La organización justifica esta reclamación en el crecimiento que están registrando las ventas a partir del segundo semestre con un crecimiento del 16,70% respecto al mes de julio del año pasado

ARAG- ASAJA ha advertido hoy a las bodegas de que los precios de la uva de esta nueva cosecha “deben mejorar en un contexto de recuperación de ventas de Rioja”.

En concreto, Fonseca ha justificado la petición de su organización en las últimas cifras de comercialización que señalan que los datos de Rioja han crecido un 16,70% en comparación con cifras del mes de julio del año pasado, y se sitúan en una senda de crecimiento con la que se apunta un cambio de tendencia (abril +0,91%, mayo + 4,95%, junio +6,72%). Unos datos que son “positivos” y que están en línea con la recuperación que está demostrando el canal Horeca tras registrar el turismo este verano los mejores datos desde el inicio de la pandemia.

“Una situación, añade, que induce a pensar que a finales de este año igualaremos, al menos, las ventas del año 2019 y por lo que ARAG-ASAJA pide que, ante una campaña con un contexto diferente, los precios tienen que ser claramente mejores que los del año pasado”.

El secretario general de ARAG-ASAJA, Igor Fonseca Santolalla y el portavoz de la organización en el Consejo Regulador, Álex Las Heras, han comparecido para analizar las expectativas de la vendimia 2021 que ya ha comenzado y valorar las iniciativas que proponen para mejorar la rentabilidad de los viticultores de Rioja.

Durante su comparecencia, Fonseca ha defendido el comportamiento y responsabilidad de los viticultores que nuevamente “ofrecerán una campaña con uva de gran calidad tras realizar, por segundo año consecutivo, un esfuerzo en la reducción de rendimientos con el objetivo de mantener el equilibrio de la Denominación y favorecer la recuperación del sector cuanto antes”.

En este sentido, el secretario general de ARAG-ASAJA ha defendido las decisiones que han adoptado los viticultores, dentro de su ámbito de competencia, “por hacer todo lo posible para que la situación del sector mejorase”.

En primer lugar, ha señalado la cosecha de gran calidad que nuevamente los viticultores ofrecerán con unas expectativas cualitativas muy buenas; en segundo lugar, ha recordado el esfuerzo que ha hecho el sector productor por reducir los rendimientos por segundo año consecutivo y favorecer el equilibrio para mantener la ratio; y en tercer lugar, ha valorado los acuerdos que ha impulsado ARAG-ASAJA para conseguir la paralización de la concesión de nuevas plantaciones de viñedo durante los años 2018, 2019, 2020 y 2021.

Por este motivo, Fonseca ha manifestado que “ARAG-ASAJA no quiere hablar ya de costes de producción, sino de recuperar la rentabilidad del viñedo en un contexto que claramente es diferente”.

Para ello, ha recordado las reclamaciones que vienen realizando para reconducir los precios de la uva y mejorar la rentabilidad de los viticultores. “Desde ARAG-ASAJA estamos trabajando para exigir a las bodegas precios dignos, acordes a las perspectivas de ventas de esta campaña y las perspectivas cualitativas de la cosecha”.

Además, “continuamos exigiendo fomento de los contratos plurianuales, tanto de uva como de vino. No puede ser que el agricultor conozca las tarifas de todos los productos que tiene que aplicar en su trabajo diario (fitosanitarios, abonos, maquinaria, reparaciones, mano de obra…) y sin embargo, comenzada la vendimia no sepa los precios de esta campaña”.

Por otro lado, el secretario general también ha indicado que ARAG-ASAJA también exigirá a las bodegas que diferencien con el precio la calidad de las uvas para impulsar y dar cobertura al gran crecimiento en el sector de la diferenciación cualitativa.

Y por último, y en lo referente al crecimiento de masa vegetal, han anunciado que continuarán exigiendo condicionar el aumento de masa vegetal a la evolución del mercado y por tanto al incremento de ventas y al valor de la uva de Rioja.