Aldeanueva de Ebro
Sábado
20°  5° 
Domingo
21°  10° 
Lunes
15°  4° 
tiempo.com   +info

CAMPO RIOJANO

El medio de comunicación de los agricultores y ganaderos riojanos

Vitivinicultura

24 de Octubre, 2020

ARAG-ASAJA pide a agricultura que se “ponga el ojo” en las operaciones de compra de uva que están por debajo de los costes de producción

6 octubre, 2020

La organización agraria ha mantenido una reunión con la consejera de Agricultura en la que ha trasladado su preocupación por los bajos precios de la uva de esta vendimia

ARAG-ASAJA también ha valorado la respuesta y el esfuerzo que los agricultores han realizado estos meses para conseguir unas campañas agrícolas seguras

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez Hoces, ha mantenido hoy una reunión con la consejera de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Eva Hita, en la que le ha trasladado su preocupación por los bajos precios de la uva de esta vendimia y le ha pedido que “ponga el ojo” en aquellas operaciones de compra que están por debajo de los costes de producción.

Acompañado del secretario general de ARAG-ASAJA, Igor Fonseca, y de varios miembros del Comité Ejecutivo, Pérez Hoces ha insistido en solicitar su implicación para cumplir la ley de la Cadena Alimentaria ya que, pese a su modificación, “no está funcionando”.  “No tiene justificación que en pleno siglo XXI algunos de nuestros agricultores vendimien sin que los contratos se formalicen, que otros no conozcan todavía el precio al que se le pagarán las uvas, y que los que lo conocen, hayan tenido que elegir entre dejarlas en el campo o venderlas de forma desleal. Es inasumible”.

Para Pérez Hoces, “contar con precios de la uva dignos, acordes a la calidad y la situación del mercado, debería ser fundamental para asegurar la salud de la Denominación de Origen Calificada Rioja, algo que lamentablemente no lo está siendo”.

Una razón fundamental, ha añadido, por la que “desde ARAG-ASAJA venimos denunciando que solo sean los agricultores quienes tengan que soportar la mayor parte del peso de la crisis cuando las ventas de Rioja están muy lejos de las caídas que se pronosticaban hace unos meses, las ayudas para vendimia en verde no han funcionado, y en cambio, algunas bodegas han recibido importantes sumas de dinero que deberían haberse condicionado al pago de precios acordes a la calidad de la uva de esta campaña”.

Por este motivo, han propuesto a la Consejería de Agricultura un código de buenas prácticas que permita primar a aquellas bodegas que cumplen con dicho código en las relaciones con sus proveedores, pudiendo ser prioritarias en la concesión de ayudas públicas o ventajas administrativas.

Campañas agrícolas seguras

Por otro lado, durante la reunión también se ha analizado la implementación de los protocolos para una campaña agraria segura en el sector. En este sentido, el presidente de ARAG-ASAJA ha destacado que pese a la incertidumbre y confusión inicial que una mejorable coordinación hubiese facilitado, los agricultores han demostrado una vez más su compromiso con las recomendaciones que se establecieron en materia de alojamiento, desplazamientos, pruebas PCR y organización de trabajo para proteger la salud pública.

Un objetivo que, de manera generalizada, para Pérez Hoces se ha conseguido pese “al quebranto y coste” que ha supuesto para el agricultor cumplir esta campaña con el exceso de burocracia y unas exigencias desproporcionadas en materia de alojamiento a los trabajadores agrícolas.

Pisando las uvas… y los precios

5 octubre, 2020

ARAG-ASAJA denuncia que los viticultores están, no solo lejos de recibir un precio justo por sus uvas, sino que la gran mayoría ni tan siquiera llegarán a cubrir costes de producción

Estos días, Rioja afronta una nueva vendimia con la expectativa de una gran calidad y la incertidumbre y preocupación por los bajos precios de la uva. Son días de trabajo, de esfuerzo, de nervios… que ponen fin a una campaña marcada por el elevado gasto en la lucha contra determinadas enfermedades, intensos daños de pedrisco en el viñedo y, sobre todo, una crisis, la del coronavirus, que ha puesto de manifiesto la gravedad que la escasa actividad de bares y restaurantes ha significado muy especialmente para el Rioja.

