Existe consenso para exigir una Política Agraria Común (y más fuerte)

29 de mayo de 2011.-El pasado 25 de Mayo de 2011, la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo aprobó las primeras orientaciones sobre la reforma de la PAC.

Se aprecia la existencia de un consenso a la hora de exigir una Política Agraria Común fuerte, rechazar la renacionalización y descartar un pago a tanto alzado para el conjunto de toda la Unión Europea. Con 40 votos a favor, 1 en contra y 4 abstenciones el informe del alemán Albert Dess “La PAC hacia 2020” sobre la Comunicación de la Comisión Europea relativa al futuro de la PAC post 2013, quien pertenece al Partido Popular Europeo, fue aprobado por una amplia mayoría.

El Presidente de la Comisión de Agricultura,  el italiano Paolo de Castro, afirmó en la posterior rueda de prensa que el componente verde es una de las prioridades para la futura PAC. Se exigen medidas medio ambientales complementarias a las ya existentes y un presupuesto que cubra de manera suficiente este aspecto.

Por el momento no se concreta en qué pilar debería establecerse aunque se orienta hacia el primer pilar coincidiendo así con la postura de la Comisión Europea que pretende que sea un elemento financiado al 100% por los fondos europeos.

En cuanto a la definición de agricultor en activo se pide que se mantengan las fórmulas tradicionales considerando a aquellos que utilizan la tierra para la producción ya sea a tiempo parcial o a tiempo completo. En todo caso la definición de agricultor activo no podrá suponer una mayor carga administrativa o financiación adicional.  El Parlamento Europeo entiende que el pago básico tiene que atender a la ayuda basada a la hectárea, con una redistribución de los fondos más justa. La Comisión de Agricultura reclama que las ayudas sean distribuidas de una manera más equitativa entre los Estados Miembros y entre las distintas categorías de agricultores. En cuanto al periodo de transición, propone la sustitución gradual de los criterios de apoyo histórico, que han dado lugar a desigualdades, por nuevos criterios objetivos. Los nuevos Estados Miembros reciben menos ayuda financiera por agricultor que los socios más antiguos.

En el futuro, cada país de la Unión Europea debería recibir un porcentaje mínimo de la media de pagos del conjunto de la Unión con un límite aún por establecer.  Los eurodiputados apoyan la inclusión de un techo a las ayudas directas por explotación, pero plantea que ese límite se fije teniendo en cuenta factores como el tamaño del terreno, el impacto de su actividad en la creación de empleo y el grado de protección medioambiental que ofrece.  Así mismo se recoge la necesidad de reforzar la gestión de mercado, principalmente las medidas de intervención y almacenamiento. Además el Parlamento Europeo reclama el establecimiento de una red de seguridad.

En el ámbito sectorial el Parlamento Europeo reclama para el sector del vino el mantenimiento de los derechos de plantación para después del 2015 y exige una prórroga del régimen del azúcar hasta el 2020. En el caso del sector del aceite, considera necesario poner en marcha «un sistema de almacenamiento privado actualizado» para ayudar a este sector a salir de la fuerte crisis por la que atraviesa.

En materia de cadena alimentaria el Parlamento Europeo demanda medidas específicas para fomentar la creación de organizaciones de productores y apuesta por la creación de una nueva figura (ombudsman) para mediar entre las relaciones entre los productores, industria y distribución.  El Parlamento Europeo apuesta por un sistema de gestión de riesgo voluntario por cada Estado Miembro con unas reglas comunes fijadas por la Comisión Europea.

El próximo 23 de Junio este informe será sometido a votación en el pleno del Parlamento Europeo. Las propuestas legislativas de la Comisión Europea serán comunicadas el próximo mes de noviembre y será entonces cuando el Parlamento Europeo, gracias al nuevo proceso de codecisión, tendrá que decidir la PAC después del 2013, junto al Consejo de Ministros, en base a la propuesta de la Comisión Europea. Por el momento, con la aprobación de informe Dess ya se pueden intuir las orientaciones de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo respecto al futuro de la PAC.