Los efectos de la crisis sanitaria continúan impactando en el sector agrícola y ganadero. Por este motivo, la probable suspensión este trimestre de los festivales de la pera, el pimiento riojano, la nuez o a la alubia es para ARAG-ASAJA un motivo más para recordar a los consumidores que su apuesta por los productos riojanos es más necesaria que nunca.

La Rioja posee más de veinte marcas de calidad que están acercando a los consumidores un producto local, de temporada, que además se caracteriza por ser saludable y nutritivo. Unas marcas que, pese a lo difícil que está resultando este año, continúan realizando un gran trabajo para mejorar en todos los ámbitos de producción, imagen, promoción y comercialización de los alimentos de la Rioja.

Razones más que suficientes para que ARAG-ASAJA defienda, promoción y pida un mayor compromiso en la cesta de la compra con lo local, con lo que tenemos cerca, con lo propio, garantizando así no solo la calidad y la procedencia de los alimentos sino también unos precios justos para los agricultores y ganaderos. El producto local pertenece a un pueblo, a un quehacer tradicional, al terruño de la región, y eso hay que ponerlo en valor y defenderlo.