ARAG-ASAJA suscribe la queja que ASAJA Nacional ha interpuesto ante el Defensor del Pueblo por el reiterado incumplimiento de la Ley que reconoce la posibilidad de disponer de dos potencias diferentes a lo largo de 12 meses, en función de las necesidades del suministro. Tres años después de que la ley fuese modificada para recoger la doble potencia sigue sin desarrollarse la regulación de la ley que permita suscribir contrato alguno que posibilite a los regantes disponer de dos potencias eléctricas diferentes.

La organización ha reclamado a lo largo de todo este tiempo, sin obtener respuesta alguna, tanto al Ministerio de Agricultura como al de Transición Ecológica, la necesidad de poner en marcha esta modalidad de contrato, máxime cuando los costes eléctricos se han disparado últimamente llegando a ser inasumibles por los agricultores.

ASAJA considera de vital importancia poner solución urgente a este sobrecoste millonario que supone para los agricultores no disponer de una doble tarifa eléctrica y que les obliga a pagar por una potencia que no usan. Y espera que el Defensor del Pueblo resuelva definitivamente este contencioso que perjudica gravemente a los agricultores de regadío.