En este contexto, las medidas de apoyo puestas en marcha ante la dimensión de esta crisis sanitaria han sido insuficientes y han decepcionado al conjunto del sector. Lo que viene siendo la crónica de un fracaso anunciado. El Ministerio ha ignorado a Rioja con unos criterios, que a juicio de Arag-Asaja, han sido arbitrarios ya que han beneficiado por encima de todo a los grandes productores, granelistas y destiladores, que son los que se han llevado el grueso del presupuesto de estas ayudas. Ayudas, por cierto, cuyo presupuesto ha salido de ‘remanentes’ del propio sector, sin que se haya puesto un solo euro nuevo por parte del Ministerio, como sí ha hecho Francia.

A las pruebas nos remitimos. Según cifras provisionales de concesión, tan solo 69 viticultores se han beneficiado de las ayudas para la cosecha en verde. Y si hablamos de las ayudas relacionadas con el almacenamiento de vinos en La Rioja, solo 62 bodegas frente a las 574 que comercializaron vino durante el año pasado. Es decir, que de los 90,5 millones de euros que puso en la mesa el Ministerio, La Rioja únicamente ha obtenido 6 millones. En definitiva, ha sido una oportunidad perdida que de haberse planteado con otros criterios y más presupuesto hubiese servido de bastante más de lo que se ha demostrado esta campaña.

Así las cosas, y pese al secretismo con el que una vendimia más el mercado afronta los precios de la uva, todo parece indicar que los viticultores están no solo lejos de recibir un precio justo por sus uvas, sino que además la gran mayoría de ellos ni tan siquiera llegarán a cubrir los costes de producción de esta campaña con una uva de grandísima calidad. Una cuestión inadmisible, que dice más bien poco de la salud de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Y es que, aunque los viticultores hemos asumido desde el inicio de la pandemia que los efectos de la crisis sanitaria pasarían factura al precio de la uva por las consecuencias que ésta tendría sobre las ventas del vino de Rioja, el último balance comercial del mes de agosto está lejos de las previsiones iniciales que estimaban unas pérdidas de ventas del 30-35%.

Una razón más por la que no se justifican algunas de las operaciones de compra de uva que estos días han salido publicadas en este medio de comunicación. Y más cuando, precisamente, algunas bodegas no solo han accedido a créditos ventajosos y financiados por las administraciones riojana y vasca, sino que también han recibido importantes ayudas públicas por la crisis del COVID, que sin duda deberían haberse condicionado al pago de precios dignos.

Por otro lado, el dato actualizado de los costes de producción de la viña que publicó la Consejería de Agricultura de La Rioja antes del verano (entre 65 y 67 céntimos de euro el kilo de uva tinta y 54 céntimos el kilo de blanca), debería haber sido una base sobre la que establecer los contratos en la presente campaña.

Lo dice la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria que, tras las movilizaciones del sector, estableció la obligatoriedad de firmar contratos con precios referenciados y nunca inferiores a los costes de producción. Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa, de forma que lo que tendría que ser la base de la negociación de los precios, no está funcionando para mejorar la posición negociadora del agricultor. Cuando, además, no nos olvidemos estos costes que hacen referencia a 2019 no se corresponden con los de esta campaña en la que ni el rendimiento es el rendimiento tipo ni los gastos para sacar adelante la cosecha han sido los mismos por las razones antes mencionadas.

Con todo ello, no se trata de demonizar a bodegas que, por dificultades reales, puedan desatender este planteamiento. Sobre todo cuando también hay bodegas que sí que están haciendo un esfuerzo por respetar los contratos, particularmente plurianuales.

El problema es que, una vez más, parece que tiene que ser el viticultor quien soporte el mayor peso de la crisis. ¿Acaso las bodegas están pagando un 30% menos a sus proveedores de botellas, cajas o etiquetas? ¿Dónde hemos dejado el apellido de Denominación de Origen Calificada? ¿Cómo es posible que el Ministerio, después de vender solo humo, deje en manos del sector la solución a la crisis del vino y no asuma ninguna responsabilidad?

La incompetencia no es excusa y utilizar la excusa del coronavirus para todo, tampoco.

ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐COAG reclaman precios de la uva por encima del coste de producción

9 septiembre, 2020

Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas exigen responsabilidad a todas las partes implicadas en las operaciones de compraventa de la próxima vendimia

Como cada año llega la vendimia sin que la mayoría de los viticultores conozcan el precio que recibirán por sus uvas. Ante esta situación, ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐ COAG exigen que las transacciones de compra‐venta de uva cumplan la normativa vigente, es decir, que se realicen mediante contratos que reflejen el precio y los costes de producción, y detallen el plazo de pago.

