Aldeanueva de Ebro
Viernes
14°  4° 
Sábado
14°  3° 
Domingo
18°  5° 
tiempo.com   +info

CAMPO RIOJANO

El medio de comunicación de los agricultores y ganaderos riojanos

Vitivinicultura

16 de Abril, 2021

Últimos días para asegurar frente al pedrisco

14 abril, 2021

Los viticultores que lo deseen disponen hasta el próximo día 30 de abril para asegurar su cosecha 2021 frente al riesgo de pedrisco.

En este sentido, ARAG-ASAJA recuerda el servicio de asesoramiento especializado que la organización ofrece a sus socios para ayudarles a contratar, a partir de un seguro base, distintas coberturas para los riesgos de su explotación que más se ajusten a sus necesidades. Un servicio que, además, diferencia a ARAG-ASAJA frente a otras opciones por el acompañamiento que el personal técnico realiza a los agricultores en la tramitación de un posible siniestro y en la peritación de los daños

Cabe recordar que durante el pasado año, el pedrisco fue la causa principal de siniestralidad con daños en 26.735 parcelas y una superficie afectada de 18.689 hectáreas.

 ARAG-ASAJA sigue trabajando para incrementar la financiación de los seguros agrarios ya que es casi la única herramienta que tiene el sector para afrontar los riesgos que implica un clima cada vez más extremo y variable.  

ASAJA sigue reclamando fondos extraordinarios para ayudar al sector vitivinícola

8 abril, 2021

Pedro Barato propone al Gobierno de España que aporte un presupuesto extraordinario para hacer frente al impacto de la crisis del Covid en el sector, en el caso de que Europa no conceda fondos extraordinarios

ASAJA valora estas ayudas como la única salida que le queda al viticultor de Rioja tras la caída inadmisible del precio de la uva esta pasada campaña

ASAJA ha vuelto hoy a reclamar fondos extraordinarios para ayudar al sector vitivinícola a salir de una crisis que está afectando de forma inadmisible al precio de la uva.

Así lo ha traslado el presidente de ASAJA, Pedro Barato, en su visita a La Rioja para pedir el apoyo de los viticultores en la renovación del Consejo Regulador al trabajo que está realizando ARAG-ASAJA “como un valor seguro en la defensa de sus intereses, sus viñedos y sus uvas”. 

Durante su comparecencia, Barato ha admitido que “ojalá se equivoque, pero cree Europa no aportará fondos extraordinarios para el sector del vino en España”.

“La realidad es que en estos momentos lo único que hay encima de la mesa es que no solo no habrá más dinero, sino menos dinero para aplicar las medidas de apoyo al sector vitivinícola (PASVE) durante 2021”.  En concreto, señala, España sufrirá un recorte del 3,9%, es decir, dispondrá de casi 8,2 millones menos.

Por este motivo, el presidente de ASAJA ha propuesto al Gobierno que habilite, en el caso de que Europa no conceda más fondos, una partida presupuestaria para hacer frente al impacto de la crisis del Covid en el sector, como están haciendo en otros países del entorno. Además, ha sugerido la necesidad de que el Gobierno también se plantee destinar más recursos de los fondos Next Generation para la recuperación del sector.

Por su parte, Eduardo Pérez Hoces ha puesto el acento en los precios de la uva y ha anunciado que ASAJA está trabajando para logar “mayores garantías en el cumplimiento de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria”. Para ello, ha explicado, pedirán que se habilite un “registro de contratos público” con los que el viticultor pueda reclamar unos precios justos de las uvas con los que, al menos, se cubran los costes de producción. 

Para el presidente de ARAG-ASAJA, lo más importante en estos momentos es recuperar el precio de la uva y que las bodegas cumplan la Ley de la Mejora de la Cadena Alimentaria. “Es inadmisible que Rioja haya conseguido cerrar 2020 con una caída de ventas y sin embargo, la caída que han sufrido los precios de la uva en esta pasada campaña podrían acercarse a casi a un 30%.”, ha señalado.

Propuestas ASAJA

Entre las medidas propuestas, Eduardo Pérez ha recordado que ASAJA defenderá que no haya plantaciones mientras no se recupere el precio de la uva, propondrá un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en época de crisis, y pedirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Calidad Alimentaria.

Además, exigirá una reducción de la burocracia y que los controles no lastren ni perjudiquen las labores de los viticultores.

Proceso de acreditación

Las OPA se disputarán hasta el próximo 30 de abril la representación de algo más de 8.000 viticultores que cultivan 35.971 hectáreas de viñedo. Los cien votos de la rama productora se repartirán entre las cooperativas y organizaciones agrarias que conforman la DOCa Rioja.

