Con motivo de la generalización de la vendimia la próxima semana, ARAG-ASAJA advierte a los agricultores que la labor inspectora durante esta campaña se centrará en el control de la normativa sobre seguridad social, empleo, extranjeros y prevención de riesgos, así como el control del cumplimiento del Convenio agropecuario en vigor, especialmente, por lo que se refiere al alojamiento y medidas Covid.

En concreto, el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de ARAG-ASAJA recuerda a aquellos agricultores que van a facilitar alojamiento a sus trabajadores, la obligatoriedad de realizar, a través de una empresa de prevención de riesgos laborales, una evaluación previa de la vivienda, así como garantizar los EPIs necesarios para el desarrollo de su trabajo.

Por este motivo, la organización recomienda a los agricultores con trabajadores que se pongan en contacto con la oficina más cercana para que los técnicos de ARAG-ASAJA evalúen cuanto antes los alojamientos y cumplan así con todas las medidas sanitarias y de prevención de riesgos laborales que están establecidas.