A partir de hoy, regar un cultivo supondrá para muchos agricultores riojanos un sobrecoste de hasta el 50% durante el mes de agosto por la entrada en vigor de las nuevas tarifas eléctricas que el Gobierno ha aprobado. 

En concreto, los cambios incorporan nuevos tramos horarios dependiendo del día, mes y zona, incrementando los periodos más caros y reduciendo los más baratos justo en los momentos en que el riego es más necesario para los cultivos.

De tal forma que, según las estimaciones de ARAG-ASAJA, la subida supondrá en muchos casos un sobrecoste que se situará entre el 37% al 50% durante el mes de agosto, afectando de forma significativa a los cultivos que requieren de energía eléctrica para ser regados.

Un golpe para el sector que ARAG-ASAJA ya venía advirtiendo, y por lo que reclamó al Gobierno que reconsiderase su decisión ya que de lo contrario este brutal incremento de costes tendrá un reflejo directo no solo en la rentabilidad del agricultor, que ya es grave, sino también en la necesaria modernización del regadío ya con esta subida se está penalizando las importantes inversiones que se han hecho en regadíos de La Rioja.