En un contexto de escaso reconocimiento social de la actividad agraria y ganadera, la sólida respuesta que está dando el sector agroalimentario para garantizar la cadena alimentaria en esta crisis sanitaria, ha servido para reconocer la importancia estratégica que tienen la agricultura y la ganadería para la sociedad.

En este sentido, ARAG-ASAJA quiere reconocer el trabajo y el compromiso social que los agricultores y ganaderos riojanos están demostrando en un momento en el que la sociedad les necesita más que nunca.

Las consecuencias de esta crisis también las sufrirá el sector primario. Por este motivo, ARAG-ASAJA quiere hacer un llamamiento para apostar, ahora más que nunca, por consumir los productos más locales que además se distinguen por su calidad. Para la organización agraria, consumir nuestros productos es apostar por nuestra gente, por nuestros agricultores y ganaderos para que sigan suministrándonos alimentos una vez superada la pandemia.

Aunque en esta labor, para ARAG-ASAJA también será fundamental que las administraciones no caigan en la tentación de que las negociaciones para dar respuesta a las justas reclamaciones del campo se diluyan detrás de la emergencia a la que obliga la crisis del coronavirus.