Aldeanueva de Ebro
Viernes
13°  4° 
Sábado
13°  2° 
Domingo
8°  5° 
tiempo.com   +info

CAMPO RIOJANO

El medio de comunicación de los agricultores y ganaderos riojanos

Remolacha

3 de Diciembre, 2021

ARAG-ASAJA continúa trabajando para encontrar soluciones al control de plagas en la remolacha

5 noviembre, 2021

La organización agraria ARAG-ASAJA, en colaboración con la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA) continúa participando en un estudio que trata de encontrar soluciones al control de plagas en la remolacha ante la prohibición del uso de neonicotinoides.

La decisión del Ministerio de Agricultura, siguiendo las instrucciones de Europa, de prohibir el uso de estas sustancias utilizadas para proteger al cultivo frente a insectos, parásitos y plagas ha unido al sector remolachero para trabajar en la búsqueda de alternativas viables que permitan seguir cultivando remolacha, con la misma eficacia que tenía hasta ahora este tipo de insecticidas. El objetivo es garantizar la rentabilidad del cultivo de la remolacha en la zona norte de España.

Para ello, el proyecto ha seleccionado varios campos demostrativos en Tirgo y Cidamón en los que se están realizando diferentes estudios en base a estos objetivos:

  • Nuevo manejo del cultivo de la remolacha azucarera sin la utilización de insecticidas neonicotinoides para el control de plagas.
  • Establecimiento de trampas y una red de alertas que permita detectar la aparición de la plaga en las primeras fases.
  • Evaluación de la eficacia de insecticidas foliares autorizados para el control de especies de pulgón transmisoras de la amarillez virosa de la remolacha.
  • Evaluación de la resistencia a la amarillez virosa y rendimiento de nuevas variedades de remolacha.

Inicio campaña remolacha

La campaña de remolacha ya ha comenzado en La Rioja con el arranque de las primeras parcelas tras la apertura el pasado martes, 2 de noviembre, de la fábrica de Azucarera en Miranda de Ebro.

ARAG-ASAJA prevé una buena campaña en cuento a rendimientos después de las últimas muestras tomadas por Azucarera y el comportamiento de enfermedades como la cercospora que se han detenido en las últimas semanas.

El cultivo de la remolacha en La Rioja mantenía hasta la campaña 2018/2019 una superficie estable en torno a las 1.300 hectáreas. Sin embargo, en las últimas campañas, y debido a los bajos precios, incremento de costes y el avance de enfermedades, el cultivo ha perdido más del 50% de la superficie cultivada. Actualmente solo 60 cultivadores con 484 hectáreas cultivadas en Rioja Alta se dedican al cultivo de la remolacha.

ASAJA gana a Azucarera el arbitraje por la bajada del precio de la remolacha en 2019

15 marzo, 2021

El laudo beneficiará a todos los remolacheros de La Rioja que contrataron con la compañía aquella campaña

El Árbitro Único de la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid ha emitido laudo final respecto a la demanda de Asaja a la compañía AB Azucarera Iberia S.L. por modificar de forma unilateral el precio de la remolacha en la campaña de siembras de 2019, última en la que estaba vigente el Acuerdo Marco Interprofesional Remolachero 2015/2020.

El Árbitro Único de la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid ha emitido laudo final respecto a la demanda de Asaja a la compañía AB Azucarera Iberia S.L. por modificar de forma unilateral el precio de la remolacha en la campaña de siembras de 2019, última en la que estaba vigente el Acuerdo Marco Interprofesional Remolachero 2015/2020. En la resolución se condena también a Azucarera a pagar las costas del procedimiento arbitral y dos terceras partes de las incurridas por ASAJA.

Las partes se habían sometido a este sistema arbitral al amparo de lo pactado en el propio AMI, renunciando a la vía judicial, por lo tanto, la decisión es firme sin que haya lugar a recurso.

ASAJA exigirá que la resolución se haga efectiva en próximas fechas, lo que supondrá un desembolso para Azucarera de más de 4 millones de euros en la Zona Norte, donde Castilla y León representa el 85%.

Arag-Asaja busca soluciones para el control de plagas en la remolacha

5 noviembre, 2020

La organización agraria ARAG-ASAJA, en colaboración con la Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA) está participando en un estudio que trata de encontrar soluciones al control de plagas en la remolacha ante la prohibición del uso de neonicotinoides.

La decisión del Ministerio de Agricultura, siguiendo las instrucciones de Europa, de prohibir el uso de estas sustancias utilizadas para proteger al cultivo frente a insectos, parásitos y plagas ha unido al sector remolachero para trabajar en la búsqueda de alternativas viables que permitan seguir cultivando remolacha, con la misma eficacia que tenía hasta ahora este tipo de insecticidas. El objetivo es garantizar la rentabilidad del cultivo de la remolacha en la zona norte de España.

