La organización agraria demanda al Ejecutivo que proteja a los viticultores y pequeños bodegueros riojanos frente a las políticas “proteccionistas” adoptadas por el País Vasco

ARAG-ASAJA ha reclamado hoy al Gobierno de La Rioja el plan de acción anunciado hace un mes por la consejera de Agricultura en sede parlamentaria para apoyar a los sectores agrarios más golpeados por la Covid-19.

La organización agraria insiste en la necesidad de que el Ejecutivo regional atienda los intereses del sector agrario frente a políticas proteccionistas que ya están adoptando otras regiones Comunidades Autónomas, como el País Vasco, que ha anunciado medidas concretas y específicas de apoyo a la hostelería y a los productores de vino, con una dotación presupuestaria de alrededor de 10 millones de euros.

En este sentido, ha advertido que es necesario pasar ya a la “acción” con medidas y ayudas directas que alivien al sector más afectado por el cierre forzoso del canal de hostelería durante los últimos casi tres meses. Un sector que, además, acusará durante un periodo indefinido, la ralentización de su actividad al estar condicionada por la restricción legal de espacios y aforos.

En concreto, ARAG-ASAJA cree de especial importancia reactivar el sector vitivinícola con un paquete de ayudas dirigido a mejorar la financiación y liquidez para las pequeñas y medianas bodegas, así como apoyar la puesta en marcha de herramientas para la venta “on line” por parte de las bodegas riojanas.

“La Rioja y su sector no puede quedar atrás” ha defendido la organización. “Y sobre todo cuando los anuncios de otras regiones vecinas pueden provocar un peligrosa “endogamia” que acabe perjudicando al conjunto de la DOCA Rioja.

Por este motivo, ha reivindicado que los viticultores riojanos “no pueden ser los más perjudicados por el proteccionismo que algunos ya han empezado a aplicar. El Gobierno de La Rioja necesita pasar ya de las palabras a los hechos”.