Las Organizaciones Profesionales Agrarias riojanas han pedido por carta a la consejera de Agricultura, Eva Hita, una defensa exigente frente al Ministerio de la cosecha en verde, con presupuesto suficiente, para paliar las consecuencias para los viticultores ante la crisis de ventas provocado por la COVID-19.

Esta propuesta las OPA es fruto del análisis de la información facilitada durante la reunión mantenida el sábado por el sector vitivinícola y la administración riojana. Según las tres organizaciones riojanas, los viticultores de nuestra Denominación “son los que más van a sufrir el impacto del COVID-19 en la próxima campaña de no tomarse las medidas adecuadas. Hasta ahora las medidas planteadas tanto por el Ministerio como por la Consejería que usted dirige van enfocadas a solventar los problemas de excedentes y almacenamiento en las bodegas y cooperativas. Estas medidas poco o nada repercutirán en el beneficio de los viticultores, que nos tememos que se lleven la peor parte de esta grave crisis que estamos atravesando”.

ARAG-ASAJA, UPA Rioja y UAGR-COAG continúan en su escrito recordando los motivos por que apuestan por la cosecha en verde:

  1. Es necesario seguir presionando y trabajando para que esta medida se pueda ejecutar parcialmente en una parcela. Pensamos que aún hay posibilidades de que la Comisión Europea en este caso rectifique. En este sentido se encuentran trabajando asociaciones como EFOW, el COPA-COGECA y países como Francia.
  2. Aun así, de no darse este cambio y en la situación actual en la que nos encontramos, nos parece imprudente dejar esta medida sin dotación económica. Consideramos que tal y como está ahora la medida regulada (vendimia en verde de parcelas enteras) se podrían acoger los viticultores riojanos si el importe de la ayuda fuese el adecuado.
  3. El importe estimado por su Consejería y trasmitido en la reunión de 1.226 €/ha para la cosecha en verde nos parece insuficiente para una destrucción total de los racimos de la parcela. En su lugar, sería necesario en esta situación complementar este pago a los viticultores hasta un importe de entre 3.000 €/ha y 4.000 €/ha.

Por todo lo anterior –concluyen las tres organizaciones-, le solicitamos que disponga de los fondos necesarios para poder ejecutar y complementar esta medida tan necesaria para los viticultores riojanos, bien sea como ayuda mínimis, o a través de los fondos FEADER haciendo uso de la propuesta de la Comisión Europea. Pensamos que una buena opción puede ser la combinación de los fondos PASVE para la vendimia en verde con los fondos FEADER”.