Para ello, el proyecto ha seleccionado varios campos demostrativos en Haro y Cidamón en los que se están realizando diferentes entudios en base a estos objetivos:

  • Nuevo manejo del cultivo de la remolacha azucarera sin la utilización de insecticidas neonicotinoides para el control de plagas.
  • Establecimiento de trampas y una red de alertas que permita detectar la aparición de la plaga en las primeras fases.
  • Evaluación de la eficacia de insecticidas foliares autorizados para el control de especies de pulgón transmisoras de la amarillez virosa de la remolacha.
  • Evaluación de la resistencia a la amarillez virosa y rendimiento de nuevas variedades de remolacha.

Inicio campaña remolacha

La campaña de remolacha ya ha comenzado en La Rioja con el arranque de las primeras parcelas tras la apertura el pasado martes, 3 de noviembre, de la fábrica de Azucarera en Miranda de Ebro.

ARAG-ASAJA prevé una buena campaña en cuento a rendimientos después de las últimas muestras tomadas por Azucarera y el comportamiento de enfermedades como la cercospora que se han detenido en las últimas semanas.

El cultivo de la remolacha en La Rioja mantenía hasta la campaña 2018/2019 una superficie estable en torno a las 1.300 hectáreas. Sin embargo, en las dos últimas campañas, y debido a los bajos precios, incremento de costes y el avance de enfermedades, el cultivo ha perdido el 50% de la superficie cultivada. Actualmente solo 95 productores con 655 hectáreas cultivadas se dedican en La Rioja al cultivo de la remolacha.

ARAG-ASAJA presenta a los remolacheros riojanos los resultados del proyecto Rizobioma

8 julio, 2020

El objetivo del proyecto es ofrecer a los agricultores nuevas técnicas en el uso de abonos probióticos para mejorar la producción de este cultivo y su resistencia a plagas

ARAG-ASAJA ha presentado hoy a los remolacheros riojanos los resultados del proyecto ‘Rizobioma’, un proyecto innovador con el que la organización busca ofrecer a los agricultores nuevas técnicas en el uso de abonos probióticos para estimular el crecimiento de la planta, mejorar los rendimientos de este cultivo y su resistencia a plagas.

Durante una jornada técnica, que ha tenido lugar en la sede de ARAG-ASAJA en Casalarreina, los agricultores han podido conocer los primeros ensayos de este proyecto que han sido realizados en parcelas de cultivadores de remolacha en La Rioja, concretamente en Zarratón, Cidamón y Haro.

De esta forma, el proyecto ha buscado el desarrollo y aplicación de un abono probiótico a medida, basado en bacterias autóctonas, ya que al parecer el uso de biofertilizantes a base de microbioma se configura como una de las soluciones más interesantes para aumentar la productividad y resistencia a plagas y enfermedades, estando a la vanguardia de la nueva agricultura sostenible que ya se aplica en los países más avanzados en biotecnología.

El proyecto cuenta con financiación del FEADER de la Unión Europea, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno de España y de la Consejería de Agricultura, del Gobierno de La Rioja. Y en él participan las siguientes empresas y entidades: BIOMASS BOOSTER, CIBIR, AIMCRA, ARAG-ASAJA, SAR Y CLEAN BIOTEC.

Datos cultivo remolacha

El cultivo de la remolacha en La Rioja mantenía hasta la campaña 2018/2019 una superficie estable en torno a las 1.300 hectáreas. Sin embargo, en las dos últimas campañas, y debido a los bajos precios, incremento de costes y el avance de enfermedades como la cercospora, el cultivo ha perdido el 50% de la superficie cultivada y actualmente solo 95 productores se dedican a la remolacha.

Los colectivos remolacheros presentan a Azucarera una contrapropuesta para dos años sobre el precio de la remolacha, más ajustada a la realidad del sector y que evita la producción a pérdidas

24 septiembre, 2019

ARAG-ASAJA, UAGA, AIRA, UCAG y Cooperativa El Cierzo han mostrado su disconformidad con los modelos de contratación presentados por la industria, que pretende que sea el agricultor quien soporte la bajada del precio del azúcar

ARAG-ASAJA, UAGA- Álava, AIRA-Confederación de Remolacha, UCAG y Cooperativa El Cierzo, han presentado esta mañana, ante AB Azucarera Iberia una contrapropuesta de precios para las próximas dos campañas remolacheras de 2020/2021y 2021/2022 cuya entrega se realizaría en la planta de Miranda de Ebro. El colectivo remolachero, muestra así su disconformidad con los modelos de contratación presentados por la industria, que centran en un precio base por tonelada que no llega a cubrir los costes de producción que tiene el agricultor.

