enlace
Aldeanueva de Ebro
Jueves
18°  10° 
Viernes
21°  7° 
Sábado
20°  6° 
tiempo.com   +info

CAMPO RIOJANO

El medio de comunicación de los agricultores y ganaderos riojanos

Vitivinicultura

24 de Octubre, 2019

A la espera de medidas

23 octubre, 2019

Finalmente, el 18 de octubre entró en vigor la decisión del gobierno estadounidense de implantar el 25 % de aranceles a los productos agroalimentarios de ciertos países de la Unión Europea (España, Francia, Alemania y Reino Unido), como penalización por el daño que sufrió la industria aeronáutica americana por las ayudas que la UE daba a la fabricación del Airbus. Esto supone un problema de gran tamaño para el sector productor de estos países que se ha convertido en el ‘pagador’ involuntario de esta cuestión, sin comérselo ni bebérselo.

Dado que se trata de un problema colectivo cuyas consecuencias han sido injustamente derivadas, debería abordarse con prontitud e igualdad en todas las regiones y países afectados, sin embargo, no ha sido así, sino que algunas comunidades como el País Vasco o Andalucía ya han avanzado y anunciado líneas de financiación para los sectores afectados.

Sea como fuere, las administraciones europea, nacional y autonómica deben poner en marcha medidas urgentes destinadas a reducir el impacto sobre el sector agroalimentario afectado. En La Rioja, Estados Unidos supone el tercer mercado exterior para el vino producido en nuestra región, por lo que el sector vitivinícola es, seguramente, el sector más afectado y, por tanto, urge la puesta en marcha de ayudas en la búsqueda de nuevos mercados que permitan compensar la posible caída de ventas en este país.

Consumo responsable

16 octubre, 2019

En la semana internacional de la alimentación, ARAG-ASAJA hace un llamamiento a los consumidores para que adquieran los productos agroalimentarios locales, generados por los agricultores y ganaderos riojanos. La organización recuerda que nuestros agricultores y ganaderos producen alimentos seguros y de calidad, que se rigen por unos rigurosos controles sanitarios, fitosanitarios, medioambientales y, en muchos casos, están elaborados bajo normas de calidad muy exigentes, que mejoran sensiblemente el producto final en términos sensoriales y de aportación nutricional. El sector agrario, además, se está viendo injustamente más damnificado que otros sectores económicos, por motivos ajenos a él mismo, como el Brexit o el acuerdo de Mercosur, y eso incide negativamente en su rentabilidad.

Apostar por ‘lo local’ genera numerosos beneficios en nuestro entorno y, por tanto, en nosotros mismos. Favorece la generación de empleo y el desarrollo económico de nuestros pueblos, por tanto, reduce la despoblación; preserva el medio ambiente, favoreciendo la huella de carbono y estimulando la agricultura de proximidad y; finalmente, preserva nuestro modelo económico, social y etnográfico, que forma parte de nuestro patrimonio intangible. En definitiva, el consumo responsable se puede hacer también aquí mismo, generando beneficios en nuestro entorno local.

ARAG-ASAJA urge medidas urgentes contra los daños de la fauna silvestre en favor de los agricultores y ganaderos

14 octubre, 2019

El Gobierno de Aragón acaba de publicar un Decreto-Ley “ejemplar” sobre este tema

La organización agraria ARAG-ASAJA urge al Gobierno regional medidas urgentes contra los daños provocados por la fauna silvestre en defensa de los agricultores y ganaderos riojanos, tal y como ha llevado a cabo el Gobierno de Aragón y recoge en el Decreto-Ley 9/2019 de 8 de octubre.

Los cultivos del campo riojano, cereales, frutales, hortalizas, olivar y viña, principalmente llevan varios años padeciendo los daños provocados por la sobrepoblación de animales silvestres y, a pesar de las reiteradas solicitudes de los agricultores y ganaderos; las conversaciones mantenidas y promovidas por ARAG-ASAJA con las asociaciones y Federación de Caza; los municipios y las administraciones, el problema ha crecido y no se ha tomado ninguna medida.

