A escasos días de que comience la campaña de la fruta, el Gobierno de La Rioja sigue sin dar respuesta a ARAG-ASAJA y por tanto, a los agricultores, sobre cuestiones que son fundamentales para afrontar las próximas campañas agrícolas de forma segura y así poder garantizar los derechos, la salud y la seguridad de todos.

Para la organización, es esencial que se aclaren cuanto antes cuestiones tan fundamentales como dónde, cuándo y de qué manera el agricultor tiene que dirigirse para solicitar los PCR; qué sistema de trazabilidad va a implementar la Administración para rastrear un posible contagio de Covid-19, qué condiciones tienen que cumplir los alojamientos en materia de prevención de riesgos ante un posible contagio o si finalmente, y tal y como reclama ARAG-ASAJA, el sector agrario va a estar exento del uso de mascarillas mientras trabaja en el campo.

Aspectos que lamentablemente siguen sin resolverse y sobre los que la organización cree que de haber favorecido el Ejecutivo regional una mayor participación y diálogo con el sector agrario, se hubieran gestionado con mayor celeridad. Sobre todo, teniendo en cuenta, que ha sido la consejería de Agricultura quien sorprendentemente ha responsabilizado a los agricultores de la seguridad sanitaria de los temporeros.