El sector vitivinícola español contará a partir de esta campaña 2021/2022 con una nueva herramienta para mejorar el funcionamiento de su cadena de valor: los contratos tipo homologados.

En este sentido, ARAG-ASAJA pone a disposición de todos sus socios estos nuevos contratos homologados de compra/venta de uva y vino que recientemente ha reconocido el Ministerio de Agricultura para su aplicación en todo el territorio nacional.

Una iniciativa necesaria, propuesta por la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) y apoyada por ARAG-ASAJA, con la que se busca mejorar el funcionamiento, la estabilidad y la transparencia de la cadena de valor vitivinícola.

Entre otras cláusulas, los contratos establecen el objeto, el precio, la forma de pago, las condiciones de pago y entrega, calidad, trazabilidad, duración y prórroga. Además, y como novedad, por primera vez los contratos se han diseñado para las tres próximas campañas con el objetivo de favorecer una de las reivindicaciones de Asaja: favorecer los contratos plurianuales en el sector vitivinícola para dar una mayor estabilidad al sector.

Este documento de carácter voluntario se diferencia de otros contratos mercantiles privados en que contiene una cláusula de control, seguimiento y vigilancia del cumplimiento del mismo, cuya tarea recae sobre la Comisión de Seguimiento constituida a tal efecto en el seno de la OIVE.