ASAJA acude a este proceso tras haber crecido en representatividad en cada renovación de la Interprofesional del Vino de Rioja, hasta el punto de que hoy es la organización que suma más de la mitad de la representatividad de todas las OPA. En concreto, cuenta con 29 votos y 4 vocales en la composición de la Interprofesional del Vino de Rioja.   La información de la campaña puede consultarse en la web www.eligeASAJA.com

Prórroga para las plantaciones de viñedo

7 abril, 2021

Desde la pasada semana ya están en vigor las novedades que el Gobierno de España ha introducido en la normativa de autorizaciones de viñedo. El objetivo, prorrogar la validez de las autorizaciones para plantaciones de viñedo ante la dificultad por parte de los viticultores de acometer las plantaciones y replantaciones en plazo por razón de la pandemia.

Así, se ha prolongado hasta el 31 de diciembre de 2021 la vigencia de las autorizaciones de nueva plantación y de replantación que caducaban en 2020.

Del mismo modo, también se ha ampliado el plazo para presentar solicitudes de conversión de derechos de replantación hasta el 31 de diciembre de 2022, se ha prolongado la vigencia de las autorizaciones de conversión hasta el 31 de diciembre de 2025 y se ha ampliado la vigencia de los derechos de replantación que caduquen en esta campaña y siguientes hasta el 31 de diciembre de 2025.

A propósito de este tema, ASAJA recuerda que seguirá trabajando para prolongar más allá del año 2045 la fecha de caducidad del actual sistema controlado de plantaciones de viñedo.

Los agricultores interesados pueden informarse en su sede de ARAG-ASAJA más cercana o a través del teléfono 941362915.

ASAJA, el valor de defender lo que vale

31 marzo, 2021

En las próximas semanas se renueva la representatividad del Consejo Regulador, y ASAJA ha pedido el apoyo de los viticultores como un valor seguro para la defensa de sus intereses y, sobre todo, de los precios de la uva.

Para ello, ha presentado un programa que puede consultarse en la web www.eligeasaja.com y con el que espera obtener la confianza del sector productor para seguir siendo una organización con peso y capacidad para proteger la rentabilidad de los viticultores en un momento muy complicado debido al impacto de la pandemia.

Entre las medidas propuestas, ASAJA defenderá que no haya plantaciones mientras no se recupere el precio de la uva, propondrá un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en época de crisis, y pedirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Calidad Alimentaria. Además, exigirá una reducción de la burocracia y que los controles no lastren ni perjudiquen las labores de los viticultores.

Por otro lado, ASAJA continuará exigiendo fondos extraordinarios europeos y nacionales para hacer frente a la crisis por Covid-19 que especialmente ha afectado a los viticultores de las zonas productoras de vinos de calidad.

ASAJA pide el apoyo de los viticultores de Rioja en la renovación del Consejo Regulador por ser un valor seguro para la defensa de sus intereses

29 marzo, 2021

La organización presenta sus propuestas a la Interprofesional del Vino de Rioja con las que aspira a seguir teniendo peso y capacidad para proteger la rentabilidad de los viticultores en un momento muy complicado debido al impacto de la pandemia

ASAJA señala como uno de sus principales objetivos “poder aumentar el valor de las uvas de Rioja con unos precios justos tras la caída inadmisible del precio de la uva esta pasada campaña”

ASAJA ha pedido hoy el apoyo de los viticultores de Rioja ante el proceso de renovación para configurar el Consejo Regular de cara al próximo periodo por “ser un valor seguro en la defensa de sus intereses, sus viñedos y sus uvas”.  

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez Hoces, y el secretario general de la organización, Igor Fonseca, han presentado sus credenciales para seguir siendo “una organización fuerte, profesional, con peso y capacidad para proteger la rentabilidad de los viticultores en un momento muy complicado debido al impacto de la pandemia”.

Durante su comparecencia, Pérez Hoces ha subrayado la importancia de estas elecciones porque es “ahora cuando a los viticultores nos toca luchar por nosotros mismos para ocupar el lugar que nos merecemos dentro del sector vitivinícola y encarar el futuro con objetivos, con entendimiento, con esfuerzo, pero también con firmeza”.

En este sentido, el secretario general de ARAG-ASAJA ha detallado algunas de las propuestas con las que concurren a estas elecciones para hacer frente, desde la responsabilidad, a la crisis causada por el Covid y reactivar las ventas y el valor de Rioja. “Con estos compromisos, somos conscientes de que ASAJA no está inventando nada. Ni que tampoco tiene la varita mágica. Pero sí que es la única organización agraria con la fuerza y capacidad suficiente para defender el valor de los viticultores con profesionalidad”.

En concreto, ha señalado como uno de sus principales objetivos “poder aumentar el valor de las uvas de Rioja con unos precios justos tras la caída inadmisible del precio de la uva esta pasada campaña”. Para ello, ha recordado que con sus acuerdos, y hasta la irrupción de la crisis sanitaria, el equilibrio entre la oferta y la demanda había mantenido los precios de la uva entre 2017 y 2019 en una media de 0,99 euros la uva tinta y 0,80 euros la uva blanca.

