El Ministerio de Agricultura ha anunciado que la próxima convocatoria del Plan Renove de maquinaria agrícola se activará en los primeros días de junio con una dotación de 6,55 millones de euros.

Una cantidad que para ARAG-ASAJA es insuficiente y escasa para afrontar una renovación del parque de maquinaria dados las nuevas exigencias medioambientales a las que se va a obligar a los agricultores y ganaderos en los próximos años: reducir un 50% el uso de fitosanitarios y rebajar, como mínimo, un 20% el uso de fertilizantes.

Por este motivo, ha reclamado “más fondos” al Ministerio o de lo contrario el presupuesto volverá a agotarse en horas como viene siendo la tónica habitual durante los últimos años.

Cabe recordar que finalmente la convocatoria de este año contará con una asignación inicial de 4 millones de euros para la línea de adquisición de equipos de aplicación localizada de purines, y 2,55 millones para el resto de máquinas subvencionables, como tractores, máquinas automotrices (equipos de recolección, de aplicación de fitosanitarios o de fertilizantes), y máquinas arrastradas y suspendidas a vehículo tractor (sembradoras, cisternas, abonadoras, entre otras).