Aldeanueva de Ebro
Miércoles
17°  3° 
Jueves
16°  0° 
Viernes
16°  5° 
tiempo.com   +info

CAMPO RIOJANO

El medio de comunicación de los agricultores y ganaderos riojanos

Política Agrícola

20 de Febrero, 2020

Ayudas al asesoramiento, hasta el 28 de febrero

12 febrero, 2020

La Consejería de Agricultura ha abierto el plazo para solicitar las ayudas para asesoramiento de las explotaciones agrarias para los años 2021 y 2022. Los agricultores y ganaderos tienen de plazo hasta el 28 de febrero para solicitar esta ayuda, aunque por la premura de la convocatoria, se ha solicitado una ampliación de fechas.

El objetivo de esta medida, incluida dentro del Programa de Desarrollo Rural de La Rioja, es ayudar a los titulares de las explotaciones agrarias y ganaderas a mejorar su competitividad, reducir riesgos en la explotación y cumplir con una serie de normas relacionadas con el medio ambiente y el uso sostenible de productos fitosanitarios.

ARAG-ASAJA presta este servicio desde hace más de diez años, obteniendo una buena valoración por parte los profesionales del campo que hacen uso de él. El trabajo hasta ahora desarrollado, a través de 11 técnicos profesionales, ha permitido ofrecer el servicio a más de 1.500 explotaciones.

Circular con rodillos no es sancionable

5 febrero, 2020

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº3 de Pamplona ha dado la razón a nuestra organización hermana, la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN) en una sentencia muy significativa para el sector: la posibilidad de que los agricultores puedan circular con sus rodillos sin cometer infracción de tráfico. 

Esta sentencia, que fija criterio y que deberá ser asumida por la Jefatura Provincial de Tráfico hasta que no exista un cambio normativo, es el resultado de un recurso presentado por la organización agraria de Navarra y asociada a ASAJA como respuesta a una sanción que Tráfico interpuso a un agricultor que circulaba con un molón sin seguro de circulación.

De esta manera, la sentencia también valida que un rodillo no debe tener la obligación de suscribir una póliza de seguro de circulación, toda vez que se encuentra asegurado por el propio vehículo o tractor que le remolca. Y por lo tanto, también exime a este tipo de aperos de su matriculación y revisión ITV.

No obstante, y por mayor claridad, se recuerda que esta cuestión no interfiere en el Registro de Maquinaria Agrícola que por supuesto sigue vigente y al que todo agricultor tiene la obligación de inscribir y actualizar la situación de su maquinaria agrícola, especialmente en el caso de haber solicitado una ayuda a la inversión.

Manifiesto: Por un futuro con agricultores y ganaderos

29 enero, 2020

Desde las tres organizaciones profesionales agrarias riojanas: ARAG-ASAJA, UAGR-COAG y UPA, manifestamos nuestro respaldo y apoyo a todos los agricultores y ganaderos que día a día, con su trabajo y su esfuerzo mantienen vivas las zonas rurales de nuestro país.

Para que esto siga siendo posible, y ante la difícil y desalentadora situación en la que nos encontramos, pedimos a los organismos gubernamentales:

 1- Una política de precios justos que favorezca la rentabilidad de las explotaciones.

En nuestra región sufrimos actualmente una severa crisis en cultivos tradicionales; en los frutales de hueso, los cultivos hortícolas asentados en la ribera del Ebro y el cultivo extensivo de remolacha, que desciende año a año su importancia en la zona de Rioja Alta. La ganadería de ovino extensivo sufre, además de sequía y de la continua presión del lobo en nuestras sierras, una crisis de precios asociada a la importación de carne de otros países que hunden a nuestros ganaderos.

 Nuestros viticultores, tienen muy presente la amenaza que suponen situaciones internacionales recientes (Brexit, aranceles estadounidenses y nuevas plantaciones sin regulación). Este año hemos tenido un descenso del 20% del precio de la uva con respecto al 2018. Otro descenso amenazaría seriamente la rentabilidad del sector vitícola en nuestra región.

Apostamos por el correcto desarrollo y cumplimiento de la Ley de Cadena Agroalimentaria que dé seguridad y garantía a nuestros productores, en consonancia con un Observatorio de Precios que refleje los precios reales que tienen los productos agrícolas y ganaderos.

  2- Unas Políticas Agrarias justas.

 Pedimos restablecer en la próxima PAC la preferencia comunitaria con establecimiento de medidas protectoras frente a la competencia desleal llegada de países terceros.

 Desde las instituciones públicas se deben respetar los estándares de calidad y las exigencias medioambientales en los tratados que firma la Unión Europea con terceros países, para competir en igualdad de condiciones.

 Ante el envejecimiento progresivo del sector, pedimos políticas activas dirigidas al relevo generacional, apoyando la incorporación de jóvenes mediante la incentivación de la transmisión de explotaciones agropecuarias. También apostamos por el reconocimiento del trabajo de las mujeres en las explotaciones.

Así mismo, necesitamos políticas dirigidas al mantenimiento y desarrollo de las explotaciones agrarias profesionales aplicando para ello una política fiscal que no solo permita incorporar nuevos profesionales, sino permitir a los actuales ser más competitivos.