Respecto a los costes de producción (estimados por la Consejería de Agricultura en 0,65‐0,67 €/kg para la uva tinta y 0,54 para la blanca), las OPA recuerdan que esta campaña los viticultores riojanos han tenido que soportar el incremento de costes al tener que aplicar la exigente normativa anti COVID19: La situación sanitaria actual está obligando a los agricultores a adoptar medidas excepcionales en su explotación, medidas que suponen un gasto extraordinario a una campaña normal. A esto se ha sumado además un mayor gasto en fitosanitarios y gasóleo por la aparición de enfermedades en el viñedo.

ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐COAG consideran que la situación del mercado del vino de Rioja no es tan catastrófica como hace unos meses se vaticinaba, ya que los datos de comercialización hasta julio ofrecen un descenso del 11%, muy lejos del 30% que hace meses se pronosticaba Esto unido a las expectativas de cosecha amparada para esta campaña colocará la ratio (relación entre existencias y ventas) en el entorno del 3,6 a final de año, una ratio no muy superior a la de diciembre de 2019 (3,3).

Las organizaciones agrarias riojanas solicitan a las administraciones públicas implicación para que velen por la efectividad y el cumplimiento de estos contratos e insten a las bodegas a pagar la uva a precios dignos, en cumplimiento de la ley de la Cadena Alimentaria (modificada tras las movilizaciones del sector agrario al inicio de año). Las tres OPA denunciarán los incumplimientos que les lleguen ante la Agencia de Control e Información Alimentarios (AICA), manteniendo el anonimato de los viticultores afectados.

Por un precio justo de la uva que proteja la DOCa Rioja

9 septiembre, 2020

Tras la decepción de la aplicación de las medidas del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE), las cuales no han respondido a las necesidades de Rioja, los viticultores riojanos afrontan esta vendimia con incertidumbre y mucha prudencia. Y es que, aunque las cifras mensuales de comercialización del Consejo Regulador no están siendo tan catastróficas como se esperaban, es posible que una segunda ola del virus pueda volver a pasar factura al sector del vino por las nuevas limitaciones que ya se están aplicando.

En este contexto, ARAG-ASAJA reclama responsabilidad a todas las partes implicadas en las operaciones de compraventa de la próxima vendimia que ponen fin a una campaña marcada por el elevado gasto en la lucha contra determinadas enfermedades.

Para la organización agraria, el dato actualizado de los costes de producción que ha publicado la Consejería de Agricultura, entre 65 y 67 céntimos de euro el kilo de uva tinta y 54 céntimos el kilo de blanca, debería garantizar el precio mínimo de referencia. O al menos, ser tenido en cuenta frente a aquellas operaciones que directamente quieran aprovechar las dificultades reales que está sufriendo el Rioja por el COVID-19, para desatender esta recomendación que coincide con las intenciones de la reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria.

Para ARAG-ASAJA, contar con precios de la uva dignos es fundamental para asegurar la salud de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Contrato tipo homologado de compraventa de uva

19 agosto, 2020

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado una orden del Ministerio de Agricultura por la que se homologa el contrato-tipo de compraventa de uva y vino que regirá durante la campaña 2020/2021.

La formalización de un contrato es obligatorio para todos los productores y compradores de uva, salvo que se trate de cooperativas o socios cooperativistas, y aunque la normativa no exige que se trate de un contrato homologado, ARAG-ASAJA valora esta homologación porque cree dará garantías jurídicas a las dos partes.

Además, en esta campaña, todavía puede tener más importancia ya que en el contrato se recogerá no solo la variedad y kilos de uva, la calidad mínima, las referencias Sigpac de las fincas en las que se produce… sino que también se fijará necesariamente un precio pactado por las partes con la condición añadida en esta campaña de que ese precio “sea igual o superior al coste efectivo de producción de la uva”. Un aspecto, éste último, novedoso y sumamente importante que viene impuesto por la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria aprobada por Real Decreto Ley tras las movilizaciones de las OPA en los primeros meses de este año.

En este sentido, cabe recordar que la Consejería de Agricultura publicó el pasado mes de julio los costes de producción medios de la uva tinta y blanca de la campaña 2019, cifrando los costes de la uva en 65/67 céntimos el kilo de tinta y 54 el de blanca.

Riego del viñedo

12 agosto, 2020

ARAG-ASAJA recuerda a los viticultores riojanos que, solo hasta el próximo 15 de agosto, el Reglamento de la DOCa Rioja permite el riego del viñedo sin comunicación previa al Consejo Regulador.  

