La Consejería de Agricultura ha dado un paso más para mejorar la liquidez de los agricultores y ganaderos de La Rioja al publicar una nueva orden por la que se regulan las ayudas destinadas a la bonificación de intereses para aquellos titulares de préstamos formalizados para hacer frente a la sequía y a la helada de 2017.

En concreto, la orden ofrece la posibilidad de prorrogar durante un año más el pago de los intereses, que bonifica el Gobierno de La Rioja, para estos préstamos solicitados en 2017 por circunstancias climatológicas adversas.

Para ser beneficiario de la ayuda, el préstamo tiene que seguir vigente y haberse prorrogado en un año su vigencia. Además, durante el año de prórroga, deberán mantenerse los compromisos de la concesión que por ejemplo hayan estado relacionados con la suscripción de una póliza de seguro para la producción principal de la explotación.

El plazo para presentar la solicitud de ampliación del plazo por un año y de bonificación de intereses por ese periodo adicional finaliza el próximo 23 de octubre. No obstante, aquellos socios que deseen más información pueden dirigirse a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.