 Necesitamos incrementar la creación y mejora de las distintas infraestructuras necesarias para el desarrollo de la actividad agraria y ganadera, además de la mejora de regadíos para una adecuada gestión del agua de riego.

3- La agricultura y la ganadería como freno al despoblamiento rural.

 Es indudable que la actividad agrícola y ganadera es el principal muro de contención frente al despoblamiento rural. Con independencia de modas pasajeras, nuestra actividad es un pilar fundamental que fija y arraiga a las familias en los pueblos, manteniéndolos vivos y económicamente activos.

Para afrontar este reto poblacional, el mundo agrario es un factor indispensable que tiene que jugar un papel fundamental en la conservación de la población rural, poniendo en valor a las personas que se dedican al sector primario como agentes imprescindibles en el mantenimiento de la vida más allá de las ciudades.

 Así pues, las políticas de Desarrollo Rural no pueden en ningún caso discriminar las explotaciones agrarias frente a otras vertientes productivas asociadas al medio rural, sino que deben tener en cuenta la convivencia y la buena armonía entre todas las actividades. De igual forma, estas políticas deben estar gestionadas por los mismos entes que se encargan de las políticas dirigidas al sector primario.

 4- Contra las amenazas y el desprestigio del sector agrario.

 En la actualidad, nuestro sector está expuesto a una serie de amenazas contra las que tiene que luchar día a día, a menudo sin las herramientas necesarias para enfrentarse a ellas.

 Durante los últimos años se ha producido un aumento a niveles límites en los daños causados por la fauna silvestre tanto en diferentes cultivos como en nuestras cabañas ganaderas. Por esto, pedimos un programa de sostenibilidad que garantice la convivencia entre la fauna silvestre y la actividad agraria. Resulta imprescindible un control de las poblaciones salvajes para encontrar un equilibrio en el ecosistema agrario. Para ello exigimos al Gobierno de La Rioja un plan de acción con medidas excepcionales y la urgente modificación de la Ley de Caza.

 Necesitamos el apoyo y la mejora de los seguros agrarios ante las nuevas circunstancias que año a año vamos observando como consecuencia del cambio climático que estamos sufriendo: sequías prolongadas, lluvias torrenciales con sus consecuentes inundaciones, y heladas y pedriscos cada vez más violentos y dañinos.

 Los agricultores y los ganaderos estamos sufriendo continuas campañas de desprestigio y desprecio. Pedimos que se reconsidere el papel de nuestros agricultores y ganaderos, poniéndolos en el lugar que merecen, como el verdadero sustento alimentario de toda la ciudadanía.

 Además, la creciente burocracia, cada vez más inasumible, hace que los agricultores y ganaderos tengamos que invertir una cantidad de tiempo desproporcionada para el tipo de actividad que ejercemos. Pedimos poder agilizar y flexibilizar los trámites burocráticos, para poder dedicarle tiempo a lo que realmente estamos destinados.

 Por último, reclamamos mayor vigilancia en las zonas rurales por parte de los efectivos de orden público, para evitar los continuos robos de maquinaria, almacenes y también en los cultivos, que venimos sufriendo durante los últimos años. Cada vez son más graves, hasta tal punto que pueden causar la desaparición de una explotación.

  Todas estas peticiones y reclamaciones no son exclusivamente en beneficio de agricultores y ganaderos, son también en beneficio del conjunto de la comunidad, ya que una sociedad que no luche y valore su sector primario estará condenada irremediablemente a ser, más pronto que tarde, insostenible y dependiente de recursos externos de inferior calidad y salubridad.

La PAC 2020 se pone en marcha

29 enero, 2020

La Consejería de Agricultura abrirá el próximo sábado, día 1 de febrero, el plazo para presentar la solicitud única de la Política Agrícola Común (PAC) relativa a las ayudas y pagos de 2020. Los agricultores y ganaderos que se beneficien de estos incentivos europeos contarán con tres meses para realizar este trámite, concretamente hasta el 30 de abril. Tras el cierre de este período podrán continuar realizándose modificaciones en las peticiones de ayudas hasta que finalice el mes de mayo.

La convocatoria de este año establece novedades para la figura del agricultor activo y la incorporación de nuevos agricultores. En este sentido, y tal y como reclamaba ARAG-ASAJA, se favorece el acceso a los jóvenes de forma que si han ejercido como responsable de la explotación con anterioridad a su fecha de alta en el régimen de la Seguridad Social, se podrá tomar esta otra fecha como la de instalación y así podrá recibir derechos de la reserva.

Por otro lado, también existen novedades en el ámbito de las ayudas a los ganaderos con derechos especiales, y en lo relacionado con la monitorización de las parcelas. Por último, también se producen cambios en la declaración de los cultivos hortícolas y frutales.

Con el fin de garantizar que todos nuestros socios accedan a las ayudas que les corresponden, desde la organización animamos a los profesionales del sector agrícola y ganadero a informarse, lo antes posible, de este trámite en nuestras oficinas de ARAG-ASAJA.