A partir de esta fecha, y hasta que comience la vendimia, solo estará autorizado el riego con sistemas localizados, es decir, por goteo o aspersión. En estos casos, los procedimientos son diferentes.

Por un lado, si el agricultor quiere regar por goteo, únicamente será necesario comunicarlo por escrito a los Servicios Técnicos del Consejo con una antelación mínima de 24 horas.

Por otro lado, si el viticultor quiere regar por aspersión, deberá solicitar la autorización con 24 horas de antelación y esperar a recibir la correspondiente autorización de los Servicios de Inspección del Consejo Regulador.

Además, la organización recuerda que la solicitud y comunicación se pueden realizar de forma telemática a través de los formularios habilitados en la web del Consejo Regulador www.riojawine.com.  No obstante, ARAG-ASAJA también ofrece este servicio a los socios que lo necesiten.

Medidas preventivas para trabajadores temporeros

29 julio, 2020

Poco a poco se van conociendo los planes que las distintas administraciones regionales y locales van a poner en marcha para hacer frente al COVID-19 ante las próximas campañas agrícolas. Afortunadamente, el Gobierno de La Rioja ha asumido la reclamación de ARAG-ASAJA y realizará y asumirá los costes de las pruebas PCR a todos los trabajadores temporales agrarios que vengan a trabajar a La Rioja en la presente campaña agrícola. Una medida de salud pública necesaria y con la que el Ejecutivo acierta al corregir su propuesta inicial que planteaba que fueran los agricultores quienes asumieran el coste con una virtual subvención de hasta el 40%.

Sin embargo, y a escasos días de dar comienzo la campaña de la fruta de pepita, todavía las organizaciones agrarias desconocen el protocolo y la normativa que se aplicará en alojamientos y en la operativa de las labores agrarias para poder garantizar los derechos, la salud y la seguridad de todos.

En este sentido, ARAG-ASAJA ha advertido en las distintas reuniones en las que ha participado que solo apoyará exigencias razonables y proporcionadas que no supongan más trabas al agricultor. Además, espera una respuesta a su petición de que el sector agrario esté exento del uso de mascarillas mientras trabaja en el campo a altas temperaturas y en ocasiones con una exigencia de esfuerzo físico importante.

Los agricultores también quieren una vendimia segura

8 julio, 2020

ARAG-ASAJA, a través de su servicio de prevención, ya se ha puesto a trabajar para una vendimia segura y libre de rebrotes en las explotaciones agrícolas ya que ésta es la voluntad de todos los viticultores riojanos.

Tras su participación en la Comisión de Flujos Migratorios, la organización ha solicitado una reunión con la Delegada del Gobierno en La Rioja para aclarar las obligaciones que la administración va a exigir en materia de alojamiento para temporeros y para solicitar un refuerzo de su labor de control de forma que se eviten la existencia de asentamientos ilegales que puedan ser focos de contagio. El objetivo de esta reunión es trabajar conjuntamente para que la imagen del sector agrario, que está afrontando esta crisis sanitaria de una manera comprometida, no se vea perjudicada por casos aislados.

Hasta ahora, los agricultores y ganaderos de La Rioja han demostrado especial preocupación por cumplir todas las recomendaciones sanitarias y todas las medidas de prevención de riesgos laborales que están establecidas. En este sentido, ARAG-ASAJA recomienda a los agricultores con trabajadores a su cargo que no bajen la guardia y apela a la responsabilidad individual de cada trabajador para evitar contagios.

No obstante, ARAG-ASAJA mantendrá puntualmente informados a sus socios de todas las novedades que se vayan produciendo en este ámbito.

ARAG-ASAJA reclama para el sector vitivinícola riojano el mismo esfuerzo presupuestario que están adoptando otras regiones vecinas

24 junio, 2020

La organización agraria exige al Gobierno de La Rioja que reaccione cuanto antes a las políticas adoptadas por el País Vasco y atienda a un sector damnificado con el reparto de las ayudas del Ministerio de Agricultura por el Covid-19

ARAG-ASAJA ha reclamado hoy al Gobierno de La Rioja que atienda los intereses del sector vitivinícola riojano con, al menos, “el mismo esfuerzo presupuestario” que el que otras administraciones están adoptando en regiones vecinas, como el País Vasco. Teniendo en cuenta, ha añadido, que el grueso de las ayudas del Ministerio al sector por la crisis del COVID-19 han dejado fuera a la viticultura de calidad.

