En el ecuador del mes de agosto la campaña de la fruta comienza a generalizarse, por ello, ARAG-ASAJA recuerda a los agricultores las cuestiones que deben tener en cuenta a la hora de contratar mano de obra y de cara a la prevención de riesgos laborales.

Por un lado, la organización agraria recomienda que para garantizar la seguridad de los trabajadores como de los agricultores y así evitar contagios, se realicen pruebas PCR antes de comenzar las labores, cuyo coste volverá a asumir el Gobierno de La Rioja. Los agricultores interesados pueden pedir cita previa mediante la aplicación para el Trabajador Agrícola Desplazado (ATAD) habilitada por Agricultura para tal fin, o en cualquiera de las oficinas de ARAG-ASAJA. Respecto a la vacunación de los trabajadores agrícolas, según anunció el Ejecutivo, cualquier empresa, entidad o particular podrá solicitarla, llevándose a cabo ésta siempre que se cumpla con la pauta establecida.

Por otra parte, se recuerda la obligación del empresario agrario de proporcionar alojamiento, si fuera necesario, así como de realizar la preceptiva evaluación de riesgos previa a la contratación del trabajador, además de las pautas que debe seguir para garantizar la protección de la salud: limpieza y desinfección de vehículos, vivienda, así como dotar de gel hidroalcohólico, mascarillas, tomar la temperatura, etc.

ARAG-ASAJA valora el esfuerzo que ha demostrado el sector agrario desde que comenzase la pandemia adaptándose y garantizando en todo momento la seguridad de los trabajadores, cuestión que se puso de manifiesto la pasada campaña con el bajo nivel de positividad detectado el año pasado.