Los agricultores que cultivan herbáceos ya pueden contratar desde hoy el seguro agrario de su próxima cosecha, una herramienta fundamental para asegurar producciones importantes como el trigo, la cebada, el triticale , la avena o la colza, entre otros cultivos.

La novedad esta campaña es el incremento de los precios máximos de aseguramiento, que van desde un céntimo en el caso del trigo blando, cebada, y triticale; hasta los dos céntimos en el caso del trigo duro y tres céntimos en la colza.

Además, en el cultivo de la colza, se establece un nuevo porcentaje de pérdidas por no implantación, que varía en función de las fechas de la realización de la peritación.

Agroseguro concede de nuevo una bonificación del 5% para los agricultores que hayan contratado el seguro (módulos 1 o 2 en secano) en la anterior cosecha y ahora lo renueven. En estos casos, los plazos son más cortos y concluyen para la colza, el 30 de septiembre; y para el resto de cereales de invierno y leguminosas, el 15 de noviembre.

Por otro lado, ARAG-ASAJA recuerda que aquellos agricultores que contraten el seguro de colza, tendrán la obligatoriedad de realizar el seguro de cereal y declarar su propia PAC.