La organización agraria ha defendido así los intereses de los viticultores riojanos para los que sigue reclamando más apoyo para el modelo de Rioja. En este sentido, ha advertido al Ejecutivo regional que es necesario pasar ya a la “acción” con más financiación que alivie al sector más afectado por el cierre forzoso del canal de hostelería durante los últimos casi tres meses. “Máxime, ha añadido, cuando las administraciones regionales de otras regiones vecinas que están en la misma situación ya están apoyando al sector con todos los instrumentos que tienen a su alcance, como la financiación o la promoción de sus vinos”.

En esta línea, ha reivindicado, una vez más, impulsar medidas más ambiciosas para La Rioja y su sector más emblemático ya que para la organización las propuestas aprobadas hasta ahora, básicamente exención de tasas para 2021 y la bonificación de intereses por la ampliación de los pequeños préstamos concedidos por la sequía y la helada de 2017, son “manifiestamente insuficientes”.

Por último, ARAG-ASAJA ha criticado nuevamente el plan del Ministerio de Agricultura de apoyo al sector del vino “por haber excluido a la viticultura de calidad del grueso de las ayudas planteadas a través de un presupuesto insuficiente y con una partida con las cartas marcadas”.

Plazo para validación de firmas

24 junio, 2020

Tras la finalización del estado de alarma, la Consejería de Agricultura ha dado un plazo de 10 días hábiles para verificar las firmas ante funcionario público de los trámites relacionados con las autorizaciones de arranque, cambios de titularidad o autorizaciones de plantación.

Cabe recordar que la situación excepcional como consecuencia de la evolución de la emergencia sanitaria provocada por la expansión del COVID-19, obligó al cierre de los registros generales para priorizar la atención telemática a los ciudadanos. Sin embargo, hubo trámites administrativos que, de manera excepcional, se siguieron tramitando aún no reuniendo todas las formalidades con el fin de no ocasionar un perjuicio a los ciudadanos.

Solo para esos trámites que se continuaron tramitando durante el estado de alarma y que se encuentran incompletos, es para los que la consejería da un plazo de 10 días con el objetivo de regularizar y verificar la validez de los procedimientos y dotarlos, de esta forma, de las máximas garantías jurídicas.

Para cualquier aclaración, los socios pueden dirigirse a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.

ARAG-ASAJA reclama al gobierno de La Rioja el plan de acción anunciado para apoyar a los sectores agrarios más golpeados por la Covid-19

28 mayo, 2020

La organización agraria demanda al Ejecutivo que proteja a los viticultores y pequeños bodegueros riojanos frente a las políticas “proteccionistas” adoptadas por el País Vasco

ARAG-ASAJA ha reclamado hoy al Gobierno de La Rioja el plan de acción anunciado hace un mes por la consejera de Agricultura en sede parlamentaria para apoyar a los sectores agrarios más golpeados por la Covid-19.

La organización agraria insiste en la necesidad de que el Ejecutivo regional atienda los intereses del sector agrario frente a políticas proteccionistas que ya están adoptando otras regiones Comunidades Autónomas, como el País Vasco, que ha anunciado medidas concretas y específicas de apoyo a la hostelería y a los productores de vino, con una dotación presupuestaria de alrededor de 10 millones de euros.

En este sentido, ha advertido que es necesario pasar ya a la “acción” con medidas y ayudas directas que alivien al sector más afectado por el cierre forzoso del canal de hostelería durante los últimos casi tres meses. Un sector que, además, acusará durante un periodo indefinido, la ralentización de su actividad al estar condicionada por la restricción legal de espacios y aforos.

En concreto, ARAG-ASAJA cree de especial importancia reactivar el sector vitivinícola con un paquete de ayudas dirigido a mejorar la financiación y liquidez para las pequeñas y medianas bodegas, así como apoyar la puesta en marcha de herramientas para la venta “on line” por parte de las bodegas riojanas.

“La Rioja y su sector no puede quedar atrás” ha defendido la organización. “Y sobre todo cuando los anuncios de otras regiones vecinas pueden provocar un peligrosa “endogamia” que acabe perjudicando al conjunto de la DOCA Rioja.  

Por este motivo, ha reivindicado que los viticultores riojanos “no pueden ser los más perjudicados por el proteccionismo que algunos ya han empezado a aplicar. El Gobierno de La Rioja necesita pasar ya de las palabras a los hechos”.

Calendario de uso del fuego en época de incendios

27 mayo, 2020

El Gobierno de La Rioja ha publicado la normativa que regulará, durante esta campaña 2020-2021, la prevención y lucha contra los incendios forestales en La Rioja.