Recientemente, AB Azucarera Iberia hacía partícipe al sector de los precios estipulados para las dos próximas campañas, fijando el precio base en 26 euros por tonelada y un complemento en función del precio del azúcar en Europa, que se empezaría a pagar cuando éste se encuentre por encima de los 400 euros por tonelada. Valorando la situación que atraviesa el sector en los últimos años, con la eliminación de las cuotas de azúcar, la liberalización total del sector y la competencia en un mercado libre, estos colectivos remolacheros, que representan casi la totalidad de la remolacha entregada en la planta de Miranda de Ebro, no entienden la política seguida por Azucarera, que traslada la falta de rentabilidad actual de su actividad al eslabón más débil, que es el agricultor, pidiéndole que produzca a pérdidas, mientras que no se acordó del reparto de beneficios durante todos los años en los que el precio del azúcar ha estado alto.

Si analizamos los costes medios de producción de los agricultores de estos colectivos: labores, abono, semilla, herbicidas, mano de obra, arranque, carga, etc, el resultado obtenido superaría los 3.000 euros de costes por hectárea de remolacha. Teniendo en cuenta, que la media de producción de los remolacheros en las últimas campañas ronda las 94,50 toneladas de remolacha tipo por hectárea, multiplicado por los 26 euros fijados como precio base, resulta un déficit superior a los 543 euros, que el agricultor debe suplir con las distintas ayudas que percibe de las administraciones públicas.

El sector remolachero sigue apostando por este cultivo, muy arraigado en estas zonas del país, pero para ello exige un precio rentable para el cultivador, que cubra los gastos del cultivo y genere un beneficio razonable, empezando por un precio base adecuado a la materia prima, que es la remolacha, que cubra los costes de producción.

Por tanto, el sector productor, contraoferta la propuesta de Azucarera, basándose en datos reales, siempre y cuando las ayudas de las administraciones públicas por sembrar remolacha se mantengan. Para obtener rentabilidad, los colectivos remolacheros consideran que el precio base debería fijarse en 30 euros por tonelada, en el caso de que el compromiso del agricultor sea de un año, incrementándose en un euro más si el compromiso asciende a dos campañas, más un complemento por azúcar que se desencadenaría en el caso de que el precio del azúcar en Europa supere los 400 euros por tonelada y que permitiría alcanzar un precio de 32 euros por tonelada de remolacha para un precio de 426,66 euros por tonelada de azúcar.

Con este modelo, el agricultor no produce su remolacha a pérdidas y tiene garantizado un beneficio mínimo, logrando hacer atractivo el cultivo dentro de las alternativas de regadío existentes en la zona de producción. Además, con esta propuesta la industria, también obtendría ganancias, ya que, se le proporcionaría un modelo de continuidad y estabilidad, asegurándole la materia prima a un precio razonable. Dada la necesaria programación de las próximas siembras por parte de los agricultores, se ha solicitado a Azucarera que ofrezca una respuesta sobre esta contrapropuesta a más tardar el próximo día 30 de septiembre.

Y la montaña parió un ratón

17 julio, 2019

Las conclusiones del informe que el Consejo de Agricultura de la UE encargó al  grupo de expertos de Alto Nivel sobre el futuro del sector remolachero resultan decepcionantes ya que, lejos de aportar soluciones útiles, se quedan sólo en buenas intenciones.

Este documento reconoce y diagnostica los problemas de un sector sumido en la mayor crisis de precios de su historia, pero carece de soluciones reales. Se pierde en propuestas bienintencionadas, como que hay que conseguir transparencia en los mercados o mejorar la posición en la cadena de valor pero sin aportar el modo de lograr estos objetivos, en un escenario complejo desde la liberalización de cuotas del azúcar. ARAG-ASAJA no entiende que se encargue un informe para contribuir a sostener un sector y las conclusiones cuestionen hasta que la ayuda asociada distorsiona el mercado porque el sector tiene que adaptarse por sí mismo a la nueva situación, o que se critique que algunos países, como España, hayan permitido los neonicotinoides por no existir alternativa agronómica a su uso.

La organización considera que este grupo de expertos se olvida de la importancia del sector remolachero para el entramado social y generador de empleo en las zonas rurales, por lo que exige a los gobiernos, europeo, nacional y regional, la defensa de su continuidad con medidas reales y audaces que atajen el problema existente.

Apoyo importante para la remolacha

10 julio, 2019

La Consejería de Agricultura ha anunciado la puesta en marcha de una ayuda para el sector remolachero, en régimen de minimis, de hasta 500 euros por hectárea para compensar la progresiva caída de precios que sufre el sector desde el fin de las cuotas de producción. De esta manera se pretende paliar el importante desequilibrio del mercado que vive el sector derivada de la prolongada bajada de los precios. 