Sin embargo, “la puesta en marcha de soluciones es posible”, manifiestan los responsables de ARAG-ASAJA dada la reciente publicación de la normativa aragonesa que tiene por objetivo adoptar medidas extraordinarias y urgentes para el control de la población silvestre de conejo común. En ella se recogen con detalle los hechos objetivos de incremento real e incontrolado de la fauna silvestre y los daños que están produciendo en los cultivos. Añade además, el texto aragonés, una cuestión de interés, que son las consecuencias añadidas sobre la ganadería extensiva, debido al pasto que el ganado pierde por el consumo de los conejos y estiman en dieciséis conejos la equivalencia del consumo en campo de una oveja de carne. Aluden también a que estos daños están afectando también a la convivencia entre cazadores y agricultores e incluyen este tema para solucionarlo.

Un problema que acumula años sin conocer la solución

ARAG-ASAJA lleva varios años denunciando una situación que lejos de solucionarse se va agravando cada año, generando cuantiosas pérdidas económicas de lo que supone la sobrepoblación de estos animales. La organización, que insiste todos los años en las épocas de mayor auge, en la puesta en marcha de medidas urgentes y eficaces para atajar la problemática existente en nuestra región con la fauna silvestre, ya en abril de 2017 solicitó al anterior Gobierno regional la modificación de la Ley de Caza actual.

Con la publicación de esta normativa, la organización agraria vuelve a reclamar a la Administración la toma de medidas para acabar definitivamente con este problema. La organización suscribe el Decreto Ley aprobado por el Gobierno de Aragón y lo propone como muestra de voluntad y de resolución de un problema que debe ser abordado con urgencia.

Aspectos relevantes del Decreto-Ley de Aragón

En concreto, este documento establece que en el plazo de 30 desde su entrada en vigor, los titulares de los cotos de caza municipales, deportivos, privados e intensivos deberán adoptar con carácter urgente un Plan de medidas de intensificación de la caza del conejo, que presentarán ante la Administración aragonesa o en su defecto, solicitarán a la misma que intervenga a través de la Federación de Caza Aragonesa en los cotos y terrenos no cinegéticos mediante cazadores habilitados con el fin de intensificar la caza y reequilibrar su población. Este Plan, deberá contemplar dos aspectos con carácter obligatorio, por un lado la justificación de las medidas adoptadas para incrementar la presión de la caza, incluyendo la invitación a cazadores que no sean socios o sean miembros de otro coto, y por otro lado, se obliga al propio coto a llevar a cabo una caza efectiva del conejo al menos 20 días de cada mes, utilizando todas las modalidades de caza permitidas.

Otra de las medidas contempladas en el Decreto-Ley afecta a los titulares de infraestructuras quienes se deberán comprometer en el desarrollo de un plan de acción que contribuya al control de la población silvestre del conejo, que será evaluado y comprobado por el Gobierno de Aragón. Por otro lado, el decreto-ley, habilita a los ayuntamientos para que expidan autorizaciones a estos cazadores tanto en terrenos cinegéticos como en los no cinegéticos.

Dentro de las novedades de esta normativa destacan las modalidades cinegéticas que podrán emplearse para la caza y que bien se podrían aplicar en La Rioja, adaptándolas a nuestra realidad, como son el eximir de la obligación de identificación de los hurones cuando éstos sean destinados a la caza, la caza nocturna así como la captura en vivo durante todo el año, sin ser necesaria la licencia de caza. Otra medida que aplica el Decreto-Ley es incluir en los planes técnicos y planes de aprovechamiento cinegético de los cotos afectados por esta plaga que se permitan que todos los socios o cazadores miembros del coto puedan cazar el conejo durante todos los días del año mediante cualquiera de las modalidades de caza y captura permitidas en cada fecha concreta.

El texto completo del Decreto-Ley puede consultarse en este link

La agricultura, otra vez de chivo expiatorio

9 octubre, 2019

La amenaza de Trump de subir los aranceles a determinados productos agroalimentarios  como el vino, las frutas y hortalizas, los quesos, el aceite y la aceituna se ha hecho realidad. La medida se ha materializado en una subida del 25% de las tasas que pagan estos productos procedentes de los países europeos socios del consorcio Airbus (España, Francia, Alemania y Reino Unido), como penalización por el daño que sufrió la industria aeronáutica americana por las ayudas que la UE daba a Airbus.

Es decir, que el sector agrario europeo se ve perjudicado directamente por una acción llevada a cabo por otro sector y, especialmente, La Rioja sale damnificada porque gran parte de su producción agroalimentaria coincide con la vetada por las medidas americanas. Estados Unidos es el mayor consumidor global, el cuarto mercado para España, y el tercero para el vino de Rioja. De los 95 millones de litros que Rioja exporta, casi el 10% de nuestros caldos se consume en este país.

