Se acercan las vendimias, una época de mucho trabajo en el campo pero también de ajetreo administrativo con la contratación de mano de obra externa.  Los distintos agentes sociales: representantes de los agricultores,  representantes de los trabajadores, de la Inspección de Trabajo, de la Seguridad Social, del INEM y de la Dirección General de Empleo, mantuvieron recientemente una reunión para evitar incidencias en la campaña de contratación más intensa del agro riojano.

ARAG-ASAJA recuerda  al viticultor que para contratar de manera correcta y evitar sanciones debe dar de alta al trabajador en la Seguridad Social de manera previa a iniciar la labor, realizar un contrato de trabajo, la prevención de riesgos laborales y facilitar a los temporeros unas condiciones dignas de trabajo y alojamiento. En caso de no tener posibilidad de facilitar alojamiento, el empresario podrá sustituir esta obligación por la de otorgarle un alojamiento a su cargo. Del mismo modo, la organización aconseja que las contrataciones se realicen directamente con los trabajadores, evitando intermediarios así como pedir documentación original al trabajador para evitar suplantaciones. Si el agricultor opta por contratar una empresa de servicios  deberá comprobar que cumpla la normativa  legal con el fin de evitar responsabilidades subsidiarias.

Para resolver cualquier duda o gestión relacionada con este tema, los agricultores pueden acudir a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.