Esta medida de apoyo, que supone una cierta garantía para el mantenimiento de este cultivo estratégico en la comarca de La Rioja Alta, se concederá de forma directa, sin necesidad de solicitud y se tomará como referencia el precio medio del azúcar fijado en el mes de enero próximo. Además, supone un respiro para los remolacheros riojanos que han disminuido la superficie dedicada a este cultivo en el marco de la incertidumbre generada por Azucarera tras  la reducción de precios, incumpliendo así el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) vigente. En este sentido, ARAG-ASAJA, junto con sus homólogas de otras comunidades, va a acudir a la Corte de Arbitraje de Madrid, para dirimir las diferencias planteadas por Azucarera.

Por otro lado, la evolución de la campaña se encuentra en buenas condiciones sanitarias y con unos síntomas de cercospora, dentro de la normalidad. Para ampliar la información sobre estas ayudas y sobre la campaña, puedes acercarte a la oficina de ARAG-ASAJA más cercana.

ARAG-ASAJA ratifica que acudirá al arbitraje para defender a los remolacheros riojanos frente a la decisión de Azucarera de romper el Acuerdo Marco Interprofesional

8 mayo, 2019

ARAG-ASAJA junto al resto de asociaciones de ASAJA de zonas productoras de remolacha azucarera de la zona norte acudirá a la Corte de Arbitraje de Madrid de la Cámara Oficial de Comercio e Industria para dirimir las diferencias sobre la contratación de remolacha que ha planteado Azucarera para esta campaña, al modificar las condiciones unilateralmente y vulnerar el Acuerdo Marco Interprofesional (AMI), en su último año de aplicación.

Según Azucarera, esta decisión se ampara en una cláusula de excepcionalidad que recoge el acuerdo interprofesional sobre posibles revisiones del documento, pero ARAG, como el resto de asociaciones de ASAJA, considera que no tiene cabida ya que las condiciones no se han dado ni se ha producido el obligatorio consenso entre las partes.

El precio impuesto por Azucarera supone una rebaja de seis euros y medio sobre el precio vigente en el AMI que la industria ha sustituido por un complemento vinculado al precio europeo medio del azúcar, que hasta octubre de 2020 no se conocerá, pero que a tenor de la evolución del mercado internacional es prácticamente imposible que pueda compensar esa diferencia.

ARAG-ASAJA garantiza a los remolacheros de su colectivo en La Rioja la defensa de sus intereses a través del procedimiento establecido en el Acuerdo Marco, que regula esos contratos y espera volver al entorno de negociación vigente, que garantiza la estabilidad que reclama el sector. La fecha de contratación de la actual campaña remolachera termina el próximo 31 de mayo, por lo que hay que esperar a ese momento para contar con los datos de campaña ya cerrados. A principios de junio se convocará una reunión de la Mesa Nacional, iniciándose en ese momento el procedimiento de arbitraje.

En el colectivo de ARAG-ASAJA esta decisión de Azucarera ha supuesto la reducción de la siembra en torno al 40%, de 733 a 435 hectáreas, y la desaparición de zonas tradicionales de cultivo como el entorno de Nájera.

ARAG-ASAJA acoge favorablemente la continuidad de la fábrica de Miranda pero exige que se mantenga el precio de la remolacha

11 enero, 2019

La fábrica de Miranda de Ebro ha anunciado que continuará la próxima campaña pese al descenso de la siembra en un 25 por ciento

La organización agraria ARAG-ASAJA acoge positivamente la decisión comunicada por los responsables de la fábrica AB Azucarera S.L. de Miranda de Ebro de la continuidad de la actividad de la planta para la próxima campaña. Esta determinación se produce tras conocer la previsión de siembra de las diferentes zonas que abastecen la fábrica (La Rioja, Álava, Navarra, Burgos y entorno de Miranda de Ebro), que descenderá en un 25 por ciento aproximadamente (en torno a 2.800 hectáreas serán sembradas).

No obstante y a pesar de esta continuidad, ARAG-ASAJA sigue exigiendo que se mantenga el precio de la remolacha (la industria ha rebajado en un 20% el precio, hasta 6,5 euros por tonelada) que incluía el Acuerdo Marco Interprofesional y se suma al arbitraje propuesto hoy por las organizaciones agrarias (ASAJA, Confederación Remolachera, UPA y COAG) para que dirima las diferentes posturas y garantice el cumplimiento del acuerdo.

Para ARAG-ASAJA, sería deseable que se volviera al entorno de negociación vigente, dentro del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) que estará en vigor hasta 2020, incluso que este marco diera lugar a las negociaciones de un nuevo AMI para la campaña 2021. De no ser así y ante la indefensión de los productores, la organización agraria defiende y apoya el recurso del arbitraje.