Por este motivo, ha anunciado que su organización propondrá diseñar un contrato marco plurianual que sirva para salvaguardar al viticultor en épocas de crisis y demandará mayores garantías para el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Cadena Alimentaria con el que poder garantizar unos precios justos.

Además, Fonseca también ha indicado que van a “continuar exigiendo fondos extraordinarios europeos y nacionales que estén dirigidos a los viticultores de las zonas productoras de vinos de calidad para que el viticultor no siga siendo siempre el eslabón más débil de la cadena”.

Por otro lado, y con respecto a mejorar la rentabilidad de los viticultores, el secretario general también ha indicado que ASAJA exigirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas para impulsar y dar cobertura al gran crecimiento en el sector de la diferenciación cualitativa.

Asimismo, y en lo referente al crecimiento de masa vegetal, ASAJA seguirá trabajando para eliminar la referencia de 2045 como fecha para la liberación de plantaciones y continuará exigiendo condicionar el aumento de masa vegetal a la evolución del mercado y por tanto al incremento de ventas y al valor de la uva de Rioja.

Mano al sector productor

El presidente de ARAG-ASAJA ha manifestado que Asaja hubiera preferido llegar a un acuerdo con el sector productor para renovar de forma inmediata la Interprofesional del Rioja, antes que meterse en un proceso que “poco cambiará las cosas”. 

En este sentido, ha explicado que desde su organización se tendió la mano al sector productor para llegar a un acuerdo, “convencidos de que, en un momento complicado para el sector, lo más útil era dejarnos de procesos electorales y dedicar nuestro tiempo y esfuerzo en trabajar y adoptar decisiones que nos ayudasen a revertir la situación por la que están atravesando el sector vitivinícola”. Sin embargo, ha añadido, “lamentablemente la propuesta de Asaja no fue atendida por el resto de organizaciones agrarias”.

Proceso de acreditación

Las OPA se disputarán hasta el próximo 30 de abril la representación de algo más de 8.000 viticultores que cultivan 35.971 hectáreas de viñedo. Los cien votos de la rama productora se repartirán entre las cooperativas y organizaciones agrarias que conforman la DOCa Rioja.

ASAJA acude a este proceso tras haber crecido en representatividad en cada renovación de la Interprofesional del Vino de Rioja, hasta el punto de que hoy es la organización que suma más de la mitad de la representatividad de todas las OPA. En concreto, cuenta con 29 votos y 4 vocales en la composición de la Interprofesional del Vino de Rioja.   La información de la campaña puede consultarse en la web www.eligeASAJA.com

Pincha aquí para conocer el 👉 PROGRAMA DE ASAJA

ARAG-ASAJA critica que Bruselas aplace la decisión de adoptar fondos adicionales para el vino a finales del mes de abril

24 marzo, 2021

La organización agraria considera inaceptable que todavía se desconozca si habrá medidas para salvar la rentabilidad de los viticultores de Rioja y cuál será su presupuesto final

ARAG-ASAJA pide al Ministerio de Agricultura que asuma “su responsabilidad y falta de previsión” para aplicar medidas de apoyo al sector del vino, independientemente de los fondos comunitarios

ARAG-ASAJA ha criticado hoy que Bruselas haya aplazado la decisión de conceder fondos adicionales con los que poder hacer frente a las dificultades del sector vitivinícola, hasta el próximo 26 de abril.

Una decisión “absolutamente decepcionante” para el sector que tenía puesta la vista en el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea (UE) que se ha celebrado esta semana y en el que figuraba en el orden del día la propuesta de medidas adicionales.

ARAG-ASAJA ha advertido además de las consecuencias que supone este aplazamiento para las posibles medidas que tendrían que poner en marcha la Consejería de Agricultura en La Rioja y que están relacionadas con la cosecha en verde y almacenamiento privado.

“La realidad es que en estos momentos lo único que hay encima de la mesa es que no solo no habrá más dinero, sino menos dinero para aplicar las medidas de apoyo al sector vitivinícola (PASVE) durante 2021”.  En concreto, señala, España sufrirá un recorte del 3,9%, es decir, dispondrá de casi 8,2 millones menos.

En este sentido, la organización ha calificado de “inaceptable” que todavía a estas alturas se desconozca si “habrá medidas para salvar la rentabilidad de los viticultores de Rioja y cuál será su presupuesto final”.

Por este motivo, ARAG-ASAJA ha pedido al Ministerio de Agricultura que asuma “su responsabilidad y falta de previsión” para adoptar medidas extraordinarias en el sector del vino para hacer frente a la crisis causada por la pandemia de COVID-19,  independientemente de los fondos comunitarios.

