Los problemas que  causan la fauna silvestre en nuestros campos son igual de antiguos que el intento de los agricultores  de que no se produzcan. Desde  ASAJA hemos apoyado siempre la caza como medida para acabar con las sobre poblaciones de ciertos animales que se alimentan de las raíces, tallos y yemas de cultivos como el cereal, las hortalizas, los frutales o la viña. Asimismo, hemos exigido a las administraciones que interpongan medidas excepcionales y eficaces para reducir los cuantiosos deterioros producidos por esta fauna.

Por ello, la organización agraria apoyará la concentración convocada por la Federación Española de Caza el  domingo, 15 de abril, en la Plaza del Mercado de Logroño, en defensa de una actividad tradicional ligada al medio rural, siempre en el marco del respeto a la legalidad, y que ayuda a mantener la rentabilidad de las producciones agrarias sin generar  desequilibrios entre  las especies modificando su hábitat. ARAG-ASAJA ánima a los agricultores a acudir a esta cita puesto que del apoyo a la caza y del normal desarrollo de esta actividad también depende la economía del agro.

ARAG-ASAJA opina  que la caza es tan necesaria como lo son la puesta en marcha de medidas administrativas eficaces  que sean útiles para garantizar la natural convivencia entre agricultores, fauna silvestre y sustituyan a las actuales, que se demuestran inútiles, complejas y lentas.