ARAG-ASAJA reclama nuevas políticas rurales y agrarias para afrontar los retos a los que se enfrenta el campo riojano en 2020

16 enero, 2020

El presidente de ARAG-ASAJA realiza un balance negativo del año 2019 por las circunstancias que amenazan al sector y los datos desiguales y preocupantes de los distintos sectores agrícola y ganadero

Eduardo Pérez considera que 2020 será un año de “mayor esfuerzo para el campo riojano pero con un sector al que veo con ganas de salir adelante y necesitado de contar con un mayor compromiso institucional”.

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, ha considerado hoy que el año 2019 ha sido un “año en blanco” para la agricultura y la ganadería riojana ya que ni a nivel europeo, nacional o autonómico se han implantado nuevas políticas rurales y agrarias que hayan ayudado a afrontar los retos a los que actualmente se enfrenta el campo.

Durante su comparecencia para realizar un balance del año agrícola y ganadero de La Rioja, Pérez se ha mostrado preocupado por la situación del campo regional que ha cerrado el año con un acusado descenso de los precios, cuantiosos daños en los cultivos causados por la fauna silvestre, problemas de fuego bacteriano que han afectado más gravemente de los esperado en los frutales, y una sequía que ha provocado mermas en la producción de cereal y ha supuesto mayores gastos para los ganaderos que se dedican a la ganadería extensiva.

Además, el presidente de ARAG-ASAJA se ha referido a 2019 como “un año para olvidar” por las circunstancias externas que amenazan al sector. En concreto, ha citado el Brexit, la política ultraproteccionista de EEUU que ya está teniendo consecuencias con los aranceles impuestos a los productos agroalimentarios, especialmente en el vino, o el acuerdo con Mercosur. Por no hablar, ha añadido, de la reducción del presupuesto de la Política Agraria Común (PAC) para el próximo periodo o de la aplicación del llamado “Green Deal” que se pretende costeen los agricultores y ganaderos.

Todo ello, ha indicado, ha tenido consecuencias ya que 2019 ha finalizado con una pérdida de rentabilidad de los agricultores y ganaderos que se ha visto reflejada en dos cifras: por un lado, la renta agraria nacional ha descendido más de un 8% respecto a 2018; y por otro lado, la renta de los profesionales del campo es un 37% inferior a la media nacional.

Datos muy significativos, ha subrayado, ya que La Rioja es la región que, junto con Castilla León y Cantabria, cuenta con un mayor peso de declarantes que viven fundamentalmente de la agricultura. En concreto, un 25,6%.

Por todos estos motivos, el presidente de la organización agraria mayoritaria de La Rioja ha pedido un mayor diálogo con el Ejecutivo regional que favorezca la toma de decisiones consensuadas desde un punto de vista administrativo, ya que esta área es muy importante por la gestión de ayudas y aplicación de los programas de desarrollo rural; además de la dimensión política y representativa por los intereses regionales frente a instancias como el Gobierno central o la Unión Europea.

En este sentido, se ha mostrado “a la expectativa” ya que tras haber transcurrido más de cuatro meses de la incorporación del nuevo equipo Ejecutivo regional, todavía desconocen cuáles va a ser sus soluciones respecto a los siguientes temas:

  • La incorporación de jóvenes y relevo generacional ya que 2020 ha comenzado con convocatorias que son de continuidad.
  • La defensa del sector vitivinícola.
  • El apoyo a sectores en crisis como el de la fruta de hueso y la ganadería extensiva.
  • Los daños ocasionados con la fauna silvestre que están causando graves problemas en los cultivos de La Rioja y sobre los que no existe ninguna medida encima de la mesa para encontrar soluciones a corto plazo.
  • Un tratamiento fiscal que favorezca a las explotaciones familiares profesionales
  • Mayor financiación al seguro agrario y mejora en su desarrollo.
  • Un enfoque global para encontrar una salida al sector de la remolacha azucarera.
  • O planes de futuras inversiones en infraestructuras y regadíos.

Temas pendientes para 2020

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, Eduardo Pérez también se ha referido a que 2020 va a ser un “año clave” para que, tras un parón sin precedentes, se apruebe el presupuesto que financiará la Política Agrícola Común (PAC) para el próximo periodo. En este sentido, el presidente de ARAG-ASAJA considera que el objetivo es lograr, como defiende la organización, que se prime a los verdaderos profesionales de la agricultura y la ganadería frente a aquellos que quieren reducir los objetivos de la PAC en una amalgama de compromisos de todo tipo, pensados más para satisfacer a determinados colectivos que para lograr de verdad una PAC más sólida, sostenible y que preserve la actividad, y por lo tanto, la rentabilidad en nuestros pueblos.

Además, cree que 2020 será un año de “mayor esfuerzo para el campo riojano”, pero de “ilusión y confianza”. En este sentido, se ha comprometido a continuar trabajando para que los agricultores y ganaderos perciban un precio justo por su trabajo y sus productos, así como por apostar por mejorar la rentabilidad de las explotaciones familiares para asegurar de forma real la vida en los pueblos.

“Estamos ante un 2020 distinto, con un sector agrícola y ganadero al que veo con ganas de salir adelante, y en el que tenemos que incentivar el tanto el relevo generacional con jóvenes emprendedores que quieren trabajar en el campo y que necesitan del apoyo institucional, como de apoyar el mantenimiento de la actividad de los actuales agricultores y ganaderos”, ha afirmado.

