ARAG-ASAJA recuerda a los viticultores interesados en solicitar la autorización para el arranque de viña los trámites y plazos que son necesarios para cumplir con la normativa que regula el potencial de producción vitícola.

En primer lugar, el viticultor debe solicitar a la Consejería de Agricultura la autorización para realizar el arranque de forma previa, teniendo en cuenta que, si el viticultor y propietario son distintos, antes se deberá verificar la firma del propietario. Tiene de plazo hasta el 15 de marzo del 2021.

Una vez concedida la autorización de arranque, el viticultor puede comenzar con los trabajos de descepe los cuales, una vez finalizados, también deberán ser comunicados a la Consejería de Agricultura antes del 30 de abril de 2021.

Por otro lado, y en lo que respecta al arranque en diferido, la solicitud deberá ser presentada antes del 31 de enero de 2021. Los trámites continuarán con la constitución del aval, que deberá ser presentado en la Consejería de Hacienda, y la comunicación de la autorización para realizar el arranque que deberá ser ejecutado antes de que comience en producción el viñedo plantado.