Tras la finalización del estado de alarma, la Consejería de Agricultura ha dado un plazo de 10 días hábiles para verificar las firmas ante funcionario público de los trámites relacionados con las autorizaciones de arranque, cambios de titularidad o autorizaciones de plantación.

Cabe recordar que la situación excepcional como consecuencia de la evolución de la emergencia sanitaria provocada por la expansión del COVID-19, obligó al cierre de los registros generales para priorizar la atención telemática a los ciudadanos. Sin embargo, hubo trámites administrativos que, de manera excepcional, se siguieron tramitando aún no reuniendo todas las formalidades con el fin de no ocasionar un perjuicio a los ciudadanos.

Solo para esos trámites que se continuaron tramitando durante el estado de alarma y que se encuentran incompletos, es para los que la consejería da un plazo de 10 días con el objetivo de regularizar y verificar la validez de los procedimientos y dotarlos, de esta forma, de las máximas garantías jurídicas.

Para cualquier aclaración, los socios pueden dirigirse a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.