ARAG-ASAJA ha defendido esta mañana en la reunión que ha convocado la Consejería de Agricultura sobre la concesión de nuevas autorizaciones de viñedo, el endurecimiento de los criterios para este reparto, mientras que las demás organizaciones presentes (UPA, UAGR y Fecoar) han decidido no exigirlos y por tanto, no favorecer a la agricultura profesional.

En dicho encuentro, celebrado tras la reunión del pasado viernes entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas sobre este mismo tema, el consejero ha informado de que los criterios de concesión se mantendrán para la convocatoria de este año, algo que ARAG-ASAJA considera injusto y lamenta que el Ministerio no haya tomado antes una decisión al respecto con la idea de tener más margen de maniobra para favorecer a los agricultores profesionales en este reparto.

También se ha expuesto la posibilidad de endurecer los controles para justificar la figura de jefe de explotación, es decir para garantizar la profesionalidad del solicitante; como que paguen la seguridad social agraria y cuenten con una actividad agraria real, cuestiones que siempre han sido demandadas por ARAG-ASAJA y que no han sido apoyadas por el resto de las organizaciones presentes en la reunión de hoy.

Otro de los puntos en los que ARAG-ASAJA se ha manifestado en contra ha sido la exclusión de determinado tipo de tierras con vocación vitícola (por ejemplo, parcelas yecas), exclusión que también ha sido apoyada el resto de organizaciones presentes.

La Consejería ha reiterado que no es posible limitar el número de hectáreas que se pueden conceder en las próximas adjudicaciones porque así lo indica la normativa comunitaria, normativa que ARAG-ASAJA seguirá defendiendo su modificación para favorecer a los profesionales.