El Real Decreto que regula la aplicación de la PAC en España para el periodo transitorio 2021 y 2022, y que debería haber sido un puente de transición entre el actual modelo de aplicación y la nueva PAC que entrará en vigor en 2023, ha modificado el valor de los derechos de pago básico.

Un cambio de gran trascendencia para el sector, y que en la práctica significa que muchos derechos convergerán hacia el valor medio del derecho de la región a la que pertenezcan, por lo que podrán ganar o perder valor.

Por este motivo, ARAG-ASAJA recomienda a los agricultores que consulten el valor de sus derechos de pago básico para esta campaña a través de las propias oficinas de la organización o de la web del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) https://www.fega.es/es/ayudas-directas-y-desarrollo-rural/consulta-derechos-pago-basico.

Y es que, aunque en 2021 ningún derecho tendrá un valor inferior al 70% del valor medio de esa región, lo cierto es que a muchos agricultores este cambio puede suponerle recortes en las ayudas que reciban en esta campaña.