El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el que actualiza las condiciones y características del Registro Oficinal de Maquinaria Agrícola (ROMA).

La nueva norma establece la obligatoriedad de inscribir, a instancias de su titular, toda aquella maquinaria que vaya a utilizarse en la actividad agraria bien sea agrícola, ganadera o forestal y al mismo tiempo autoriza a las comunidades autónomas, previa notificación al interesado, a dar de baja las máquinas que ya no estén en uso o que no hayan acreditado haber sido inspeccionados. 

Se prohíbe el cambio de titularidad (excepto por herencia) de los tractores de más de 40 años sin estructura de protección homologada. Con el mismo objetivo de reducir los accidentes que se producen en la agricultura, también se prohíbe la inscripción en el ROMA de tractores procedentes de otros países que tampoco dispongan de estructura de protección homologada.

Además, se amplían los requisitos para la inscripción en el ROMA con la tarjeta de inspección técnica de vehículos (ITV). Para más información, contacta con tu oficina de ARAG-ASAJA más cercana.