Sector en La Rioja

El sector ha cultivado en 2018 1.350 hectáreas, en La Rioja, una cifra ligeramente superior a la del año anterior, que están concentradas en 33 municipios de La Rioja Alta. En los últimos años, los agricultores han realizado fuertes inversiones en maquinaria y proyectos de investigación que ha mejorado los rendimientos y la calidad de este tubérculo, así como las que se han hecho conjuntamente entre las administraciones y los productores en materia de modernización de los regadíos con objeto de hacer más competitivo a este cultivo.

Las organizaciones agrarias llevarán al arbitraje a Azucarera, salvo que retome los acuerdos en vigor

10 enero, 2019

Reunidas hoy en Valladolid las cuatro organizaciones firmantes del Acuerdo Marco Interprofesional (AMI) del sector remolachero azucarero, ASAJA, COAG, Confederación Remolachera y UPA, para analizar la situación creada por el anuncio unilateral de Azucarera de reducir el precio dela remolacha para la próxima siembra, quieren informar sobre los siguientes puntos:

  • Las organizaciones constatan que la decisión comunicada por esta industria azucarera en la última reunión de la mesa nacional de seguimiento del AMI celebrada en Madrid el pasado 4 de diciembre, por la que rebaja en 6,5 € el precio de la tonelada de remolacha en la próxima contratación (un 20 % menos del precio actual), supone una ruptura del Acuerdo Marco Interprofesional vigente hasta la próxima campaña 2019/2020.
  • Las organizaciones piden volver al entorno de negociación vigente, para lo que solicitarán la convocatoria de una nueva mesa nacional en breves fechas, con el ánimo de que Azucarera rectifique su postura y se ciña a las condiciones pactadas en el AMI en vigor, y además poder en este marco iniciar las negociaciones de un nuevo AMI para la campaña 2021 que garantice la estabilidad que reclama el sector.
  • De no producirse la rectificación, las OPAS firmantes iniciarán en esa misma reunión los trámites necesarios para ir a un arbitraje y que sea la Corte de Arbitraje de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid quien dirima las diferencias.

Manifiesto de protesta por la decisión de Azucarera

27 diciembre, 2018

Los cultivadores de remolacha, a través de las organizaciones agrarias que les representan, ARAG-ASAJA, UAGA, UAGR-COAG(Cooperativa El Cierzo), AIRA-CONFEDERACIÓN REMOLACHA y UCCL Burgos,manifiestan, en relación con la decisión unilateral de AB Azucarera S.L., de recortar el precio de la remolacha por debajo el umbral de su rentabilidad:

  • Que esta decisión supone incumplir el Acuerdo Marco Interprofesional Remolachero que AB Azucarera S.L. firmó en el año 2015 con los representantes de los agricultores por un periodo de cinco años que finaliza el año que viene; es decir, un año antes del compromiso legal suscrito.
  • Que no se producen ninguna de las circunstancias excepcionales que Azucarera aduce: el precio del azúcar del mercado internacional al que el final de cuotas nos vincula ha estado a este nivel en doce de los últimos treinta años; su EBITDA es claramente positivo en los últimos cinco años y las hectáreas sembradas en la fábrica de Miranda han superado con amplitud los umbrales fijados por ellos.
  • Que el precio que se acordó cubría los costes de producción y aportaba una rentabilidad suficiente como para permitir a los agricultores seguir cultivando pero que, con el recorte impuesto por AB Azucarera S.L., la continuidad del cultivo no podrá garantizarse, con las consecuencias directas e indirectas que eso supone.
  • Que la situación de la remolacha y su rentabilidad ya sufrió un severo varapalo en 2009 como consecuencia de la reforma de la OCM del azúcar de 2006, que produjo el desmantelamiento de varias plantas de molturación en el país y el abandono del cultivo por parte de muchos productores.
  • Que la finalización de las cuotas de azúcar, en 2017, y la consecuente liberalización del sector colocó a los productores en una situación de indefensión y de desventaja frente a la industria, cuyas consecuencias no han tardado en llegar.

En este sentido, las organizaciones de productores de remolacha, reclaman la atención de la Unión Europea sobre la derivación de muchos cultivos que, una vez liberalizados y eliminadas prácticamente todas las herramientas políticas de gestión se le hace competir en mercados distorsionados. Asimismo y ante la posibilidad de que la industria remolachera adquiera este producto fuera de las fronteras de la Unión Europea, los productores españoles reclaman al ejecutivo comunitario que exija a los mismos la misma calidad y condiciones de cultivo (respeto medioambiental, condiciones sociolaborales, investigación…) que se producen dentro de la UE, para que compitan con las mismas exigencias y condiciones de rentabilidad.