En este sentido, ha puesto de manifiesto la importancia de la aportación del sector agrario al fenómeno de la despoblación rural “que ahora está tan de moda”. “Me parece bien que este problema esté en la agenda de las administraciones y que faciliten la instalación de nuevas empresas y emprendedores, pero por razones naturales, profesionales y territoriales, los profesionales que más estamos haciendo y podemos hacer por el medio rural somos los agricultores y ganaderos”, ha concluido Eduardo Pérez. “Sin agricultores y ganaderos, la España vacía se vaciará del todo”.

Por último, y en referencia a 2020, el presidente de ARAG-ASAJA ha anunciado que también será un año en el que el campo riojano se echará a la calle para apoyar la convocatoria de movilizaciones que ASAJA ha convocado en todo el territorio nacional para expresar así su protesta por la situación que atraviesa el sector y el hartazgo de los profesionales agrarios ante los reiterados ataques recibidos desde diferentes frentes sociales y políticos.

Los módulos de los autónomos del campo, sin cambios en 2020

8 enero, 2020

No habrá cambios, al menos de momento, para los autónomos del campo que tributan por el sistema de módulos. El pasado 30 de noviembre el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la Orden HAC/1164/2019 por la que se mantienen para el año 2020 los límites cuantitativos de facturación por los que los autónomos pueden acceder a la tributación por módulos de IRPF.

Esto implica que podrán seguir acogiéndose a este régimen simplificado los autónomos con rendimientos íntegros de hasta 250.000 euros, que facturen a otros profesionales hasta 125.000 euros, o cuyas compras no superen 250.000 euros.

Sin embargo, ARAG-ASAJA lamenta que no haya cambios que contemplen una mejora en la tributación para aquellos agricultores y ganaderos que están haciendo verdaderos esfuerzos por mantener sectores con escasa rentabilidad como la fruta de hueso y la ganadería extensiva.

Asimismo, a ARAG-ASAJA también le hubiera gustado que el Gobierno hubiese planteado una reducción de los módulos para los viticultores y los fruticultores que han sufrido las consecuencias de la inestabilidad climática en la última campaña, con pérdidas causadas por las heladas y varios episodios de piedra en toda La Rioja.

Por ello, y de cara a la próxima revisión, la organización agraria reclamará como todos los años a la Agencia Tributaria que se atiendan dichas circunstancias excepcionales a través de la reducción de módulos para aquellos agricultores y ganaderos que han sufrido en 2019 mermas en sus explotaciones debido a fenómenos meteorológicos adversos, detallando sectores y municipios afectados.

ARAG-ASAJA reclama un presupuesto ambicioso para el sector agrario en 2020 que apoye el modelo de agricultura familiar y la mejora de las explotaciones

22 noviembre, 2019

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez Hoces, ha reclamado hoy un presupuesto ambicioso para el sector agrario en 2020 que apoye principalmente el modelo de agricultura familiar y la mejora de las explotaciones con medidas y una financiación adecuada.

A través de un escrito dirigido a la consejera de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Pérez ha solicitado participar, como organización agraria, en la elaboración de las cuentas regionales destinadas a impulsar el sector agrario y ganadero basándose en el compromiso de la propia consejera de abordar con diálogo las líneas de trabajo de la Consejería. 

Para el presidente de ARAG-ASAJA, es prioritario abordar con responsabilidad los importantes retos que el próximo año supondrá la reforma de la PAC, el incremento de las tasas de los seguros agrarios, el futuro de algunos sectores como la remolacha, la fruta de hueso y el ovino, o la modificación de las condiciones de incorporación a la actividad agraria. En un contexto, ha añadido, en el que las incertidumbres derivadas del Brexit o los aranceles impuestos por Estados Unidos a determinados productos agroalimentarios españoles van a gravar a un sector con el que estamos directamente relacionados. 

Por este motivo, Pérez ha solicitado al Ejecutivo regional seguir apostando por el agricultor y ganadero profesional, por la incorporación de los jóvenes a la empresa agraria, por consolidar la formación, el asesoramiento a las explotaciones y por garantizar las rentas agrarias.

Asimismo, ha demandado una política fiscal de discriminación positiva con las explotaciones familiares profesionales. En concreto, se ha referido a la exención del pago de los impuestos de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados para aquellos casos de adquisición de fincas lindantes, así como en los casos de adquisición de fincas por parte de cualquier titular de una explotación agraria prioritaria que vaya a incorporarse a la misma.

El presidente de ARAG-ASAJA ha finalizado su petición ofreciendo nuevamente su colaboración “pues nadie mejor que los profesionales para identificar las necesidades del campo riojano”. “Creemos que sería un buen punto de partida para que las próximas cuentas regionales estén a la altura de la importancia de este sector, que representa un 6% del valor añadido bruto en la economía regional (frente al 1,7% de la media nacional) y es un 33% más productivo que la media de España”.

Una PAC transitoria para garantizar las ayudas

20 noviembre, 2019

El último Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea celebrado esta semana en Bruselas ha abordado los reglamentos de transición de la Política Agrícola Común (PAC) que permitirán, dado el retraso de las negociaciones, dar continuidad y por tanto asegurar los pagos a los agricultores y ganaderos durante los años 2020 y 2021.

