OLYMPUS DIGITAL CAMERA

         Cerealista de Badarán

“La campaña ha sido muy desigual este año, ha habido buen cereal aunque menos cantidad”

Las lluvias del invierno en la siembra y el sofocante calor de mayo, cuando el cereal está en plena fase de crecimiento, han ocasionado descensos de hasta un 30 por ciento en Rioja alta

La campaña de cereal este año ha sido irregular. Esto se ha debido al descenso de rendimientos en zonas tradicionalmente cerealistas de Rioja alta, con importantes descensos de producción de hasta un 30 por ciento. No así en La Rioja media y baja, donde la campaña se ha desarrollado con normalidad, con rendimientos típicos tirando a buenos, estableciendo el descenso medio de un 25 por ciento.

Pedro Emi Alesanco, cerealista de Badarán, corrobora estos datos. “La meteorología ha pasado factura a los cerealistas de La Rioja alta, en cuanto a la cantidad recogida, ya que en lo que se refiere a enfermedades el tiempo no ha ocasionado grandes complicaciones. Este año ha sido un tanto atípico”.

Pedro Emi tiene una explotación de viña y cereal, cuenta con 250 y 800 fanegas respectivamente, que cultiva con su hermano Alberto. Además, ambos tienen una empresa de servicios agrícolas, ALTER.

-¿Cómo ha ido la campaña?

Las lluvias permanentes de invierno propiciaron una mala siembra del cereal, especialmente en las cebadas de primavera, que se sembraron tarde. Esto unido a la intensa ola de calor en el mes de mayo, cuando el cereal está granando, ha generado un descenso de hasta un 30 por ciento en general. Las que más lo han acusado han sido las cebadas, donde los rendimientos han bajado en algunos casos hasta un 40 por ciento. Afortunadamente, las lluvias de finales de mayo frenaron estos descensos.

-Pero en La Rioja baja este año la campaña ha sido buena en cantidad y calidad

La cosecha ha sido muy desigual. Este año ha dependido de la variedad sembrada, el momento en que se sembró y la ubicación de la finca. En general, esta campaña ha sido irregular y corta en Rioja Alta. En mi caso, la cebada sembrada justo después de vendimias es la que más y mejor rendimiento ha dado. El tiempo ha jugado una mala pasada este año, porque se sembró tarde y no ha ganado bien el cereal en general.

-Los datos reflejan buenas calidades

Es verdad, yo entrego todo el cereal en ARAG-ASAJA y según los datos que cotejan los servicios técnicos de la organización, los cereales arrojan un buen peso específico, buenos calibres y los contenidos en proteína son los correctos. Las previsiones son optimistas.

-¿Qué se puede destacar de esta campaña a parte de la desigualdad?

Como datos significativos puede destacarse, por un lado, el incremento de siembras de cebada, como consecuencia de la rotación de cultivos contemplada en el greening de la PAC. Y por otro, también destaca el descenso de siembras en trigos de calidad, variedades como por ejemplo, Berdun, Soisson y Nogal, que han descendido las superficies y los rendimientos.

 -¿Es el cereal un cultivo rentable?

Nosotros sembramos bastante, pero al encarecerse tanto los inputs (fertilizantes, gasóleos, herbicidas, maquinaria, …) esto repercute negativamente en la rentabilidad del cultivo y nos obliga a depender de los mercados mundiales a la hora de establecer el precio. Puede decirse que en los últimos años ha perdido la rentabilidad que tenía antaño.