  • Que, compartiendo el mismo objetivo los productores y la industria, el de ser rentables, hay que tener en cuenta la naturaleza de esta actividad agraria, las inclemencias climáticas, las enfermedades que pueden mermar las producciones, así como la competencia de este producto a nivel mundial, razones que la industria debe considerar en la consecución de sus objetivos.
  • Que de abandonar este cultivo los productores, las consecuencias acarrearán pérdida de puestos de trabajo directos e indirectos; disminución de actividad económica en el medio rural en los municipios donde se produce; incremento de otros cultivos, en las mismas superficies donde se cultivaba remolacha hasta la fecha y desajustes en los mercados.

Por todo ello, los representantes de estas organizaciones agrarias piden a AB Azucarera S.L., que revoque su decisión, cumpla el acuerdo interprofesional suscrito hasta 2020, mantenga este cultivo en España y evite su desmantelamiento.

El 27-D, protesta por el precio de la remolacha

19 diciembre, 2018

El próximo 27 de diciembre los remolacheros están llamados a manifestarse ante la fábrica de Azucarera, en Miranda, para protestar por su decisión unilateral de rebajar 6,5 € por tonelada, su precio para la próxima campaña.

Esta bajada supone un recorte de más del 20 % del precio que venía aportando la industria y que, a pesar de los acuerdos suscritos entre productores e industria en la mesa nacional de la Interprofesional de la remolacha, ha decidido modificar por su cuenta, poniendo en cuestión la continuidad de este cultivo.

El sector remolachero se vio sensiblemente afectado por la desaparición de las cuotas de azúcar, en 2017, con las que vio amenazado su futuro. Ahora se añade esta decisión de Azucarera, de bajar el precio “por la bajada de la cotización de esta materia prima”, ha justificado; sin embargo, esta decisión no ha sido adoptada por toda la industria, lo que genera desconfianza respecto a los motivos reales de Azucarera. Además, su rentabilidad  no sólo depende de su producción sino también de las ayudas procedentes de la PAC y del Acuerdo Marco Interprofesional de la Remolacha,  que finalizará el próximo año, y aún se desconoce si se renovará y en qué condiciones para los productores.

ARAG-ASAJA seguirá defendiendo a este sector, que ha demostrado su profesionalidad y su esfuerzo con la acometida de inversiones y de proyectos de investigación que han dado como resultado unos extraordinarios rendimientos en cantidad y calidad de este cultivo. En este sentido, anima a los remolacheros, resto de agricultores y sociedad en general, a que acudan ala concentración del 27 de diciembre.

ARAG-ASAJA mantiene la preocupación por el futuro del sector remolachero

10 diciembre, 2018

La organización agraria ha convocado esta tarde, a las 19 h., una reunión en Casalarreina para informar a los productores de la decisión de la industria y apoyar al sector

La organización agraria ARAG-ASAJA ha convocado para esta tarde, a las 19h., en su sede de Casalarreina (Ctra. Zarratón s/n), una reunión entre los responsables de la industria AB Azucarera S.L. y los productores riojanos para que estos conozcan de primera mano las decisiones de la industria y puedan planificarse en consecuencia.

Esta reunión surge tras la decisión que comunicó el pasado 4 de diciembre AB Azucarera S.L. al sector nacional, y que conlleva un importante recorte del precio de la remolacha que pone en cuestión el futuro del sector y que está haciendo a muchos productores plantearse su cultivo para la próxima campaña.

Tanto ARAG-ASAJA como el resto de asociaciones agrarias consideran una decisión unilateral y no justificada la que ha tomado la industria en este sentido y trabajarán por revertirla en favor de los productores.

Sector en La Rioja

El sector ha cultivado este año 1.350 hectáreas, en La Rioja, una cifra ligeramente superior a la del año pasado, que están concentradas en 33 municipios de La Rioja Alta. En los últimos años, los agricultores han realizado fuertes inversiones en maquinaria y proyectos de investigación que ha mejorado los rendimientos y la calidad de este tubérculo, así como las que se han hecho conjuntamente entre las administraciones y los productores en materia de modernización de los regadíos con objeto de hacer más competitivo a este cultivo.

 

 

Comienza la campaña remolachera

17 octubre, 2018

El próximo martes, 23 de octubre, comienza la temporada de remolacha con la apertura de la fábrica de Miranda, según ha establecido la Mesa de Seguimiento de la Zona Norte, en la que participa la industria y los representantes de los colectivos remolacheros, entre ellos ARAG-ASAJA. La superficie cultivada en La Rioja en esta ocasión ha sido de 1.347 hectáreas, cifra algo superior a la de 2017.

La campaña empieza con nubarrones para el cultivo. Por un lado, por la incidencia de la cercospora, que ha afectado al rendimiento cuyas previsiones apuntan a un aforo de 140.000 T, similar al del ejercicio pasado, que estuvo  marcado por la sequía y también por esta enfermedad. Por otro, porque en 2019 finalizará el Acuerdo Marco Interprofesional de la Remolacha y se desconoce si se renovará y en qué condiciones para los productores. Asimismo, los precios internacionales del azúcar apuntan por lo bajo, debido a la subida de la producción en India, Paquistán o Tailandia, entre otros;  el bajo precio del crudo, que hace que reduce la demanda para la elaboración de etanol como combustible alternativo y la prohibición del uso de neonicotinoides y, con él, de las alternativas para prevenir el ataque de plagas como la pulguilla o el gusano del alambre, tras la siembra.

