Tras concluir el plazo de presentación y modificaciones de la PAC 2021, ya se han iniciado los procedimientos para llevar a cabo los necesarios controles administrativos y sobre el terreno que permitan asegurar que las ayudas llegan a los agricultores y ganaderos que cumplen todas las condiciones.

Sin embargo, y como novedad, los controles que se venían realizando sobre el terreno de forma puntual, y que suponían un 5% del muestreo total, se van a sustituir por controles por monitorización que este año afectarán a todas las solicitudes que se presenten, en todas las ayudas directas por superficie, en las ayudas de indemnización compensatoria en zonas de montaña y en la ayuda al mantenimiento de la ganadería extensiva.

Para ello, se han establecido tres tipos de incidencias:

  • Verde: Se ha podido confirmar que se cumple con las condiciones de las reglas automáticas establecidas para el escenario y régimen de ayuda o medida de apoyo declarado.
  •  Amarillo: No existe evidencia concluyente de cumplimiento o incumplimiento de las reglas de elegibilidad establecidas.
  • Rojo: Se ha podido confirmar que no se cumplen las condiciones de las reglas de elegibilidad establecidas.

Por este motivo, hasta el 31 de agosto se podrá corregir la solicitud, sin penalización, o presentar pruebas que demuestren que la parcela ha sido declarada de forma correcta (fotos geo-referenciadas), de aquellos recintos que se comunicarán al interesado porque el control determine que son dudosas o rechazadas.