El sector agrario y agroalimentario ha recibido con evidente alivio el acuerdo de comercio y asociación económica entre el Reino Unido y la UE previo al Brexit. En concreto, el acuerdo político alcanzado supone la exención de aranceles y contingentes para todas las mercancías y bienes, evitando así el peor de los escenarios posibles del proceso de retirada del Reino Unido, el de un Brexit sin acuerdo.

Asaja subraya que para las exportaciones agroalimentarias españolas, este capítulo es trascendental, ya que se trata de un flujo anual de más de 4.000 millones de euros que de no haberse alcanzado el acuerdo deberían someterse a aranceles de la OMC, que rondarían entre el 10% y el 40% del valor de los productos.

Sin embargo, ARAG-ASAJA recuerda que el Reino Unido es un país tercero desde el pasado 1 de enero de 2021, por lo que ha abandonado el mercado único y la unión aduanera, así como todas las políticas y los acuerdos internacionales de la Unión.

Por este motivo, la organización pide a las autoridades comunitarias un último esfuerzo para desarrollar una fase de transición efectiva desde el 1 de enero hacia la eventual aplicación completa de las nuevas normas que regirán los intercambios comerciales entre Reino Unido y la Unión Europea.

Además, ARAG-ASAJA también cree que es primordial que las Administraciones elaboren y difundan orientaciones útiles para las empresas que les permitan una mejor planificación y preparación.