Trump justifica esta medida en el desigual coste que supone para los productos norteamericanos entrar en Europa que dice ser mucho más elevado que el acceso de los productos europeos en su país. Bromas aparte, argumentar esta razón es actuar con arbitrariedad y deslealtad.

ARAG-ASAJA denuncia que como ya sucedió con el veto ruso, la agricultura vuelva a ser el chivo expiatorio de conflictos políticos o económicos ajenos al propio sector y espera que la Unión Europea actúe con coherencia y justicia, así como que el Gobierno nacional refuerce su presión para que así sea.

Los contratos son una obligación

11 septiembre, 2019

Arag-Asaja recuerda que, desde que en 2013 se aprobase la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria, es obligatorio formalizar un contrato de compra-venta  antes de la entrega de cualquier producción agraria: uva, fruta, hortalizas, leche, animales… Este contrato debe especificar el precio de venta y las fechas de pago y, en caso de incumplir algunas de estas cuestiones, la Ley establece un régimen de infracciones y sanciones que penalizan a los operadores que incumplan la Ley.

En plena campaña de vendimia y de otras cosechas, la organización agraria constata y denuncia la falta de formalidad de algunos operadores que firman los contratos a posteriori, una vez  entregada la uva, la fruta o la almendra. En estos casos, el agricultor desconoce el precio y las fechas de pago en el momento de la entrega, lo que le deja en una situación de desamparo y a merced de unas prácticas abusivas, ilegales y nada éticas, que imponen algunos operadores.  

Los contratos son una reivindicación del sector para defender el eslabón más débil de la cadena y son imprescindibles para garantizar la renta de los agricultores y ganaderos. Por tanto, Arag-Asaja anima a los agricultores que se encuentren en estas situaciones de desamparo, que las den a conocer para denunciarlas ante la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) y poner fin a su práctica.

#porunpreciojustodelauva

4 septiembre, 2019

La vendimia es la época de mayor movimiento en el campo riojano y, también, de mayor preocupación. El trabajo de todo el año pende de un hilo durante la campaña, en cuanto a los fenómenos climatológicos que puedan darse, pero a ello se le suma la incertidumbre por el precio de la uva.

El éxito de cada añada empieza en la propia tierra. El buen hacer de los viticultores da nombre a la calidad de nuestras uvas y vinos y, en ocasiones, este esfuerzo no se ve correctamente  compensado. Por ello, ARAG-ASAJA exige a las bodegas que el precio que paguen esté a la altura del valor que aportarán las uvas que, por cierto, se estima que este año sea excelente. Por otro lado, recuerda a los viticultores la obligatoriedad que tienen las bodegas de firmar un contrato de compra-venta de uva con su proveedor, en el que figure, además del precio de la uva, un primer pago que deberá cobrarse en un plazo máximo de 30 días tras la última entrega, tal y como establece la Ley de Mejora de la Cadena Alimentaria y un segundo pago para cobrar dentro de los treinta días siguientes a la calificación del vino con DO.

El viticultor debe conocer, por tanto, el precio de su trabajo de antemano y  también cuándo lo va a percibir, para poder planificar su propia economía.

Contratar correctamente

28 agosto, 2019

La vendimia, la recogida de la pera y de otros productos han comenzado tímidamente en algunos municipios de La Rioja Baja, y poco a poco irán extendiéndose a otras localidades de la región. Se trata de una época de mucho trabajo en el campo y de mucho ajetreo administrativo con la contratación de trabajadores para abordar estas tareas estacionales. 

ARAG-ASAJA recuerda  al agricultor que para contratar de manera correcta y evitar sanciones debe dar de alta al trabajador en la Seguridad Social de manera previa a iniciar la labor, realizar un contrato de trabajo,  facilitar a los trabajadores la formación en prevención de riesgos laborales, registrar el horario de la jornada de éstos y facilitar a los temporeros unas condiciones de trabajo y alojamiento que cumplan con la normativa. En caso de no tener posibilidad de facilitar alojamiento propio, el agricultor podrá sustituir esta obligación por la de otorgarle un alojamiento a su cargo.

Asimismo, la organización aconseja a los agricultores contratar directamente a los trabajadores, evitando intermediarios, así como pedir documentación original al trabajador para evitar suplantaciones. Si el agricultor opta por contratar una empresa de servicios,  deberá comprobar que cumpla la normativa  legal, con el fin de evitar responsabilidades subsidiarias.