Sin embargo, en opinión de ARAG-ASAJA, estas medidas de transición no deberían ser una excusa para someter a la PAC a nuevos recortes de financiación, sino que el presupuesto ha de mantenerse, al menos, en los mismos términos que la PAC actual para los dos próximos años.

Para ARAG-ASAJA, es necesario asegurar a nuestros agricultores y ganaderos que van a seguir recibiendo estas ayudas de manera regular, sin cambiar las condiciones, pese a que todavía se esté negociando el Marco Financiero plurianual y por tanto, el presupuesto.

Además, y referente al papel de la Reforma de la PAC como instrumento prioritario para afrontar los retos medioambientales de la agricultura, ARAG-ASAJA reclama que esta reforma no suponga más condicionantes normativos porque entonces lejos de que el agricultor sea parte de la solución al problema, lo único que se va a conseguir es penalizar la rentabilidad de las explotaciones, propiciar el abandono de la actividad y contribuir aún más al problema del despoblamiento de nuestro medio rural.

La agricultura, otra vez de chivo expiatorio

9 octubre, 2019

La amenaza de Trump de subir los aranceles a determinados productos agroalimentarios  como el vino, las frutas y hortalizas, los quesos, el aceite y la aceituna se ha hecho realidad. La medida se ha materializado en una subida del 25% de las tasas que pagan estos productos procedentes de los países europeos socios del consorcio Airbus (España, Francia, Alemania y Reino Unido), como penalización por el daño que sufrió la industria aeronáutica americana por las ayudas que la UE daba a Airbus.

Es decir, que el sector agrario europeo se ve perjudicado directamente por una acción llevada a cabo por otro sector y, especialmente, La Rioja sale damnificada porque gran parte de su producción agroalimentaria coincide con la vetada por las medidas americanas. Estados Unidos es el mayor consumidor global, el cuarto mercado para España, y el tercero para el vino de Rioja. De los 95 millones de litros que Rioja exporta, casi el 10% de nuestros caldos se consume en este país.

Trump justifica esta medida en el desigual coste que supone para los productos norteamericanos entrar en Europa que dice ser mucho más elevado que el acceso de los productos europeos en su país. Bromas aparte, argumentar esta razón es actuar con arbitrariedad y deslealtad.

ARAG-ASAJA denuncia que como ya sucedió con el veto ruso, la agricultura vuelva a ser el chivo expiatorio de conflictos políticos o económicos ajenos al propio sector y espera que la Unión Europea actúe con coherencia y justicia, así como que el Gobierno nacional refuerce su presión para que así sea.

El campo no puede esperar más

25 septiembre, 2019

El 10 de noviembre, nuevamente los españoles tenemos cita con las urnas, después del fracaso de las negociaciones de las fuerzas políticas para formar gobierno, tras las elecciones del pasado 28 de abril.

No existe ninguna garantía de que la próxima convocatoria electoral dé lugar a un gobierno estable, ni siquiera a un gobierno, como hemos visto durante estos meses y ya vimos con el gobierno anterior a éste. Sin embargo, la realidad política, económica y social del país impone diálogo, negociación y capacidad de consenso para poder formar gobiernos. De ello tienen que ser conscientes todos los candidatos que concurran en las listas de los próximos comicios, si no, no vale la pena que se presenten, porque no servirá de nada.

Mientras tanto, el sector agrario anhela que un ejecutivo real,  y no en funciones, aborde más pronto que tarde los retos a los que debe informarse, como es la futura Reforma de la PAC, que está en negociaciones y requiere de un presupuesto más elevado; el Brexit;  los acuerdos comerciales que afectan a nuestras producciones, como Mercosur; los continuos ataques de ciertos colectivos a la actividad ganadera, etc. El sector primario es vital para el mantenimiento del empleo y la economía rural, y no menos importante, para frenar la despoblación y para asegurar el abastecimiento alimentaria y la calidad y la seguridad de nuestros alimentos. Por todo ello y por su propia responsabilidad, los políticos que se presenten a las elecciones deben saber que el campo no puede esperar más.

Las soluciones, mejor con presupuesto

14 agosto, 2019

En un año hidrológicamente difícil debido a la sequía que padece toda Europa, Bruselas ha anunciado que apoyará a los agricultores y ganaderos, para paliar la escasez de agua, con el aumento de los topes máximos para los anticipos de la PAC. Se trata de una medida de apoyo que no lleva vinculado ningún tipo de presupuesto.

En concreto, los agricultores europeos podrán recibir un mayor porcentaje de sus anticipos en concepto de pagos directos y de desarrollo rural, que se podrá cobrar a partir del 15 de octubre. Se trata de un adelanto de hasta el 70 por ciento en los pagos directos y un 85 por ciento en los pagos de desarrollo rural.

Resulta una medida teórica y poco novedosa, que no aborda el problema recurrente y estructural que supone la sequía, especialmente en el sur de Europa.  En este sentido, ARAG-ASAJA recuerda a la Comisión Europea que, para mantener la rentabilidad del sector, resulta imprescindible dotar a la nueva PAC de un presupuesto más ambicioso, que esté a la altura de los desafíos ambientales a los que se enfrentará el sector durante los próximos años.

