En la semana internacional de la alimentación, ARAG-ASAJA hace un llamamiento a los consumidores para que adquieran los productos agroalimentarios locales, generados por los agricultores y ganaderos riojanos. La organización recuerda que nuestros agricultores y ganaderos producen alimentos seguros y de calidad, que se rigen por unos rigurosos controles sanitarios, fitosanitarios, medioambientales y, en muchos casos, están elaborados bajo normas de calidad muy exigentes, que mejoran sensiblemente el producto final en términos sensoriales y de aportación nutricional. El sector agrario, además, se está viendo injustamente más damnificado que otros sectores económicos, por motivos ajenos a él mismo, como el Brexit o el acuerdo de Mercosur, y eso incide negativamente en su rentabilidad.

Apostar por ‘lo local’ genera numerosos beneficios en nuestro entorno y, por tanto, en nosotros mismos. Favorece la generación de empleo y el desarrollo económico de nuestros pueblos, por tanto, reduce la despoblación; preserva el medio ambiente, favoreciendo la huella de carbono y estimulando la agricultura de proximidad y; finalmente, preserva nuestro modelo económico, social y etnográfico, que forma parte de nuestro patrimonio intangible. En definitiva, el consumo responsable se puede hacer también aquí mismo, generando beneficios en nuestro entorno local.