En concreto, se han fijado tres épocas de peligro de incendios forestales: la de alto riesgo, del 15 de julio al 15 de octubre; la de riesgo moderado, del 1 al 14 de julio y del 16 de octubre al 15 de noviembre; y la época de riesgo bajo del 1 de abril al 30 de junio y del 16 de noviembre al 31 de enero.

De esta forma, en la época de alto riesgo, y con carácter excepcional, solo estará autorizado el fuego para aquellos usos destinados a prevenir daños causados por plagas o enfermedades, o evitar otros riesgos de mayor gravedad. En el resto de periodos, se podrá hacer fuego previa autorización del agente forestal de la zona o del alcalde del municipio siempre y cuando el fuego se realice fuera de las zonas de peligro. Por otro lado, durante la época de incendios, también queda prohibida la quema de vegetación en pie para la limpieza de acequias y canalizaciones de riego sin autorización previa del Director General de Biodiversidad.

ARAG-ASAJA solicita al Ministerio de Agricultura que “recapacite y apoye con más presupuesto la viticultura de calidad”

19 mayo, 2020

La organización agraria ha presentado alegaciones al proyecto del Ministerio por el que se adoptarán medidas en el sector del vino para hacer frente a la crisis del Covid-19

ARAG-ASAJA ha informado hoy del contenido de las alegaciones que la organización, a través de ASAJA nacional y de la propia Consejería de Agricultura, ha presentado al Ministerio de Agricultura para que “recapacite” su propuesta de apoyo al sector del vino y “apoye con más presupuesto la viticultura de calidad” para hacer frente a la crisis del Covid-19.

En el escrito presentado, ARAG-ASAJA ha criticado la “arbitrariedad” de las cuantías presupuestarias que el Ministerio va a destinar a las medidas recogidas en el proyecto de Real Decreto y que están relacionadas con la destilación de crisis, el almacenamiento privado y la cosecha en verde, ya que no están “justificadas” de acuerdo a los principios de transparencia y racionalidad con los que “se deberían gestionar los fondos públicos destinados al sector vitivinícola”.

Asimismo, la organización ha censurado que la norma propuesta “no recoge la posibilidad de incorporar fondos adicionales del Ministerio” lo cual supone “un agravio comparativo con respecto a otros países productores, igualmente afectados por la crisis, como es Francia, donde el Gobierno ha anunciado ayudas para complementar los fondos procedentes del programa europeo”.

En tercer lugar, las alegaciones de ARAG-ASAJA recogen que la propuesta del Ministerio “demuestra un claro desprecio a la viticultura de calidad acogida a DOP o DOC teniendo en cuenta además que los viticultores de Rioja debieran ser compensados en este momento a través del PASVE por no haberse beneficiado en su día de ayudas directas al viñedo, como si lo han sido otras regiones españolas”.

Detalle de las alegaciones

Respecto al análisis de las medidas contempladas en el borrador de la norma, la organización agraria cree que el importe de la ayuda (0,40 €/l) destinada a la destilación de crisis “es manifiestamente insuficiente” para atender los costes de producción y elaboración de los vinos acogidos a Denominación de Origen Protegida (DOP).  Prueba de ello, ha señalado, es el último estudio oficial del Gobierno de La Rioja que ya en el año 2011 señalaba que, en el caso de la DOC Rioja, el coste de producción de un kilogramo de uva de un viñedo cultivado en espaldera era de 0,61 €/kg de uva.

Por otro lado, en lo referente a la propuesta sobre el almacenamiento privado, ARAG-ASAJA ha señalado en sus alegaciones que esta medida, además de quedarse escasa para el conjunto del país, “debe dirigirse exclusivamente a aquellos vinos amparados por DOP o DOC que puedan demostrar que su principal canal de comercialización es el canal HORECA”.

Por último, y atendiendo a la cosecha en verde, la organización agraria ha vuelto a pedir al Ministerio su apoyo para conseguir la “aprobación de un aclareo parcial de racimos del viñedo” y no del total de la parcela ya que de esta forma los efectos se trasladarán a la calidad del producto, condición indispensable en el escenario tan brutal de competencia al que se va a enfrentar el mercado vitivinícola una vez se normalice la actividad hostelera. 

Asimismo, ha solicitado que se incremente el presupuesto destinado a ella “detrayendo fondos de la medida de destilación de crisis” y ha reclamado que, en cuanto a la compensación por pérdida de ingresos propuesta, se “aproveche al máximo la posibilidad que permite el reglamento europeo de ampliar hasta el 60% el valor medio de la uva en las tres últimas campañas”.