ARAG-ASAJA solicita 24 medidas a los partidos políticos que concurren a las elecciones para mantener la rentabilidad del sector agrario

6 mayo, 2019

La organización agraria repasa las necesidades de la agricultura y ganadería riojanas en un documento que ya ha enviado a los partidos

La organización agraria ha enviado a los distintos partidos políticos que participan en las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo, una batería de propuestas para desarrollar en el sector agrario riojano.

En total, la organización ha presentado 24 medidas que abordan el mantenimiento y la rentabilidad agraria de los agricultores riojanos a través de diferentes líneas de acción. La prioridad de estos objetivos es la rentabilidad de las explotaciones; a través de tres ámbitos: la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria; en segundo lugar, la puesta en valor de los productos riojanos a través de su promoción y contando con un presupuesto ambicioso y, en tercer lugar; con la herramienta fundamental que suponen los seguros agrarios.

Otra línea de propuestas la encabezan el relevo generacional y la mujer rural, donde ARAG-ASAJA propone una modificación de las condiciones de incorporación para estimular la entrada de más jóvenes al sector. También, la implementación de un ciclo de grado medio de formación profesional agraria para mejorar la profesionalidad del sector; por otro lado, el asesoramiento a las explotaciones de los jóvenes para que se consoliden y no desaparezcan, así como la incorporación real de la mujer en la agricultura y ganadería y el impulso de medidas de discriminación positiva que persigan este objetivo.

Un tercer bloque de temas lo forman las demandas sectoriales. Por un lado, pidiendo amparo para las presiones de todo tipo que recibe la ganadería intensiva; también, apoyos para la ganadería extensiva solicitando un papel más activo del próximo Gobierno regional, contando con la explotación de Pazuengos para que se convierta en centro de referencia regional; también, un plan de mantenimiento de los recursos pastables, así como el control del estado sanitario de la fauna silvestre. Otro sector es el de las frutas y hortalizas, para el que solicita una marca de garantía y, en concreto, para la fruta de hueso, un plan de reconversión del sector. Para los cultivos extensivos reclama proyectos innovadores que mejoren la rentabilidad y el valor añadido y unas infraestructuras competitivas, a través de concentraciones parcelarias y reconcentraciones. En viñedo, la organización agraria reclama el aplazamiento del fin de los derechos para el año 2050.

Otra área de trabajo es la formación, conocimiento y asesoramiento, en que ARAG-ASAJA pide un presupuesto suficiente para formación; mejores condiciones y menos carga burocrática para la labor de asesoramiento y, en tercer lugar, la continuidad de los grupos operativos como herramienta de mejora y divulgación del conocimiento dentro del sector.

El cuarto bloque lo componen las infraestructuras y servicios, donde la organización reclama nuevos regadíos, modernización de los ya existentes y una buena cobertura digital en todo el territorio. Se refiere también al control de la fauna silvestre, para evitar que perjudique a los cultivos. En fiscalidad, pide al futuro gobierno unadiscriminación positiva para las explotaciones familiares y que exima de impuestos ciertos procesos para estimular el relevo generacional.

La puesta en valor de la actividad agraria es otra medida que solicita para dignificar la labor de los productores y del sector primario riojano; un presupuesto suficiente para inversiones en explotaciones y entidades asociativas y medidas para fomentar la aplicación de técnicas respetuosas con el medio ambiente y divulgación de las posibilidades que existen del aprovechamiento de las energías renovables entre los agricultores; son el resto de solicitudes que se incluyen en este documento.

ARAG-ASAJA solicita a Hacienda la modificación de la orden de módulos del IRPF por excluir ciertas producciones y municipios riojanos afectados por circunstancias excepcionales durante 2018

3 mayo, 2019

ARAG-ASAJA ha solicitado, a través de  ASAJA Nacional, la modificación de la Orden HAC/485/2019, de 12 de abril, de rebaja de módulos IRPF 2018. La organización ha presentado un informe en el que figuran los municipios y sectores que se han visto afectados por circunstancias excepcionales en La Rioja a lo largo del año 2018, por lo que requieren un tratamiento diferenciado en los índices de rendimiento neto aplicables,  y que no se han tenido en cuenta en la orden actual.

Por un lado, en los cultivos industriales,  además de los cultivos ya recogidos en el Anexo de la normativa: remolacha y patata, para los términos municipales de las comarcas de La Rioja Alta y Sierra Rioja Alta, estarían afectados igualmente el guisante, la zanahoria y la alubia verde. Estos tres cultivos, se han visto afectados por enfermedades criptogámicas, las cuales proliferaron de forma inusual en dicha zona gracias a la repetición de fenómenos tormentosos durante los meses de junio a septiembre de 2018.

En concreto, los episodios de tormentas más importantes en dicha comarca, sin perjuicio de la existencia de otros de menor intensidad, tuvieron lugar en las siguientes fechas: 1 de junio, 8 de junio, 4 de julio, 13 de julio, 15 de julio y 6 de septiembre. Estos fenómenos no solo provocaron la aparición de enfermedades criptogámicas que provocaron ataques virulentos, en muchas ocasiones imposibles de tratar a tiempo por encontrarse el terreno totalmente inundado, sino que además provocaron daños en la planta por viento y granizo, inundaciones, etc, lo que ha originado importantes mermas del rendimiento además de un incremento considerable de los costes de cultivo.