Para resolver cualquier duda o gestión relacionada con este tema, los agricultores pueden acudir a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.

Circulación de tractores en vendimias

21 agosto, 2019

Durante la vendimia aumenta  el tráfico de vehículos agrícolas en el entorno de Logroño. Para facilitar la circulación a los viticultores, aumentar su seguridad y reducir sus costes, la Delegación del Gobierno en La Rioja permite excepcionalmente el uso de estas vías de acceso a Logroño en época de vendimia, sin ser sancionados por ello.

La DGT ha resuelto la posibilidad de que los vehículos especiales agrícolas puedan utilizar estas vías en un tiempo y forma concretos. De este modo, podrán circular por la autovía LO-20, en sentido Santander, en todo su recorrido; y en sentido Zaragoza, desde la recta de Fuenmayor hasta La Portalada. También, en la A-13, en todo su recorrido. Los conductores de estos vehículos deberán circular por el arcén, individualmente o formando un convoy, con un máximo de tres vehículos, lo más cerca posible al borde derecho, desde el 1 de septiembre hasta el 31 de octubre, en horario diurno y con una velocidad máxima de 80 km/h.

ARAG-ASAJA considera positivo este permiso que, gracias a su reclamo, es el segundo año que se pone en marcha, y  cree que debe extenderse a otras campañas agrícolas por los mismos motivos de seguridad y ahorro de costes, no sólo a la vitícola.

Riego del viñedo

7 agosto, 2019

ARAG-ASAJA recuerda a los viticultores que el Reglamento de la DOCa Rioja permite  el  riego del viñedo, para mantener el equilibrio fisiológico y cualitativo de la planta a lo largo de su ciclo vegetativo, hasta el próximo 15 de agosto, sin previa solicitud de autorización.  A partir de esta fecha, y hasta la vendimia, el riego se permitirá exclusivamente con sistemas localizados, es decir, por goteo o aspersión. Otras técnicas, como el riego por inundación quedan prohibidas.

En el primer caso, por goteo, se requerirá su comunicación por escrito a los Servicios Técnicos del Consejo con una antelación mínima de 24 horas. Al tratarse de una comunicación, no hay que esperar respuesta del Consejo para comenzar a regar. En el segundo caso, por aspersión, además de solicitar la autorización con 24 horas de antelación  es necesaria la autorización de los Servicios de Inspección del Consejo Regulador.

La organización recuerda que la solicitud y comunicación debe realizarse  rellenando los formularios pertinentes, que se pueden encontrar en la web del Consejo www.riojawine.com. También disponemos de ellos en cualquier oficina de ARAG-ASAJA.

Normas positivas para el viticultor

24 julio, 2019

Las normas de campaña para la próxima vendimia incluyen unos rendimientos del 101% de vino amparado y un 71 % de transformación con un stock cualitativo del 9% de entrada en bodega para uvas tintas, mientras que para uva blanca, además del 101 calificado, se ha aprobado una entrada de un 5 % por desviaciones climatológicas cuyo destino será la elaboración de vino común o de mesa.

ARAG-ASAJA apoyó esta propuesta que suponía una posición intermedia entre las opiniones de las diferentes organizaciones (de un 5 a un 10 % en el stock, y de un 110 a un 118 % en los rendimientos) por considerarla beneficiosa para el mayor número de viticultores. Así, este acuerdo favorecerá por un lado a los agricultores que hayan tenido una merma por debajo del rendimiento amparado, además de permitir mejorar la calidad de los vinos con las partidas procedentes del stock. En este sentido, la organización agraria propuso al Pleno del Consejo Regulador que se analizara el beneficio del stock cualitativo para el que fue concebido el año pasado (mejora del valor de la uva, de la calidad del vino y gestión eficiente de stock) a través de un debate cuyas conclusiones deben tenerse antes del 31 de marzo de 2020. La propuesta contó con el apoyo del Pleno.