Otras medidas

ARAG-ASAJA ha compartido sus alegaciones con la Consejería de Agricultura con el objetivo de que el Ejecutivo regional atienda, de forma complementaria a estos fondos del PASVE, un plan de financiación para las pequeñas y medianas bodegas de forma que se pueda garantizar el pago a proveedores, y así evitar la posible repercusión de esta situación sobre el principal proveedor de las bodegas, el viticultor.

Alegaciones al borrador RD de medidas extraordinarias PASVE

Prolongadas las autorizaciones para plantaciones

13 mayo, 2020

La Comisión Europea, debido a la actual pandemia de COVID-19, ha aprobado prolongar la validez de las autorizaciones para plantaciones de vid (nuevas plantaciones y replantaciones) que expiran este año, así como el plazo para el arranque de viñedo.

De esta forma, aquellas autorizaciones que hayan expirado o expiren en el año 2020 continuarán siendo válidas hasta el 4 de mayo de 2021.

En el caso de aquellos viticultores que no tienen intención de hacer uso de su autorización y tampoco desean beneficiarse de esta prórroga, es importante señalar que deberán informar de ello a las autoridades competentes antes del 31 de diciembre de este año para no ser objeto de las sanciones administrativas que pudieran aplicarse a esta situación.

Por otro lado, respecto al arranque de replantación anticipada que deba realizarse en el año 2020, y siempre previa solicitud debidamente justificada del viticultor, la Comisión ha autorizado que se podrá solicitar posponer la fecha del arranque hasta el 4 de mayo de 2021, lo cual en todo caso deberá ser autorizado por la Consejería de Agricultura.  

Para más información, contacta con los técnicos de tu oficina de ARAG-ASAJA más cercana.

ARAG-ASAJA, UPA Rioja y UAGR-COAG reclaman a la Consejería de Agricultura una defensa exigente frente al Ministerio de la “cosecha en verde” como fundamental para el futuro de los viticultores

11 mayo, 2020

Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas han pedido por carta a la consejera de Agricultura, Eva Hita, una defensa exigente frente al Ministerio de la cosecha en verde, con presupuesto suficiente, para paliar las consecuencias para los viticultores ante la crisis de ventas provocado por la COVID-19.

Esta propuesta las OPA es fruto del análisis de la información facilitada durante la reunión mantenida el sábado por el sector vitivinícola y la administración riojana. Según las tres organizaciones riojanas, los viticultores de nuestra Denominación “son los que más van a sufrir el impacto del COVID-19 en la próxima campaña de no tomarse las medidas adecuadas. Hasta ahora las medidas planteadas tanto por el Ministerio como por la Consejería que usted dirige van enfocadas a solventar los problemas de excedentes y almacenamiento en las bodegas y cooperativas. Estas medidas poco o nada repercutirán en el beneficio de los viticultores, que nos tememos que se lleven la peor parte de esta grave crisis que estamos atravesando”.

ARAG-ASAJA, UPA Rioja y UAGR-COAG continúan en su escrito recordando los motivos por que apuestan por la cosecha en verde:

  1. Es necesario seguir presionando y trabajando para que esta medida se pueda ejecutar parcialmente en una parcela. Pensamos que aún hay posibilidades de que la Comisión Europea en este caso rectifique. En este sentido se encuentran trabajando asociaciones como EFOW, el COPA-COGECA y países como Francia.
  2. Aun así, de no darse este cambio y en la situación actual en la que nos encontramos, nos parece imprudente dejar esta medida sin dotación económica. Consideramos que tal y como está ahora la medida regulada (vendimia en verde de parcelas enteras) se podrían acoger los viticultores riojanos si el importe de la ayuda fuese el adecuado.
  • El importe estimado por su Consejería y trasmitido en la reunión de 1.226 €/ha para la cosecha en verde nos parece insuficiente para una destrucción total de los racimos de la parcela. En su lugar, sería necesario en esta situación complementar este pago a los viticultores hasta un importe de entre 3.000 €/ha y 4.000 €/ha.

 “Por todo lo anterior –concluyen las tres organizaciones-, le solicitamos que disponga de los fondos necesarios para poder ejecutar y complementar esta medida tan necesaria para los viticultores riojanos, bien sea como ayuda mínimis, o a través de los fondos FEADER haciendo uso de la propuesta de la Comisión Europea. Pensamos que una buena opción puede ser la combinación de los fondos PASVE para la vendimia en verde con los fondos FEADER”.

