ARAG-ASAJA denuncia el incumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria en las operaciones de compra y venta de fruta, tanto por la inexistencia de contratos como, en el caso de que los haya, por la ausencia de datos obligatorios que tienen que constar, como el precio de compra o los plazos de pago. Asimismo, la organización agraria advierte de los bajos precios que se están ofreciendo por las producciones, por debajo de los costes de producción en algunos casos.

La campaña de la fruta de este año que está próxima a finalizar en septiembre, se ha caracterizado en líneas generales por el incumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria por parte de los comercializadores que apenas han firmado contratos de compra venta o, si lo han hecho, los han completado de forma parcial y, por tanto, irregularmente. Este hecho, que en sí mismo constituye una ilegalidad, se agrava con la situación de bajos precios que están padeciendo algunas producciones como la pera, donde la diferencia de precios entre el origen y destino, alcanza entre un 350 % y un 400 % en función de si es convencional o con DOP.

El contexto general que sufre el sector frutícola pasa por la diferencia existente entre los precios en origen y destino, la competencia desleal, el veto ruso y el alto precio del seguro.

Por todo ello, ARAG-ASAJA solicita la intervención de la administración regional, para que incremente los controles en los puntos de venta con el fin de verificar el origen del producto, puesto que existen superficies que venden productos, como la pera, por ejemplo, como riojana y su verdadero origen es Bélgica o terceros países.

ARAG-ASAJA recuerda que continúan también los perjuicios ocasionados por el veto ruso y que se trata de un problema político que se ha extrapolado al sector agrario. Por ello solicita al Ministerio que corrija a la baja y mejore los coeficientes correctores de los módulos de IRPF para compensar estas pérdidas. Igualmente, solicita al ejecutivo central que vele y exija el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria además de un abaratamiento del precio del seguro agrario para reducir los costes de producción del sector.

La organización agraria considera urgente la consideración y puesta en marcha de estas medias así como la elaboración del Plan Estratégico de Frutas y Hortalizas, para que impulse este importante sector riojano