Eliminar los restos de poda

24 marzo, 2021

Finalizada la campaña de la poda, es conveniente recordar e insistir en la importancia de eliminar, por motivos fitosanitarios, los restos de poda de olivo y de viña correctamente bien mediante el picado e incorporación a la propia parcela o mediante su quema.

Para ello, y solo en el caso que los agricultores decidan quemar los restos de poda, continúa siendo necesario pedir, con carácter previo, autorización.

ARAG-ASAJA recuerda que la acumulación de restos de poda o combustibles está regulada y su incumplimiento conlleva determinadas sanciones en caso de que estos restos ocasionen un incendio o su propagación. En concreto, la normativa establece que, ante la acumulación de restos de poda a menos de 10 metros de terrenos rústicos cubiertos por arbolado o vegetación natural espontánea, ribazos, setos o sotos; así como de cauces públicos, carreteras, líneas eléctricas y vías del tren, que sean la causa de un incendio, será el propietario de la parcela en la que se ubique dicha acumulación de material, el responsable del mismo.

Para ARAG-ASAJA, es imprescindible cumplir correctamente estas buenas prácticas para que el agricultor no se vea penalizado.  

Plazo para solicitar la cartilla compartida

10 marzo, 2021

Los viticultores que estén interesados en solicitar por primera vez la denominada “cartilla compartida” tienen de plazo hasta el próximo 31 de marzo para poder realizar este trámite.

Para beneficiarse de este sistema, que permite gestionar hasta un máximo de 5 titulares distintos y 50 hectáreas de viñedo, los interesados deben cumplimentar la solicitud de reconocimiento de la condición de gestor múltiple de explotaciones de viñedos inscritos en el Consejo Regulador de la DOCA Rioja. Además, es necesario que cada solicitud vaya acompañada de una fotocopia de las tarjetas de entrega de uva y que las distintas firmas estén validadas por un funcionario público o cualquier entidad bancaria.

No obstante, es importante recordar que aquellos que ya solicitaron la “cartilla compartida” la pasada campaña no es necesario que la vuelvan a hacer, salvo que sus circunstancias hayan cambiado.

Los viticultores interesados pueden ampliar esta información en las distintas oficinas de ARAG-ASAJA, donde se le realizará incluso este trámite.

Solicitud de pago de ayudas reestructuración 2018,2019 y 2020

3 marzo, 2021

La Consejería de Agricultura ha publicado esta semana en el BOR las resoluciones de concesión de las ayudas a la reestructuración y reconversión de viñedos correspondientes a las convocatorias públicas de 2018, 2019 y 2020, previstas en el programa de apoyo al sector vitivinícola 2019/2023 para FEAGA 2021.

Por lo que, a partir de este momento, los agricultores beneficiarios de estas ayudas ya pueden solicitar los pagos correspondientes a dichas convocatorias o bien realizar aquellas modificaciones que fueran necesarias.

Además, ARAG-ASAJA informa a sus socios que aquellos que ya hayan finalizado las acciones, pueden pasarse por las oficinas de la organización para justificar las ayudas. El plazo para aquellos que solicitaron la ayuda en los años 2018 y 2019 es hasta el 31 de julio, mientras que aquellos que presentaron la solicitud en 2020 solo tienen de plazo hasta el 30 de junio.

Cabe recordar, que estas ayudas han ido dirigidas a viticultores que han reconvertido el viñedo a través de un cambio de variedad por reinjertado o por su transformación de vaso a espaldera; o bien que han reestructurado la viña, sustituyendo una o varias parcelas vitícolas por otra con la incorporación de mejoras en el cultivo.

Se acerca el fin de plazo para las ayudas de reestructuración

17 febrero, 2021

El próximo 1 de marzo concluye el plazo que la Consejería de Agricultura ha habilitado para la presentación de solicitudes a las ayudas para reestructuración y reconversión de viñedo en La Rioja.

Las acciones subvencionables en esta convocatoria, cuya ayuda máxima será como máximo del 50% de los costes, están relacionadas con la reimplantación de viñedos, la reconversión varietal, y la mejora de técnicas de gestión de viñedo.

ARAG-ASAJA recuerda a los agricultores que estén interesados en reestructurar o reconvertir viñedos destinados a uvas de vinificación que el periodo de inicio de las actuaciones que se soliciten comenzará a partir del 2 de mayo de este año, por lo que, en esta convocatoria no podrán entrar los arranques que se hagan esta primavera de 2021.

Asimismo, la organización informa que el periodo para el desarrollo de operaciones anuales es hasta el 30 de junio de 2022 y para las operaciones bienales hasta el 30 de junio de 2023.

