ARAG-ASAJA se suma al objetivo general que pretende garantizar unas adecuadas condiciones laborales de los temporeros que trabajan estos meses en las diferentes campañas agrícolas de la región.

No obstante, ha lamentado que la campaña que con este fin ha puesto en marcha el Gobierno regional relacione los casos de explotación laboral exclusivamente con el sector agrario ya que proyecta una imagen desenfocada del sector que nada tiene que ver con la realidad del campo riojano.

En este sentido, ARAG-ASAJA solicita que no se ponga en tela de juicio al conjunto del sector por hechos aislados que, si es que existen, se deben inspeccionar, perseguir y sancionar, sin extender la sospecha al conjunto de los agricultores.

Además, la organización ha recordado que jamás ha cuestionado ni el cumplimiento de la legislación laboral ni el funcionamiento de los cuerpos de inspección, pero le parece intolerable que, justo cuando el sector se está esforzando por aplicar medidas extraordinarias frente al covid-19 para sus trabajadores, se lleven a cabo campañas que los estigmaticen y los señalen.