La vendimia, la recogida de la pera y de otros productos han comenzado tímidamente en algunos municipios de La Rioja Baja, y poco a poco irán extendiéndose a otras localidades de la región. Se trata de una época de mucho trabajo en el campo y de mucho ajetreo administrativo con la contratación de trabajadores para abordar estas tareas estacionales. 

ARAG-ASAJA recuerda  al agricultor que para contratar de manera correcta y evitar sanciones debe dar de alta al trabajador en la Seguridad Social de manera previa a iniciar la labor, realizar un contrato de trabajo,  facilitar a los trabajadores la formación en prevención de riesgos laborales, registrar el horario de la jornada de éstos y facilitar a los temporeros unas condiciones de trabajo y alojamiento que cumplan con la normativa. En caso de no tener posibilidad de facilitar alojamiento propio, el agricultor podrá sustituir esta obligación por la de otorgarle un alojamiento a su cargo.

Asimismo, la organización aconseja a los agricultores contratar directamente a los trabajadores, evitando intermediarios, así como pedir documentación original al trabajador para evitar suplantaciones. Si el agricultor opta por contratar una empresa de servicios,  deberá comprobar que cumpla la normativa  legal, con el fin de evitar responsabilidades subsidiarias.

Para resolver cualquier duda o gestión relacionada con este tema, los agricultores pueden acudir a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.