ARAG-ASAJA concreta medidas urgentes para salvar la rentabilidad de los viticultores

27 enero, 2021

El presidente de la organización, Eduardo Pérez, ha informado sobre las propuestas económicas que presentará el próximo viernes en la Interprofesional del Vino de España

ARAG-ASAJA pide más fondos europeos y nacionales en el plan de medidas de apoyo al sector vitivinícola que aplicará el Ministerio de Agricultura para la próxima campaña

Pérez Hoces pide un cambio en la distribución económica de las medidas del PASVE con el objetivo de que las ayudas para el almacenamiento privado y cosecha en verde estén mejor dotadas económicamente

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez Hoces, ha concretado hoy en rueda de prensa las medidas urgentes que, en materia de uva y vino, presentará el próximo viernes en la Junta Directiva de la Interprofesional del Vino de España (OIVE) para salvar la rentabilidad de los viticultores.

En primer lugar, Pérez Hoces ha transmitido la necesidad de que el Ministerio de Agricultura habilite un presupuesto extraordinario para “aumentar la efectividad de las medidas del Programa de Apoyo al Sector del Vino (PASVE) ante la dimensión de la crisis del Covid-19”.

En concreto, ha pedido un cambio en la distribución económica de las medidas del PASVE con el objetivo de que las medidas de almacenamiento privado y cosecha en verde estén mejor dotadas económicamente ya que según datos de ejecución del Ministerio de Agricultura, “únicamente 6 millones de euros, es decir un 2,85% del presupuesto total, fueron destinados a la medida de cosecha en verde para la vendimia de 2020”.

Una medida sobre la que también ha recordado, su organización vuelve a reclamar que Europa permita la cosecha en verde parcial, en lugar de condicionar las ayudas a la destrucción de toda la producción de la parcela.

Asimismo, el presidente de ARAG-ASAJA ha solicitado que, dado que la crisis del sector es una consecuencia directa del cierre forzoso de la hostelería y la ralentización de su actividad durante los últimos meses, “los fondos del PASVE vayan dirigidos preferentemente hacia las zonas productoras de vino de calidad, de forma que las medidas puedan aplicarse a las bodegas y viticultores que producen en estas zonas”. De lo contrario, ha subrayado, “las ayudas seguirán sin responder a las necesidades de Rioja”.

Mejoras Ley Cadena Alimentaria

Por otro lado, Pérez Hoces también ha anunciado que su organización va a plantear mayores garantías en el cumplimiento de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria. Para ello, ha explicado, solicitarán a la OIVE que reclame más fondos para la Agencia de Información y Control Alimentarios para ejercer su función y propondrán que “sean las organizaciones agrarias quienes puedan formalizar las posibles denuncias de los viticultores por incumplimientos de contratos y bajos precios”.

Igualmente, ha añadido, “pondrán de manifiesto que la ley tiene que admitir como referencia los estudios de costes que realizan organismos independientes como universidades y consejerías de distintos gobiernos autonómicos a los efectos de determinar los costes de producción de un viticultor en cada zona productiva”.

Por último, y con el objetivo de mejorar la transparencia y la estabilidad del sector, el presidente de ARAG-ASAJA ha asegurado que propondrá a la Interprofesional del Vino de España, la puesta en marcha de un código de buenas prácticas entre productor y bodega con el objetivo de que “únicamente se beneficien de las ayudas públicas aquellas bodegas que han demostrado que cumplen con las obligaciones de la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria y apoyan la realización de contratos plurianuales con viticultores para dar estabilidad al sector”.

El acuerdo del Brexit, una buena noticia

7 enero, 2021

El sector agrario y agroalimentario ha recibido con evidente alivio el acuerdo de comercio y asociación económica entre el Reino Unido y la UE previo al Brexit. En concreto, el acuerdo político alcanzado supone la exención de aranceles y contingentes para todas las mercancías y bienes, evitando así el peor de los escenarios posibles del proceso de retirada del Reino Unido, el de un Brexit sin acuerdo.

Asaja subraya que para las exportaciones agroalimentarias españolas, este capítulo es trascendental, ya que se trata de un flujo anual de más de 4.000 millones de euros que de no haberse alcanzado el acuerdo deberían someterse a aranceles de la OMC, que rondarían entre el 10% y el 40% del valor de los productos.

Sin embargo, ARAG-ASAJA recuerda que el Reino Unido es un país tercero desde el pasado 1 de enero de 2021, por lo que ha abandonado el mercado único y la unión aduanera, así como todas las políticas y los acuerdos internacionales de la Unión.

Por este motivo, la organización pide a las autoridades comunitarias un último esfuerzo para desarrollar una fase de transición efectiva desde el 1 de enero hacia la eventual aplicación completa de las nuevas normas que regirán los intercambios comerciales entre Reino Unido y la Unión Europea.

Además, ARAG-ASAJA también cree que es primordial que las Administraciones elaboren y difundan orientaciones útiles para las empresas que les permitan una mejor planificación y preparación.