ARAG-ASAJA apoya las normas de campaña por considerarlas positivas para todo el sector y especialmente para los viticultores

17 julio, 2019

ARAG-ASAJA ha propuesto y contado con el apoyo de todo el Pleno para abrir un debate sobre el funcionamiento del stock cualitativo para que aporte los beneficios para los que fue concebido

ARAG-ASAJA ha apoyado en el Pleno de Consejo Regulador de esta mañana en que se han aprobado las normas de la próxima vendimia el acuerdo final adoptado que incluye unos rendimientos del 101% de vino amparado y un 71 % de transformación (ambos porcentajes incluidos en el acuerdo adoptado en octubre de 2018 para nuevas plantaciones para el periodo 2019-2021), para uva blanca, además del 101 calificado, se ha aprobado una entrada de un 5 % por desviaciones climatológicas. El acuerdo ha contenido también un stock cualitativo del 9% de entrada en bodega para tintas.

En este sentido la organización agraria hubiera sido partidaria de aprobar un índice menor para stock cualitativo pero, dadas las posiciones tan distantes entre las organizaciones (desde un 5% de stock hasta un 10%, y desde unos rendimientos del 101% a propuestas que contenían el 118%) y la necesidad de lograr unas normas de campaña favorables para la mayoría y lo más tempranas posible, ha apoyado esta posición intermedia y lograda con el máximo consenso.  

El apoyo de ARAG-ASAJA de incrementar finalmente al 9 % de stock cualitativo se ha  basado, por tanto, en alcanzar un acuerdo intermedio para el sector, del que se beneficien la mayor parte de los viticultores y por eso ha sido apoyado por la mayoría de las asociaciones del sector productor.

La organización considera que con este porcentaje de stock se benefician, por un lado, a los agricultores que hayan tenido una merma por debajo del rendimiento amparado; en segundo lugar, permitirá mejorar la calidad de los vinos con las partidas procedentes del stock y, finalmente, todo el sector se verá beneficiado en el caso de que se necesite disponer más vino en el mercado.

Ahora bien, para ARAG-ASAJA “el stock cualitativo debe ser una herramienta práctica de la que puedan beneficiarse tanto bodegas como viticultores”  y, por eso, la organización hace un llamamiento a las bodegas para que formalicen un acuerdo de constitución del stock con sus proveedores. Abundando en ello, la organización agraria recuerda que esta herramienta se puso en marcha el año pasado, por un periodo de dos años para validar su eficacia, lo que supone que en la próxima campaña puede ser anulado o prorrogado. En este sentido, ARAG-ASAJA ha propuesto y arrancado el compromiso de todo el Pleno para abrir un debate sobre el funcionamiento de esta herramienta, para que aporte los beneficios de valor del vino y de la uva, calidad y gestión de stock, para el que fue concebido, debate cuyas conclusiones deben tenerse antes del 31 de marzo de 2020.

OPAS y Consejería de Agricultura elaboran un documento conjunto ante la posición de Agroseguro de incrementar el precio del seguro de la uva de vinificación

16 julio, 2019

Las organizaciones agrarias y los representantes de la Consejería de Agricultura de La Rioja, han manifestado en varias ocasiones la oposición a la propuesta de Agroseguro de incrementar el precio del seguro de la uva de vinificación a nuestra región, hasta un 18%,  justificándose en “la alta siniestralidad registrada en las últimas dos campañas”.

Los agentes implicados,  que ha solicitado varias veces la reprobación de esta idea en el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de La Rioja,  y lo han trasladado  al Ministerio de Agricultura para que mediase en la propuesta de Agroseguro. En concreto, este incremento se plasmaría en  las  tasas de  las comarcas vitícolas de La Rioja, País Vasco y Castilla y León, rompiendo, así,  la solidaridad territorial del seguro agrario en nuestro país y creando agravios comparativos entre comunidades autónomas.

Esta decisión resulta  contraproducente ya que  la línea se encuentra equilibrada a nivel nacional, es decir, que el coste del seguro es equivalente a las indemnizaciones abonadas por Agroseguro durante los últimos años  y pone en riesgo el nivel de contratación actual de nuestra comunidad, donde la superficie total cubierta  se sitúa cerca del 60 % de su producción.

Respuesta conjunta de OPAS y Consejería de Agricultura

ARAG-ASAJA censura el incremento de hasta el 18% en el precio del seguro de uva de vinificación

6 junio, 2019

La subida afectaría solamente a las comarcas vitícolas de La Rioja, País Vasco y Castilla y León, lo que generaría un agravio territorial

La organización agraria ARAG-ASAJA ha participado esta mañana en una reunión del Grupo de Trabajo del Seguro de Uva de Vinificación convocada por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios, ENESA, dependiente del Ministerio de Agricultura para tratar el anuncio de AGROSEGURO de incrementar el precio del seguro de la uva de vinificación,  justificándose en “la alta siniestralidad registrada en las últimas dos campañas”.