Respecto a las hortalizas y frutales, además de lo recogido en la orden, se reclama el mismo tratamiento a:  

-Alberite y Entrena: Por fenómenos tormentosos en frutales no cítricos, destacando los daños en pera en Entrena.

-Aldeanueva de Ebro, Rincón de Soto y Alfaro: Por fenómenos tormentosos e inundaciones provocadas por el río Ebro, el 13 de abril de 2018, en hortalizas y frutales no cítricos.

-Tricio: Por fenómenos tormentosos provocado sobre todo por la tormenta del día 13 de julio sobre el pimiento.

-Aguilar del Río Alhama: Por un fenómeno tormentoso producido el día 27 de mayo con daños en peral, que produjo pérdidas entre el 40% y el 50% de la cosecha.

Por otro lado, se hace necesario exigir un trato diferenciado para la fruta de hueso, para todos los términos municipales de la Comunidad Autónoma de La Rioja, que viene atravesando su propia crisis  desde el año 2014 como consecuencia de la aplicación del veto ruso a las importaciones europeas, la bajada de precios y abandono de la actividad.

En cuanto al viñedo, los continuos episodios tormentosos registrados durante los meses de primavera y verano, provocaron, además de la consiguiente pérdida de producción directa por daño en el racimo, la aparición del mildiu, oidio y botritis, con las consiguientes importantes mermas, sobre todo provocado por el mildiu, enfermedad para la que además no existe cobertura por el seguro agrario para La Rioja, al contrario de lo que sucede en otras regiones del país. Teniendo más intensidad en los siguientes municipios, todos ellos amparados por la DOCA Rioja:

-La Rioja Alta, destacando dentro de estos últimos a  Villalba de Rioja, Cihuri, Arenzana de Arriba, Arenaza de Abajo, Alesanco, Cárdenas, Badarán, Cañas, Cañillas, Cordovín, Azofra, Nájera, Hormilla, Torrecilla sobre Alesanco, Uruñuela, Tricio, Navarrete, Fuenmayor, Cenicero, Logroño y Medrano, en concreto con las tormentas de los días 4, 6, 7, 8, 13 y 18 de julio, que provocaron tanto daños directos como la aparición virulenta de milidiu.

-La Rioja Media, destacando dentro de esta comarca los daños registrados en los municipios de Murillo de Rio Leza, Ribafrecha y Clavijo, afectados por los fenómenos tomentosos de los días 6,7,8 y 18 de julio;.

– La Rioja Baja, sobre todo en los municipios de Autol, Calahorra, Quel, Aldeanueva de Ebro y Alfaro.

Y por último, otro de los sectores que más se vio afectado el año pasado tanto por los fenómenos meteorológicos adversos como por la crisis de precios es la apicultura, que arrastra una caída de precios en origen en torno al 40% durante los últimos cuatro años.

Ampliación de la PAC

24 abril, 2019


Agricultura ha ampliado hasta el 8 de mayo el plazo de presentación para solicitar las ayudas de la PAC a través de la Solicitud Única. El Gobierno riojano ha tomado esta decisión, ante la petición de las entidades colaboradoras como ARAG-ASAJA,  debido al  escaso ritmo de entrada de solicitudes.

Los motivos de esta demora han sido, por un lado, la escasez de lluvias  que ha hecho que muchos agricultores  hayan retrasado sus decisiones de siembra de los principales cultivos; por otro, el atraso de algunos ayuntamientos en la comunicación a los ganaderos de la certificación de las superficies de pastos de aprovechamiento común; y, en tercer lugar, la complejidad de la tramitación. 

Fuera de este plazo, se podrán presentar nuevas solicitudes, dentro de los 25 días naturales siguientes al 8 de mayo, eso día, con una penalización del  1% por cada día hábil que transcurra. Finalmente, el plazo para la presentación de alegaciones al SIGPAC, la comunicación de cesiones de derechos de pago básico, así como cualquier modificación de la solicitud ya presentada, finaliza el día 31 de mayo, sin penalización.

Plazos PAC

10 abril, 2019

El próximo 30 de abril concluye el plazo para solicitar las ayudas de la Política Agraria Común. Cerca de 6.000 agricultores y ganaderos riojanos podrán solicitar el pago básico, el pago verde, el complemento de jóvenes agricultores, las ayudas asociadas al sector agrícola y ganadero, así como la ayuda al régimen de pequeños agricultores. También, las ayudas contempladas en el Programa de Desarrollo Rural a la agricultura ecológica, agroambiente y clima, así como la ayuda de indemnización compensatoria en zonas de montaña.

Además, podrá presentarse hasta esa fecha, la solicitud de acceso a la Reserva Nacional de Derechos de Pago Básico así como la solicitud de renuncia al régimen de pequeños agricultores. Por otro lado, aquellos que quieran realizar modificaciones a su solicitud  presentada, comunicar la cesión de derechos de Pago Básico o realizar alegaciones al Sistema de Información Geográfica de la Pac (SIGPAC), contarán como fecha límite hasta el próximo 31 de mayo, y no supondrán ninguna penalización. Para ampliar la información pueden dirigirse a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.