Novedades en materia de plantaciones

16 diciembre, 2020

Las instituciones europeas han acordado que la próxima PAC se aplicará el 1 de enero de 2023, dos años más tarde de lo que inicialmente estaba previsto. Por este motivo, se introducirán algunas novedades legislativas durante los años de transición 2021 y 2022 para las que ha sido necesario aprobar un reglamento europeo, cuya publicación se prevé que se produzca antes del 31 de diciembre de este año.

Las novedades más importantes están dirigidas al sector vitícola riojano y tienen como objetivo paliar las posibles consecuencias que sobre este sector ha tenido la pandemia del COVID-19.

En concreto, los cambios afectan a las autorizaciones de nuevas plantaciones y de replantaciones que caducasen en 2020 ya que se prorroga su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2021.

También a aquellos titulares de concesiones de autorizaciones de nuevas plantaciones y de replantaciones que caduquen en 2020 y que no tengan intención de hacer uso de las mismas antes del 31 de diciembre de 2021, ya que estarán exentos de la aplicación de una sanción administrativa siempre que lo comuniquen a la Consejería de Agricultura antes del 28 de febrero de 2021.

Por otro lado, hay novedades en el plazo para solicitar la conversión de derechos de plantación en autorizaciones administrativas que se prorroga hasta el 31 de diciembre de 2022. Además, las autorizaciones administrativas tendrán el mismo periodo de validez que el derecho de plantación convertido, expirando en todo caso a más tardar el 31 de diciembre de 2025.

Los agricultores interesados pueden informarse en su sede de ARAG-ASAJA más cercana o a través del teléfono 941362915.

Se acerca el fin de plazo para contratar el seguro agrario

9 diciembre, 2020

El próximo 20 de diciembre finaliza el plazo para la contratación del seguro agrario para las explotaciones vitícolas y de herbáceos extensivos. Por este motivo, desde ARAG-ASAJA queremos recordar el servicio que ofrecemos de asesoramiento especializado a nuestros socios para ayudarles a contratar la opción que mejor interés tenga para su explotación.

Un servicio que, además, nos diferencia frente a otras opciones por el acompañamiento que realizamos a nuestros agricultores en la tramitación de un posible siniestro y en la peritación de los daños.

Además, es necesario destacar que en esta campaña, y como novedad, se aplicará la misma subvención a todas las pólizas de seguros que se contraten esta campaña, tanto en la línea de viñedo como en la de retirada y destrucción de animales muertos.

Los agricultores y ganaderos riojanos han destinado este año casi 11 millones de euros anuales a asegurar sus explotaciones. Y aunque los datos de contratación son positivos, ARAG-ASAJA ha vuelto a solicitar al Gobierno de La Rioja y al Ministerio de Agricultura la revisión de cuestiones relacionados con la ampliación de cobertura de riesgos, la inclusión del riesgo de mildiu en las líneas de la uva de vinificación, así como mejoras en el seguro de la fruta para que sea más atractivo.

Los agricultores interesados pueden informarse en su sede de ARAG-ASAJA más cercana o a través del teléfono 941362915.

Trámites y plazos para el arranque de viñedo

18 noviembre, 2020

ARAG-ASAJA recuerda a los viticultores interesados en solicitar la autorización para el arranque de viña los trámites y plazos que son necesarios para cumplir con la normativa que regula el potencial de producción vitícola.

En primer lugar, el viticultor debe solicitar a la Consejería de Agricultura la autorización para realizar el arranque de forma previa, teniendo en cuenta que, si el viticultor y propietario son distintos, antes se deberá verificar la firma del propietario. Tiene de plazo hasta el 15 de marzo del 2021.

Una vez concedida la autorización de arranque, el viticultor puede comenzar con los trabajos de descepe los cuales, una vez finalizados, también deberán ser comunicados a la Consejería de Agricultura antes del 30 de abril de 2021.

Por otro lado, y en lo que respecta al arranque en diferido, la solicitud deberá ser presentada antes del 31 de enero de 2021. Los trámites continuarán con la constitución del aval, que deberá ser presentado en la Consejería de Hacienda, y la comunicación de la autorización para realizar el arranque que deberá ser ejecutado antes de que comience en producción el viñedo plantado.

ARAG-ASAJA pide a agricultura que se “ponga el ojo” en las operaciones de compra de uva que están por debajo de los costes de producción

6 octubre, 2020

La organización agraria ha mantenido una reunión con la consejera de Agricultura en la que ha trasladado su preocupación por los bajos precios de la uva de esta vendimia

ARAG-ASAJA también ha valorado la respuesta y el esfuerzo que los agricultores han realizado estos meses para conseguir unas campañas agrícolas seguras

El presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez Hoces, ha mantenido hoy una reunión con la consejera de Agricultura del Gobierno de La Rioja, Eva Hita, en la que le ha trasladado su preocupación por los bajos precios de la uva de esta vendimia y le ha pedido que “ponga el ojo” en aquellas operaciones de compra que están por debajo de los costes de producción.