La organización, que ha solicitado varias veces la reprobación de esta idea en el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de La Rioja, con el fin de trasladarla al Ministerio de Agricultura para que mediase en la propuesta de Agroseguro, muestra su rechazo al aumento de hasta el 18% en  La Rioja anunciado hoy por la entidad aseguradora y considera que esta proposición atenta directamente contra los intereses de los viticultores. En concreto, se incrementarían las  tasas en las comarcas vitícolas de La Rioja, País Vasco y Castilla y León, rompiendo la solidaridad territorial del seguro agrario en nuestro país y creando agravios comparativos entre comunidades autónomas.

La organización considera contraproducente esta decisión porque pone en riesgo el nivel de contratación actual, que ha registrado un importante aumento en el último año y supondría desandar el camino de concienciación y convencimiento de los agricultores con el seguro de sus cosechas. Además, provocará un efecto antiselección que consiste en que, poco a poco, sólo se suscribiría por aquellas explotaciones con mayor siniestralidad, con lo que se elevaría drásticamente el precio y acabaría siendo inasumible.

Para ARAG-ASAJA, la línea se encuentra equilibrada a nivel nacional, es decir, que el coste del seguro es equivalente a las indemnizaciones abonadas por Agroseguro durante los últimos años, por lo que no es necesario incrementar las tasas.

ARAG-ASAJA hace un llamamiento al Ministerio de Agricultura para que impida que la propuesta de Agroseguro se materialice, pues supondría una merma importante en el aseguramiento del viñedo en nuestra región.

En La Rioja, la contratación del seguro de uva se ha incrementado en 2019, pasando de 25.984 a 27.832 hectáreas aseguradas, lo que supone una superficie total cubierta de cerca del 60 %.

Solicitud de la ayuda por reestructuración

5 junio, 2019

ARAG ASAJA informa a aquellos viticultores que en abril de 2018 solicitaron ayudas para la reestructuración y reconversión de viñedo,  con cargo al el ejercicio FEGA 2019, que la Consejería de Agricultura ya ha habilitado el programa para poder justificar esta subvención.  Para ello, los interesados deben acudir a la sede de ARAG más cercana y presentar las facturas de las labores realizadas y los justificantes bancarios, antes del 31 de julio de 2019.

Como novedad, las explotaciones prioritarias y los agricultores profesionales pueden solicitar ayuda por la contribución en especie para determinadas acciones,  mientras que el resto de solicitantes deberán presentar facturas para su justificación. Dentro de las acciones subvencionables, en lo que se refiere a  la desinfección del suelo y su posterior preparación mediante abonado,  será necesario contar con una analítica que acredite su necesidad.

ARAG-ASAJA critica la propuesta de Agroseguro de incrementar el precio del seguro de uva de vinificación

30 abril, 2019

La organización ha solicitado una reunión urgente a la Consejería de Agricultura para tratar de impedir que se materialice esta proposición

La organización agraria ARAG-ASAJA reprocha la propuesta que Agroseguro presentó ayer en Enesa (Entidad Estatal de Seguros Agrarios) de incrementar el precio, entre otras, de la línea 312 del seguro de uva de vinificación en Península y Baleares, justificándose en “la alta siniestralidad registrada en las últimas dos campañas” y considera que esta proposición debe reprobarse por atentar directamente contra los intereses de los viticultores.

La entidad aseguradora facilitó ayer al Grupo de Trabajo de Normativa, en la reunión mantenida en Enesa, un documento donde analizaba la siniestralidad de esta línea de seguro a nivel nacional y en algunas comunidades autónomas. La propuesta del citado documento consistía en aplicar un importante incremento de las tasas en La Rioja, País Vasco y Castilla y León, sin especificar la tarifa resultante, que se conocerá una vez que la presente a la Dirección General de Seguros.

ARAG-ASAJA ha solicitado una reunión urgente con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, en el marco de la Comisión Territorial de Seguros Agrarios de La Rioja, para tratar este asunto con las diferentes entidades participantes en este grupo de trabajo y trasladen al Ministerio de Agricultura y Agroseguro, su rechazo a esta propuesta de subida del precio para el viticultor. .