Plazo para solicitar la cartilla compartida

26 febrero, 2020

Los viticultores que estén interesados en solicitar por primera vez la denominada “cartilla compartida” tienen de plazo hasta el próximo 31 de marzo para poder realizar este trámite.

Para beneficiarse de este sistema, que permite gestionar hasta un máximo de 5 titulares distintos y 50 hectáreas de viñedo, los interesados deben cumplimentar la solicitud de reconocimiento de la condición de gestor múltiple de explotaciones de viñedos inscritos en el Consejo Regulador de la DOCA Rioja. Además, es necesario que cada solicitud vaya acompañada de una fotocopia de las tarjetas de entrega de uva y que las distintas firmas estén validadas por un funcionario público o cualquier entidad bancaria.

No obstante, es importante recordar que aquellos que ya solicitaron la “cartilla compartida” la pasada campaña no es necesario que la vuelvan a hacer, salvo que sus circunstancias hayan cambiado.

Los viticultores interesados pueden ampliar esta información en las distintas oficinas de ARAG-ASAJA, donde se le realizará incluso este trámite.

ARAG-ASAJA apoyará al Consejo Regulador en la defensa de la Denominación de Origen Calificada Rioja

28 enero, 2020

La organización agraria muestra su sorpresa y su absoluto desacuerdo con esta resolución que hoy publica el BOE y que reactiva la solicitud de ABRA para crear ‘Viñedos de Álava’

El presidente de ARAG-ASAJA ha reclamado que la Denominación de Origen Calificada Rioja no sea utilizada políticamente para negociar otras cuestiones ajenas al sector vitivinícola

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, ha manifestado hoy que apoyará al Consejo Regulador en la defensa de la Denominación de Origen Calificada Rioja ante la resolución que hoy publicación el Boletín Oficial del Estado en la que se reactiva la solicitud de ABRA para crear ‘Viñedos de Álava”.

Pérez ha expresado su sorpresa y su absoluto desacuerdo con el proceso para la creación de una nueva denominación de origen protegida en Álava ya que “o se está con Rioja o se está fuera de Rioja, puesto que en la misma región, sobre un mismo tipo de vino, no caben denominaciones de origen distintas”.

Por este motivo, ha trasladado al presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja, Fernando Salamero, que cuenta con el respaldo de toda la organización agraria de ARAG-ASAJA en utilizar todos los instrumentos y medios políticos y legales, para defender el patrimonio de todos los viticultores.

Asimismo, Pérez ha reclamado “cordura y sensatez” para que la Denominación de Origen Calificada Rioja no sea utilizada políticamente para negociar otras cuestiones ajenas al sector vitivinícola.  “De este sector en La Rioja viven familias, bodegas, empresas y no vamos a consentir que el mercadeo político sirva para perjudicar los intereses de Rioja en general y de los viticultores de las tres zonas en particular”.

Bruselas flexibilizará las reglas de promoción del vino

11 diciembre, 2019

La Comisión Europea (CE) ha propuesto cambios en las normas que rigen los programas de promoción del vino europeo, incluido el español, para ayudar a los productores afectados por los aranceles de Estados Unidos.

Para ello, ha propuesto tres nuevos reglamentos. En primer lugar, la Comisión plantea dar a los productores la posibilidad de modificar los programas de promoción en los mercados a los que dirigen sus campañas de promoción que hayan sido aprobadas. En segundo lugar, Bruselas también ha planteado aumentar la tasa de financiación de la UE de las operaciones de promoción del vino, que actualmente se fija en el 50 % en los programas nacionales, lo que permitirá a los operadores aligerar el peso financiero de las campañas. Y por último, otro de los cambios está relacionado con que la CE quiere eliminar el límite de duración de los programas de promoción del sector, fijados ahora en cinco años, de forma que puedan incluso ser prorrogadas.

ARAG-ASAJA celebra que la Unión Europea esté gestionando, desde la unidad del Parlamento Europeo, una serie de medidas para compensar y apoyar a las bodegas afectadas por los nuevos aranceles. No obstante, recuerda que es importante que las soluciones en las que se esté trabajando tengan en cuenta, además de los intereses exportadores de las industrias agroalimentarias, al sector productor y agricultores. 

De lo contrario, y tal como sucedió con el veto ruso que dio lugar a la crisis de la fruta de hueso, serán los agricultores los que finalmente paguen los platos rotos de un problema político que es ajeno a la agricultura.