Acompañado del secretario general de ARAG-ASAJA, Igor Fonseca, y de varios miembros del Comité Ejecutivo, Pérez Hoces ha insistido en solicitar su implicación para cumplir la ley de la Cadena Alimentaria ya que, pese a su modificación, “no está funcionando”.  “No tiene justificación que en pleno siglo XXI algunos de nuestros agricultores vendimien sin que los contratos se formalicen, que otros no conozcan todavía el precio al que se le pagarán las uvas, y que los que lo conocen, hayan tenido que elegir entre dejarlas en el campo o venderlas de forma desleal. Es inasumible”.

Para Pérez Hoces, “contar con precios de la uva dignos, acordes a la calidad y la situación del mercado, debería ser fundamental para asegurar la salud de la Denominación de Origen Calificada Rioja, algo que lamentablemente no lo está siendo”.

Una razón fundamental, ha añadido, por la que “desde ARAG-ASAJA venimos denunciando que solo sean los agricultores quienes tengan que soportar la mayor parte del peso de la crisis cuando las ventas de Rioja están muy lejos de las caídas que se pronosticaban hace unos meses, las ayudas para vendimia en verde no han funcionado, y en cambio, algunas bodegas han recibido importantes sumas de dinero que deberían haberse condicionado al pago de precios acordes a la calidad de la uva de esta campaña”.

Por este motivo, han propuesto a la Consejería de Agricultura un código de buenas prácticas que permita primar a aquellas bodegas que cumplen con dicho código en las relaciones con sus proveedores, pudiendo ser prioritarias en la concesión de ayudas públicas o ventajas administrativas.

Campañas agrícolas seguras

Por otro lado, durante la reunión también se ha analizado la implementación de los protocolos para una campaña agraria segura en el sector. En este sentido, el presidente de ARAG-ASAJA ha destacado que pese a la incertidumbre y confusión inicial que una mejorable coordinación hubiese facilitado, los agricultores han demostrado una vez más su compromiso con las recomendaciones que se establecieron en materia de alojamiento, desplazamientos, pruebas PCR y organización de trabajo para proteger la salud pública.

Un objetivo que, de manera generalizada, para Pérez Hoces se ha conseguido pese “al quebranto y coste” que ha supuesto para el agricultor cumplir esta campaña con el exceso de burocracia y unas exigencias desproporcionadas en materia de alojamiento a los trabajadores agrícolas.

Pisando las uvas… y los precios

5 octubre, 2020

ARAG-ASAJA denuncia que los viticultores están, no solo lejos de recibir un precio justo por sus uvas, sino que la gran mayoría ni tan siquiera llegarán a cubrir costes de producción

Estos días, Rioja afronta una nueva vendimia con la expectativa de una gran calidad y la incertidumbre y preocupación por los bajos precios de la uva. Son días de trabajo, de esfuerzo, de nervios… que ponen fin a una campaña marcada por el elevado gasto en la lucha contra determinadas enfermedades, intensos daños de pedrisco en el viñedo y, sobre todo, una crisis, la del coronavirus, que ha puesto de manifiesto la gravedad que la escasa actividad de bares y restaurantes ha significado muy especialmente para el Rioja.

En este contexto, las medidas de apoyo puestas en marcha ante la dimensión de esta crisis sanitaria han sido insuficientes y han decepcionado al conjunto del sector. Lo que viene siendo la crónica de un fracaso anunciado. El Ministerio ha ignorado a Rioja con unos criterios, que a juicio de Arag-Asaja, han sido arbitrarios ya que han beneficiado por encima de todo a los grandes productores, granelistas y destiladores, que son los que se han llevado el grueso del presupuesto de estas ayudas. Ayudas, por cierto, cuyo presupuesto ha salido de ‘remanentes’ del propio sector, sin que se haya puesto un solo euro nuevo por parte del Ministerio, como sí ha hecho Francia.

A las pruebas nos remitimos. Según cifras provisionales de concesión, tan solo 69 viticultores se han beneficiado de las ayudas para la cosecha en verde. Y si hablamos de las ayudas relacionadas con el almacenamiento de vinos en La Rioja, solo 62 bodegas frente a las 574 que comercializaron vino durante el año pasado. Es decir, que de los 90,5 millones de euros que puso en la mesa el Ministerio, La Rioja únicamente ha obtenido 6 millones. En definitiva, ha sido una oportunidad perdida que de haberse planteado con otros criterios y más presupuesto hubiese servido de bastante más de lo que se ha demostrado esta campaña.