La organización considera contraproducente esta decisión porque pone en riesgo el nivel de contratación actual, que ha registrado un aumento de un 10% en el último año y supondría desandar el camino de concienciación y convencimiento de los agricultores con el seguro de sus cosechas. Además, provocaría un efecto antiselección que consiste en que, poco a poco, sólo se suscribiría por aquellas explotaciones con mayor siniestralidad, con lo que se elevaría drásticamente el precio y acabaría siendo inasumible. Esto rompería, además, la solidaridad territorial del seguro agrario en nuestro país, creando agravios comparativos.

En La Rioja, en 2018, la contratación del seguro de uva se incrementó pasando de 1.691 pólizas a 2.274 con 25.965,96 hectáreas aseguradas, lo que supone una superficie total cubierta del 52 %.

ARAG-ASAJA exige que no se haga campaña electoral a costa de los agricultores

25 marzo, 2019

ARAG-ASAJA considera inadmisible el intercambio de declaraciones y acusaciones vertidas en la prensa en los últimos días, entre los responsables del PSOE y de la Consejería de Agricultura sobre la gestión de las nuevas plantaciones de viñedo. La organización agraria exige a los partidos que no politicen la agricultura y dejen de poner bajo sospecha al agricultor cuestionando su profesionalidad por no arriesgarse a plantar.

ARAG-ASAJA ha rechazado, desde antes de su aprobación en 2015, los criterios de reparto de nuevas autorizaciones de viñedo por penalizar a los viticultores profesionales y no adecuarse a la verdadera realidad vitícola riojana. La organización agraria no entiende cómo es posible que casi tres años después de haberse concedido unas autorizaciones, se pueda poner en duda su legitimidad, generando una inquietud tremenda en el campo riojano y  poniendo bajo sospecha a los beneficiarios que cumplieron con las condiciones aprobadas por el Ministerio para recibir viñedo y que, además, vieron sus nombres publicados en el Boletín Oficial de La Rioja, lo que debiera suponer la garantía de que cumplían los requisitos para su concesión.

A juicio de la organización, estos expedientes debieran resolverse, tal y como ya ha sucedido en el resto de provincias que forman parte de la Denominación de Origen Calificada Rioja, y no hacer electoralismo con los agricultores. ARAG-ASAJA recuerda a estos políticos que el agricultor tiene que hacer un importante desembolso económico para poder plantar el viñedo, así como contar con unas previsiones de rentabilidad en su explotación con vistas al futuro, por lo que es inadmisible la situación de inseguridad jurídica que se les está provocando, exigiendo que se les comunique de inmediato cuál es su situación.

En este sentido, la organización denuncia que se está olvidando del verdadero espíritu que implican unas elecciones que es proponer soluciones a los problemas que demanda el sector, como puede ser posponer el fin del actual sistema de prohibición de plantaciones de viñedo a 2050, a lo que debieran dedicar todos sus esfuerzos.

Charlas informativas sobre la actualidad del Rioja

19 marzo, 2019

ARAG-ASAJA ofrecerá una serie de charlas informativas por toda la geografía riojana sobre la actualidad del sector del vino de Rioja: mercados, distintos acuerdos, nuevas plantaciones, etc. La primera cita ha tenido lugar esta tarde en su sede de Alfaro, las demás serán el próximo jueves 21 de marzo en el I.E.S Rey Don García de Nájera, el día 25 en su sede de Casalarreina, el 27 en la de Aldeanueva de Ebro, el 1 de abril en la de Fuenmayor y el 4 en la de Alberite.

Todas las citas tienen lugar a las 20 horas.

Otra vez Fuenteovejuna

4 marzo, 2019

 “El vino de Rioja es un producto excelente y, por tanto, no debe tener miedo al futuro”, decía el comisario Hogan, el pasado 5 de febrero en su visita a La Rioja, según recogía un medio de comunicación. Ojalá esas palabras fueran más que un cumplido protocolario, porque los apoyos morales están muy bien pero sirven de muy poco ante un futuro incierto que preocupa al sector si no conseguimos entre todos cambiar la fatídica fecha de liberalización de plantaciones en 2030. Pues, ciertamente, el comisario estuvo extenso en halagos, pero corto en compromisos.

