Los agricultores y ganaderos deben tener en cuenta para 2019 los aspectos más importantes del acuerdo de Reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, en el que ASAJA participó activamente logrando mantener los tipos de cotización en el Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios (SETA).

El sector agrario ha salido más beneficiado del acuerdo ya que los tipos de cotización siguen siendo los mismos que estaban en el año 2018, dependiendo siempre de las contingencias voluntarias que el cotizante agrario elija (contingencias comunes, incapacidad temporal, accidentes de trabajo, cese de actividad, incapacidad permanente, etc). Lo único que varía es la base de cotización, que sube en un 1,25 % al igual que para todos los cotizantes de la Seguridad Social, quedando la base mínima en 944,40€. La base de cotización es el importe ligado a la remuneración mensual bruta de los trabajadores, que es de libre elección en el caso de los trabajadores autónomos.

La cuota que hay que pagar resulta de la aplicación del tipo o porcentaje correspondiente sobre la base de cotización. Así, las cuotas que se pagarán en 2019, en función del tipo de cotización por contingencias para una base mínima de 944,40 €, serán de 186,51 €/mes, 218,62 €/mes, 229,77 €/mes y 250,54 €/mes. Finalmente, se mantendrá la tarifa plana de 60 €/ mes para aquellos nuevos autónomos durante el primer año. Para ampliar la información, los interesados pueden dirigirse a cualquier oficina de ARAG.