Así las cosas, y pese al secretismo con el que una vendimia más el mercado afronta los precios de la uva, todo parece indicar que los viticultores están no solo lejos de recibir un precio justo por sus uvas, sino que además la gran mayoría de ellos ni tan siquiera llegarán a cubrir los costes de producción de esta campaña con una uva de grandísima calidad. Una cuestión inadmisible, que dice más bien poco de la salud de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Y es que, aunque los viticultores hemos asumido desde el inicio de la pandemia que los efectos de la crisis sanitaria pasarían factura al precio de la uva por las consecuencias que ésta tendría sobre las ventas del vino de Rioja, el último balance comercial del mes de agosto está lejos de las previsiones iniciales que estimaban unas pérdidas de ventas del 30-35%.

Una razón más por la que no se justifican algunas de las operaciones de compra de uva que estos días han salido publicadas en este medio de comunicación. Y más cuando, precisamente, algunas bodegas no solo han accedido a créditos ventajosos y financiados por las administraciones riojana y vasca, sino que también han recibido importantes ayudas públicas por la crisis del COVID, que sin duda deberían haberse condicionado al pago de precios dignos.

Por otro lado, el dato actualizado de los costes de producción de la viña que publicó la Consejería de Agricultura de La Rioja antes del verano (entre 65 y 67 céntimos de euro el kilo de uva tinta y 54 céntimos el kilo de blanca), debería haber sido una base sobre la que establecer los contratos en la presente campaña.

Lo dice la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria que, tras las movilizaciones del sector, estableció la obligatoriedad de firmar contratos con precios referenciados y nunca inferiores a los costes de producción. Sin embargo, hecha la ley, hecha la trampa, de forma que lo que tendría que ser la base de la negociación de los precios, no está funcionando para mejorar la posición negociadora del agricultor. Cuando, además, no nos olvidemos estos costes que hacen referencia a 2019 no se corresponden con los de esta campaña en la que ni el rendimiento es el rendimiento tipo ni los gastos para sacar adelante la cosecha han sido los mismos por las razones antes mencionadas.

Con todo ello, no se trata de demonizar a bodegas que, por dificultades reales, puedan desatender este planteamiento. Sobre todo cuando también hay bodegas que sí que están haciendo un esfuerzo por respetar los contratos, particularmente plurianuales.

El problema es que, una vez más, parece que tiene que ser el viticultor quien soporte el mayor peso de la crisis. ¿Acaso las bodegas están pagando un 30% menos a sus proveedores de botellas, cajas o etiquetas? ¿Dónde hemos dejado el apellido de Denominación de Origen Calificada? ¿Cómo es posible que el Ministerio, después de vender solo humo, deje en manos del sector la solución a la crisis del vino y no asuma ninguna responsabilidad?

La incompetencia no es excusa y utilizar la excusa del coronavirus para todo, tampoco.

ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐COAG reclaman precios de la uva por encima del coste de producción

9 septiembre, 2020

Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas exigen responsabilidad a todas las partes implicadas en las operaciones de compraventa de la próxima vendimia

Como cada año llega la vendimia sin que la mayoría de los viticultores conozcan el precio que recibirán por sus uvas. Ante esta situación, ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐ COAG exigen que las transacciones de compra‐venta de uva cumplan la normativa vigente, es decir, que se realicen mediante contratos que reflejen el precio y los costes de producción, y detallen el plazo de pago.

Respecto a los costes de producción (estimados por la Consejería de Agricultura en 0,65‐0,67 €/kg para la uva tinta y 0,54 para la blanca), las OPA recuerdan que esta campaña los viticultores riojanos han tenido que soportar el incremento de costes al tener que aplicar la exigente normativa anti COVID19: La situación sanitaria actual está obligando a los agricultores a adoptar medidas excepcionales en su explotación, medidas que suponen un gasto extraordinario a una campaña normal. A esto se ha sumado además un mayor gasto en fitosanitarios y gasóleo por la aparición de enfermedades en el viñedo.

ARAG‐ASAJA, UPA Rioja y UAGR‐COAG consideran que la situación del mercado del vino de Rioja no es tan catastrófica como hace unos meses se vaticinaba, ya que los datos de comercialización hasta julio ofrecen un descenso del 11%, muy lejos del 30% que hace meses se pronosticaba Esto unido a las expectativas de cosecha amparada para esta campaña colocará la ratio (relación entre existencias y ventas) en el entorno del 3,6 a final de año, una ratio no muy superior a la de diciembre de 2019 (3,3).

Las organizaciones agrarias riojanas solicitan a las administraciones públicas implicación para que velen por la efectividad y el cumplimiento de estos contratos e insten a las bodegas a pagar la uva a precios dignos, en cumplimiento de la ley de la Cadena Alimentaria (modificada tras las movilizaciones del sector agrario al inicio de año). Las tres OPA denunciarán los incumplimientos que les lleguen ante la Agencia de Control e Información Alimentarios (AICA), manteniendo el anonimato de los viticultores afectados.