Y es que la visita del máximo responsable de Agricultura a nivel europeo a nuestra región, fue histórica por el hecho mismo de producirse, y anecdótica, en cuanto a que su capacidad de maniobra sobre lo que nos pueda afectar es mínima, por dos motivos. Por un lado, porque al mandatario europeo no le queda tiempo material para continuar o innovar con acciones políticas (su mandato finaliza próximamente, con la legislatura europea, y se vuelve a renovar el 26 de mayo) y, por otro, porque el funcionamiento de la maquinaria europea exige a más de una persona para virar el timón, ya que posee la lentitud de un trasatlántico y la logística de una galera romana con 28 puestos (países) de diferente cualificación, en cuanto al peso de sus decisiones e intereses a veces contrapuestos. Por ello, el sector vitivinícola europeo va a necesitar más que una bonita frase del comisario para conseguir su objetivo, que no es otro que poder decidir sobre nuestro futuro.

Aun con todo, esta visita trajo algo bueno y útil que podemos aprovechar en beneficio de todos los viticultores, y los riojanos en particular. Me refiero al revuelo de opiniones y manifestaciones que afloraron la posibilidad de aplazar la fecha de liberalización de plantaciones del año 2030 hasta 2050. Mejor hubiera sido para siempre, o para el 2100, sin duda, pero quizás ese reto tan ambicioso habría sido menos creíble y, por tanto, inabarcable. Hasta entonces, muchos pensaron que la fecha de 2030 parecía inamovible e inflexible pero, ¿quién dijo que lo fuera?, ¿el propio sector?, ¿los estados miembros de la UE? En ARAG-ASAJA pensamos que si ya lo conseguimos una vez, en 2013, aplazando la liberalización hasta 2030, ¿por qué no podemos hacerlo ahora?

Tenemos dos ejemplos cercanos de que la liberalización de los sectores agrarios no es buena para ellos, ni para los consumidores europeos. La leche y, más próxima, la remolacha azucarera se han liberalizado recientemente y las consecuencias no se han hecho esperar en ambos casos, con precios ruinosos y cierre continuado de granjas para la primera, y una reducción de más de un 40% de la superficie sembrada, para la segunda. Ojalá no lleguemos a su desmantelamiento, pero, desgraciadamente, el camino se dirige peligrosamente hacia él.

Como indicadores coyunturales de la marcha de Rioja, tenemos los datos de comercialización de vino en 2018, en que han disminuido las ventas en un 7,35% de su volumen, con una caída del 11% en el exterior y un 5,12% en el mercado interior. La reducción de la exportación se ha producido, precisamente, en los dos principales importadores de Rioja, en Reino Unido y en Alemania. Comparativamente con el mismo periodo del año anterior, la relación entre existencias y salidas es de 3,14 (frente a la de 2,68 del año pasado), lo que significa  un volumen más que suficiente para afrontar una campaña sin tensiones  y, aunque cercanos a rebasar el teórico equilibrio, esperamos y deseamos que no afecte a los precios de la uva, dada la inversión que el sector está haciendo en promoción.

Ninguna decisión individual ni parámetro son determinantes para modificar la marcha de un sector, pero sí son fundamentales los apoyos colectivos y los frentes comunes para abordar un objetivo concreto.

Por mi edad, no he vivido (conscientemente) muchas reformas de la PAC, pero en las dos últimas he visto que todos los países y todos los apoyos son necesarios para que una decisión salga adelante y, creo que seguirá siendo así.

Ahora bien, para conseguir este propósito de aplazar la liberalización de viñedo a 2050, hace falta una estrategia planificada y, sobre todo, firme; impulsada por los estados miembros interesados (España, Francia, Grecia, Italia, Portugal…) y que se presente ante los demás con capacidad de negociación y convencido de que se puede conseguir este objetivo. También, que otorgue al sector agrario europeo la importancia y la prioridad que debe tener. No se pueden mantener, como se ha oído durante la visita del Comisario, posiciones como “ahora no toca esta posición beligerante en España”, porque además de no haber ofrecido pistas sobre cuándo toca,  si no somos  beligerantes en esta materia, estaremos contribuyendo a acercarnos a la liberalización y al fin de un modelo rentable, equilibrado y ejemplar en su gestión, como es Rioja, y como pueden ser el resto de denominaciones de origen.

No soy amigo de las causas imposibles, pero sí de luchar por lo que considero justo -supongo que mi forma de pensar deriva de mi condición de agricultor-. Pues bien, creo que debemos intentarlo, crear una estrategia conjunta, desde las regiones vitivinícolas españolas y europeas; de la mano de nuestros estados miembros y luchando por la defensa de este sector tan importante y significativo en Europa. Creo que es momento de ir todos a una.

Eduardo Pérez Hoces

Presidente de ARAG-ASAJA