ARAG-ASAJA recuerda a todos los ganaderos que deben comunicar a la Consejería de Agricultura los movimientos de sus animales, para poder cobrar las ayudas asociadas de la PAC. Este procedimiento afecta sobre todo a los ganaderos de bovino: vacuno de leche, vacas nodrizas y cebo, para los que la normativa de las ayudas se ha modificado. En este sentido, la no comunicación de estos movimientos, tanto de entrada como de salida, que se hayan producido en el plazo de los siete días naturales, puede conllevar penalizaciones.

Hasta ahora, los animales cuyos movimientos no se comunicaban antes de siete días se catalogaban como no elegibles y no computaban para poder cobrar las ayudas de la PAC. A partir de ahora,  los ganaderos de bovino que no los comuniquen en el plazo establecido, además de no cobrar por estos animales, serán penalizados, pudiendo llegar a perder la ayuda dependiendo del número de  animales de que se trate.

Para ampliar la información, acércate a la oficina de ARAG- ASAJA más cercana.