Estas adversidades no impedirán que desde ARAG-ASAJA se siga trabajando en defensa de los productores remolacheros para intentar despejar las amenazas y poder dar continuidad a este sólido cultivo en nuestra región.

Más de 100 agricultores y técnicos del sector asistieron a la primera visita de los campos de ensayo sobre cercospora en remolacha

18 septiembre, 2018

El proyecto sobre enfermedades foliares en cereal y remolacha comienza a obtener los primeros resultados en campo

 

 

 

 

 

 

El pasado 13 de septiembre se realizaron las  primeras visitas con agricultores  riojanos y representantes del sector, a los campos de ensayo de remolacha, situados en Bañares y Anguciana, enmarcados dentro del proyecto “Control Sostenible de enfermedades foliares en cultivos extensivos de La Rioja”.  En la cita, estuvieron presentes representantes de ARAG-ASAJA, de Cooperativa El Cierzo, así como de AIMCRA y SIAR, todos ellos integrantes del grupo operativo que controla las enfermedades foliares de la cercospora en remolacha y la roya en trigo.

Este proyecto está enmarcado dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, tiene una duración de tres años, y ha sido cofinanciado por FEADER, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Gobierno de La Rioja.

En esta visita se observaron los resultados que se están obteniendo esta campaña y las primeras estimaciones del comportamiento de las diferentes variedades sembradas de remolacha a enfermedades foliares en los campos demostrativos ubicados en Bañares y Anguciana

Ambos ensayos se han llevado a cabo a través de una estrategia de manejo integrado de plagas para poder controlar las enfermedades de la cercospora en la remolacha y de la roya en el trigo. Todo ello mediante la combinación de las variedades menos sensibles a las enfermedades, el uso racionalizado de los fungicidas y la búsqueda del umbral de tratamiento óptimo con modelos de predicción de riesgo.

Se trata de que el agricultor pueda disminuir el empleo de productos fitosanitarios y al mismo tiempo no pierda efectividad en la lucha contra las enfermedades. Esto se consigue mediante el empleo de variedades más tolerantes a la enfermedad que ya están disponibles en el mercado, la realización de prácticas culturales concretas y finalmente, un uso racional de los productos fitosanitarios, que sin perder eficacia reduzca el empleo de materias activas.

Los resultados del proyecto serán útiles en todas las explotaciones agrarias riojanas de remolacha azucarera y trigo.

Primeras Visitas a los campos de ensayo del proyecto de innovación “Control sostenible de Enfermedades foliares en cultivos extensivos de la Rioja”

25 junio, 2018

El proyecto sobre enfermedades foliares en cereal y remolacha comienza a obtener los primeros resultados en campo

 

  • El pasado 14 de junio de 2018, se han realizado las primeras visitas con agricultores de La Rioja a los campos de ensayo de cereal, son ensayos realizados en el proyecto “Control Sostenible de enfermedades foliares en cultivos extensivos de La Rioja”.
  • Este proyecto está enmarcado dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, tiene una duración de tres años, y ha sido cofinanciado por FEADER, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Gobierno de La Rioja.
  • Los participantes en el proyecto son cuatro entidades: ARAG-ASAJA, SIAR, Cooperativa El Cierzo y AIMCRA como coordinador del proyecto y anteriormente también de la creación del grupo operativo.
  • En esta visita se han podido obtener las primeras estimaciones del comportamiento de las diferentes variedades sembradas de cereal a enfermedades foliares en los campos demostrativos ubicados en Villalobar de Rioja y Logroño.
  • En este proyecto también se realizarán visitas a los dos campos de ensayo del cultivo de la remolacha azucarera, del que estudiará el comportamiento de las distintas variedades sembradas a enfermedades como la cercospora, en este caso en las parcelas ubicadas en Bañares y Anguciana.
  • Ambos ensayos se han llevado a cabo a través de una estrategia de manejo integrado de plagas para poder controlar las enfermedades de la cercospora en la remolacha y de la roya en el trigo. Todo ello mediante la combinación de las variedades menos sensibles a las enfermedades, el uso racionalizado de los fungicidas y la búsqueda del umbral de tratamiento óptimo con modelos de predicción de riesgo.
  • El objetivo principal de este grupo operativo es el manejo integrado de plagas adaptadas a las condiciones agroclimáticas de La Rioja y de acuerdo con la directiva del uso sostenible para el control de las enfermedades foliares de la remolacha azucarera y del trigo. Con los resultados se redactará un proyecto, el cual será directamente útil en todas las explotaciones agrarias de La Rioja donde se cultiven remolacha azucarera y trigo.
  • Se trata de que el agricultor pueda disminuir el empleo de productos fitosanitarios y al mismo tiempo no pierda efectividad en la lucha contra las enfermedades. Esto se consigue mediante el empleo de variedades más tolerantes a la enfermedad que ya están disponibles en el mercado, la realización de prácticas culturales concretas y finalmente, un uso racional de los productos fitosanitarios, que sin perder eficacia reduzca el empleo de materias activas.

