicitudes hasta el día 30 de este mismo mes. Estas ayudas se gestionan  en régimen de concurrencia competitiva, es decir, por puntuación en función de los criterios requeridos, esto es,  tipo de agricultor: explotaciones prioritarias, titularidad compartida y joven agricultor; y según el objetivo de la operación: cambio a variedad minoritaria, reducción del número de parcelas, cambio de variedad, de ubicación o de sistema, de vaso a espaldera.

ARAG-ASAJA recuerda que el solicitante de la ayuda tiene que ser el cultivador (viticultor) de la superficie que se va a reestructurar o reconvertir en el momento de la presentación de la solicitud, o haber solicitado las modificaciones necesarias en el registro de viñedo, al menos, un mes antes de la solicitud de ayuda. Asimismo, deberá tener en cuenta el plazo establecido en esta convocatoria para el inicio de las labores, que será, al menos, dos meses después de concluir la fecha de presentación de solicitudes, es decir, a partir del 1 de febrero de 2019.

Para ampliar la información sobre las novedades de esta ayuda o tramitar la solicitud, el agricultor puede acudir a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.