Comienza la devolución del gasóleo

3 abril, 2019


Los agricultores y ganaderos tienen hasta finales de año para tramitar la subvención de devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos (IEH) que se aplica al gasóleo agrícola y que asciende a 0,06 euros por litro. Se incluyen las compras de gasóleo agrícola realizadas por la explotación agraria o ganadera, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018, y justificadas con las facturas correspondientes.

Para recibir esta devolución, ARAG-ASAJA recuerda que es indispensable ser agricultor y/ o ganadero, figurar en el censo de empresarios agrarios y declarar los ingresos de estas actividades en el IRPF.

Los agricultores y ganaderos que quieran solicitar esta ayuda pueden acudir a cualquier oficina de la organización aportando el NIF del titular de las facturas, las matrículas de los tractores, las facturas de gasóleo agrícola y el número de cuenta donde quieren que les ingrese la devolución. También se puede solicitar la devolución por Internet en la página web de la agencia tributaria, para la que se necesitará el certificado digital.

Los jóvenes que reciban ayuda para instalarse podrán acceder a los derechos de Pago Básico de la Reserva nacional

11 marzo, 2019

ARAG-ASAJA logra que el Ministerio compatibilice ambos requisitos que, hasta ahora, contenían criterios excluyentes

El Ministerio de Agricultura ha anunciado que va a hacer compatibles  las ayudas para la incorporación de jóvenes, con carácter retroactivo, con las de los derechos de Pago Básico de la reserva nacional. Esta respuesta surge de la solicitud de ARAG-ASAJA al FEGA (Fondo Español de Garantía Agraria -dependiente del Ministerio-) para que cambiase de interpretación y las hiciera compatibles, dada la propuesta de desestimación que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja había comunicado a un buen número de jóvenes incorporados solicitantes de derechos de Pago Básico de la reserva nacional.

Hasta ahora, los requisitos de acceso a las ayudas de ambos pilares de la PAC suponían una cortapisa para los jóvenes que querían iniciarse en la actividad agraria ya que las condiciones que se exigían para acceder a ambas medidas resultaban incompatibles. Por un lado, para tener acceso a los derechos de Pago Básico de la reserva nacional se establecen, entre otras cuestiones, como requisito imprescindible no haber ejercido la actividad agraria en las cinco campañas anteriores a la fecha contemplada como primera incorporación, que a su vez se considera el momento de alta en el régimen especial agrario de la Seguridad Social.

Y por otro lado, las condiciones de acceso a la ayuda por incorporación de un joven agricultor, a través de los Programas de Desarrollo Rural, establecen que el solicitante no debe haber ejercido actividad agraria antes de los 24 meses previos a la presentación de la solicitud de la ayuda, debiendo aportar una prueba de haber comenzado con el proceso de instalación en ese mismo plazo.

Además, tras la concesión de la ayuda, en los 9 meses siguientes a la notificación de la resolución, debía demostrar que ha comenzado su proceso de instalación a través de la puesta en marcha de un plan empresarial, para lo cual se requiere, entre otras cuestiones, haberse dado de alta en Hacienda y en la Seguridad Social como autónomo en la actividad agraria.

De tal forma que, hasta ahora, un joven que se incorporaba a la actividad agraria no podía obtener la asignación de derechos de Pago Básico de la reserva nacional, lo que minoraba su capacidad económica y elevaba la carga financiera durante los primeros años de puesta en funcionamiento de la explotación, momento en el que los jóvenes necesitan un mayor apoyo económico.

Con esta medida, se consigue aumentar los apoyos a los jóvenes al sector agrario o, al menos, no limitarnos, dada la imperiosa necesidad del relevo generacional que padece el campo.

Votemos sí al sector agrario

6 marzo, 2019

A estas horas, los partidos políticos que concurren a los numerosos comicios electorales estarán elaborando sus programas con sus propuestas políticas para informar y seducir a los votantes. En este contexto de apertura y reactivación de los canales de escucha de las peticiones los diferentes colectivos y sectores es donde deben tenerse en cuenta el valor y los beneficios para toda la sociedad que aporta el campo, la agricultura y la ganadería.

En los últimos años se ha visualizado una corriente de opinión y debate en torno a la despoblación del medio rural que ha ayudado a entender las consecuencias de la falta de relevo generacional, la reducción de la rentabilidad agraria y ganadera y las dificultades manifiestas y objetivas que supone vivir en un pueblo. Estos problemas emanan de decisiones políticas (la PAC y sus cambios de dirección) y de lobbys que influyen en el sector agrario (grandes distribuidoras, empresas de agroalimentación que presionan al sector, especulaciones bursátiles con las materias primas…) que hay que tener en cuenta a la hora de plantear políticas correctas y eficaces.

De hecho, los damnificados de las malas decisiones políticas en el sector agrario no sólo serán los agricultores y los ganaderos, que también, sino los ciudadanos, con una alimentación peor y unos precios elevados; los municipios y los países. Es hora de poner en marcha el movimiento agrario y rural y de reivindicar su aportación a la sociedad. Votemos sí al sector agrario.