 

El Ministerio de Hacienda excluye nuevamente a sectores y municipios afectados por la meteorología del pasado año en la orden adicional de módulos de IRPF

25 mayo, 2018

ARAG-ASAJA critica esta decisión y reclama que se considere su informe con las zonas y producciones afectadas para que se beneficien de esta medida

El Ministerio de Hacienda ha publicado hoy una orden adicional sobre la reducción de módulos fiscales para la actual campaña de la Renta que amplía  la publicada en el mes de abril, en la que ha vuelto a excluir la reclamación que solicitó ARAG- ASAJA a través de un informe con los municipios y producciones agrarias afectados por las inclemencias meteorológicas padecidas en 2017 y no contempladas por la normativa.

La organización agraria considera que esta medida supone un trato desigual con respecto al dispensado a estos mismos sectores en otras comunidades autónomas y critica la actitud de Hacienda que no ha tenido en cuenta al sector agrario riojano.

Los índices publicados se refieren a especies ganaderas y a ciertos cultivos entre los que no se han considerado algunos que en La Rioja sí se vieron seriamente afectados por la sequía, el pedrisco y la helada del año pasado, como son los cultivos herbáceos, el almendro y el olivar, los cultivos industriales y la fruta de hueso. En el caso de la ganadería extensiva y la apicultura, que sí los reconoció el Ministerio, ARAG-ASAJA reclamó unos índices menores, dadas las peores condiciones que ya arrastraban de campañas anteriores con las que han tenido que padecer la sequía pero Hacienda no lo ha considerado. Asimismo, la nueva orden no ha tenido en cuenta las producciones riojanas de  fruta de hueso, estimando únicamente la pera y la manzana, cuando la crisis padecida por este sector sí se ha reflejado en otras comunidades autónomas y ha vuelto a dejar fuera a municipios importantes  cuyo viñedo se vio perjudicado por la helada de abril de 2017, como Uruñuela, Fuenmayor, Alcanadre o Cenicero, entre otros. Tampoco han sido incluidas las producciones de la remolacha, alubia verde y el guisante, que se vieron perjudicados por las restricciones de agua.

ARAG-ASAJA lamenta la decisión tomada por el Ministerio, máxime cuando la organización  ha ofrecido una información que refleja las consecuencias en el campo riojano, seriamente afectado por la sequía y las heladas del pasado año, y alerta del abandono sufrido por parte de la administración competente en un año realmente complicado para todo el agro riojano, con unas pérdidas millonarias en las producciones y una rentabilidad muy reducida.

AIMCRA, SIAR, ARAG-ASAJA y la cooperativa El Cierzo participan en un proyecto para el control de la cercospora y la roya

25 julio, 2017

Las cuatro entidades han constituido un grupo operativo que intentará controlar las enfermedades de la cercospora en la remolacha y de la roya en el trigo, a través de una estrategia de manejo integrado de plagas. Todo ello mediante la combinación de las variedades menos sensibles a las enfermedades, el uso racionalizado de los fungicidas y la búsqueda del umbral de tratamiento óptimo con modelos de predicción de riesgo.

Este grupo operativo se pondrá en marcha en la próxima campaña en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, tendrá una duración de tres años, y ha sido cofinanciado por FEADER, Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y Gobierno de La Rioja.

Objetivos

El objetivo  principal del grupo operativo, y posteriormente del proyecto, es el manejo integrado de plagas adaptadas a las condiciones agroclimáticas de La Rioja y de acuerdo con la directiva del uso sostenible para el control de las enfermedades foliares de la remolacha azucarera y del trigo.

Se trata de que el agricultor pueda disminuir el empleo de productos fitosanitarios y al mismo tiempo no pierda efectividad en la lucha contra las enfermedades. Esto se consigue mediante el empleo de variedades más tolerantes a la enfermedad que ya están disponibles en el mercado, la realización de prácticas culturales concretas y, finalmente, un uso racional  de los productos fitosanitarios, que sin perder eficacia reduzca el empleo de materias activas.

Los resultados del proyecto serán directamente útiles en todas las explotaciones agrarias de La Rioja donde se cultiven remolacha azucarera y trigo.