El Comité Ejecutivo, reunido en videoconferencia, denuncia que las medidas habilitadas para cazar “no solo llegan tarde, sino que además son ineficaces para el control de la plaga de conejos”

La organización agraria cree que podrían derivarse responsabilidades económicas ante la inacción de la administración dadas las cuantiosas pérdidas económicas que ya están soportando los agricultores

Logroño, 27 de abril de 2020.- El comité ejecutivo de ARAG-ASAJA ha exigido hoy al Gobierno de La Rioja que actúe “sin excusas y con decisión en el control de la fauna silvestre en La Rioja” ya que las medidas hasta ahora habilitadas para cazar no solo llegan tarde, sino que son ineficaces e insuficientes para el control de la plaga de conejos que existe en toda La Rioja.

Durante la reunión celebrada el pasado viernes por videoconferencia, el comité ejecutivo de ARAG-ASAJA ha denunciado la gravedad de la situación que afecta por primera vez al 50% de los municipios riojanos y ha manifestado su enfado por la dejadez de la administración en este asunto ya que desde hace meses, la organización lleva años reclamando medidas extraordinarias ante los daños que está causando la fauna silvestre y que ahora se han agudizado con el brote de los principales cultivos y de la inactividad cinegética por el estado de alarma.

Asimismo, ha criticado la “pasividad” de la Consejería de Sostenibilidad en este asunto frente a la acción de otras comunidades autónomas que han tomado medidas extraordinarias en coordinación con Delegación de Gobierno y escuchando al sector. En este sentido, ARAG-ASAJA recuerda que son las administraciones regionales con competencia en esta materia las que tienen que trabajar conjuntamente y no dedicarse entre ellas a echar “balones fuera”.

Por este motivo, ARAG-ASAJA cree que podrían deribarse responsabilidades económicas ante la falta de responsabilidad de la administración dadas las cuantiosas pérdidas económicas que ya están soportando los agricultores.

Por otro lado, durante la reunión, la organización también analizó la difícil situación de los sectores más afectados por esta crisis sanitaria, sobre todo, por el cierre del canal Horeca (hoteles, restaurantes y bares) ante la «alarmante» caída del mercado y el descenso de precios y demanda en productos como el cordero, el vino y las setas.

En este sentido, ARAG-ASAJA ha pedido que no se use el coronavirus para justificar una bajada de precios al agricultor por debajo de costes, por lo que ha llamado a la responsabilidad del resto de actores de la cadena a que apuesten por el sector productor regional.

Para ello, además, cree que el Gobierno de La Rioja debería empezar a aplicar las medidas comunitarias que Bruselas ya ha aprobado para el sector agrario, identificando como prioridades aquellas medidas relacionadas con el mercado del vino y la ganadería.