ARAG-ASAJA reclamará al Ministerio, a través de un informe, que incluya a los municipios y producciones de La Rioja afectadas para que se puedan beneficiar de esta medida

El Ministerio de Hacienda publicó ayer la Orden que contempla la reducción de módulos fiscales de IRPF en el sector agrario y ganadero como consecuencia de las inclemencias meteorológicas padecidas en 2017 para la campaña de la Renta que comienza mañana.

Los índices publicados se refieren a especies ganaderas y a ciertos cultivos entre los que no se han considerado algunos que en La Rioja sí se vieron seriamente afectados por la sequía, el pedrisco y la helada del año pasado, como son los cultivos herbáceos, el almendro y el olivar, los cultivos industriales y la fruta de hueso. En el caso de la ganadería extensiva y la apicultura, que sí los ha reconocido el Ministerio, ARAG-ASAJA reclama un tratamiento diferenciado (unos índices menores) dadas las peores condiciones que ya arrastraban de campañas anteriores con las que han tenido que padecer la sequía. Asimismo, la Orden también recoge solamente 59 de los municipios cuyo viñedo se vio perjudicado por la helada de abril de 2017, pero deja fuera a algunos importantes y también afectados, entre ellos, Uruñuela, Cenicero o Fuenmayor.

ARAG-ASAJA considera que esta medida supone un trato desigual con respecto al dispensado a estos mismos sectores en otras comunidades autónomas y por ello está elaborando un informe con los daños y afecciones reales que supondría una modificación de la Orden, para enviar al Ministerio de Hacienda a través de ASAJA.

En dicho documento, ARAG-ASAJA pedirá la consideración para las producciones riojanas de  fruta de hueso ya que en la Orden publicada sólo se estima la pera y en únicamente en dos municipios riojanos. La organización agraria incorporará también las producciones del olivar, el almendro, ambos afectados por la sequía, la remolacha, alubia verde y el guisante, perjudicados por las restricciones de agua. Igualmente, pedirá la inclusión de varios municipios, todos ellos importantes productores de uva, que se vieron afectados por la helada y para los que el Ministerio propone excluir.

Las reducciones de módulos del IRPF aprobadas y publicadas ayer en el BOE corresponden a producciones agrícolas y ganaderas con el siguiente índice de rendimiento neto aplicable: apicultura (0,13), bovino de leche (0,16), bovino de carne extensivo (0,09), bovino de cría extensivo (0,18), cereales (0,18), cunicultura (0,07), albaricoque, cereza, ciruela, melocotón y nectarina (0,20) y leguminosas (0,18). Para ovino y caprino de carne extensivo (0,09), ovino y caprino de leche extensivo (0,18), patata (0,13), porcino de carne extensivo (0,09) y porcino de cría extensivo (0,18). También se detallan los nuevos índices aplicables a la uva con D.O según los términos municipales, que en nuestra comunidad van de 0,06 a 0,22 y a la pera 0,19 en Entrena y Navarrete.

Esta rebaja de los índices de rendimiento netos en la estimación objetiva del IRPF había sido solicitada por ASAJA en las reuniones mantenidas con el Ministerio de Agricultura en el grupo de sequía y con el de Hacienda en las que la organización nacional presentó los informes y estudios oportunos para llevar a cabo esta medida.